¿Por qué se están divorciando cada vez más los caleños?

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

¿Por qué se están divorciando cada vez más los caleños?

Marzo 31, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Cuánto cuesta divorciarse en Cali 01

Imagen de referencia. Divorcio.

Archivo de El País

El pasado 19 de diciembre Fabiola (*) y Rubén (*) celebraron sus 25 años de casados con un viaje en crucero por el mar Caribe. A pesar de que en ese entonces la relación no marchaba bien, los esposos decidieron realizar el paseo como una última oportunidad para “salvar” su matrimonio.

Pero la cosas no funcionaron. El 28 de febrero del presente año, la pareja rompió su relación conyugal de manera definitiva en una notaría de la capital del Valle.

“Fue una decisión que se tomó en mutuo acuerdo por todos los problemas que tuvimos durante el tiempo que estuvimos juntos: hubo infidelidad, irrespeto y hasta maltrato físico. La confianza se perdió y al final él me decía que tenía derecho a ser feliz y que conmigo no lo era, y yo también pensaba lo mismo. El amor se había acabado y no podíamos seguir sosteniendo ante la sociedad un hogar que no existía”, relató Fabiola.

Lea también: Corte Constitucional mantiene las causales del divorcio en Colombia

Esta ruptura hace parte de los 365 divorcios que se han efectuado en Cali en lo que va corrido del presente año. Un fenómeno que viene en aumento no solo en la ciudad sino en el departamento y en el país.

En efecto, de acuerdo con el más reciente informe de la Superintendencia de Notariado y Registro, en la capital del Valle hubo 2166 divorcios durante el 2018, 66 más que en el 2017, en el que hubo 2112.

Este registro hace de Cali la segunda ciudad en el país con más separaciones de carácter civil, después de Bogotá, con 5402 en el 2018. El tercer lugar lo ocupa Medellín con 1657 rupturas para ese mismo año.

Por su parte, en el Valle, el panorama se mantiene: en el 2017 hubo 3935 separaciones de carácter civil, 3961 en el 2018, mientras que este año ya van 614.

Entre tanto, en Colombia también los casos vienen en alza ya que en el 2017 hubo 23.053 divorcios, en el 2018 23.422 y este año el registro llega a 3.295 separaciones.

Es importante precisar que la semana pasada la Corte Constitucional ratificó las causales de divorcio en el país, luego de que se no prosperaran dos demandas que llegaron al despacho del magistrado Alejandro Linares, las cuales buscaban cambiar las reglas de juego permitidas para una ruptura conyugal de carácter civil.

Pero ¿por qué se están divorciando los caleños?

Para Diana Pardo, psicóloga clínica y especialista en terapia de pareja, las razón principal por la que más se están separando las personas es porque no existe conexión emocional entre ellas, es decir, “dejan de conquistarse y de compartir tiempo juntos, para dedicarse a trabajar y, si tienen hijos, a ser papás”.

“Otro de los motivos de las rupturas está relacionado con la violencia psicológica. Las personas se vuelven muy exigentes entre sí y en lugar de decirse las cosas de manera bonita, todo el tiempo se están juzgando y maltratando verbalmente con palabras como: tú no sirves para nada, eres un fracasado o una chismosa”, explicó Pardo.

Entre tanto, la experta señaló que la falta de sexo entre los cónyuges también hace que la relación se vuelva monótona y termine por acabarse.

“Las parejas no priorizan este tema y lo dejan para cuando tengan ganas o tiempo, entonces se vuelven compañeros de apartamento. Yo he atendido personas que llevan hasta cinco o siete años sin tener sexo. Por eso, lo que yo recomiendo es que quienes lleven más de dos años tengan relaciones sexuales mínimo dos veces por semana”, indicó la psicóloga.

Entre tanto, la sexóloga y terapeuta de pareja, Ana Cristina Mallarino, sostuvo que los divorcios vienen en aumento no solo en Cali sino en el resto del país, debido a que en la sociedad cada vez más “hay un desprestigio del matrimonio como institución y concepto” porque los millennials y la gente, en general, ya no creen que pueden estar con una persona toda la vida.

“Ahora el matrimonio se considera harto, monótono y aburridor. Hay algunos que hasta dicen que estar con una persona toda la vida es como hacer el amor con el hermano o hermana. Esta situación me ha permitido analizar que la curva de lo erótico en las parejas va en descenso, mientras que la afectiva en ascenso, y termina convirtiéndose en un sentimiento fraternal. Entonces las personas se divorcian porque piensan que se acaba la química, la pasión y, por ende, el amor”, aseveró Mallarino.

Por eso, la experta considera clave que, para que los matrimonios y las relaciones de pareja en unión libre sean duraderas, en estas debe haber una buena y permanente comunicación.

“Hay que regar y alimentar el amor porque este es como un ser vivo, al que hay que darle vitaminas y ayudarlo a que crezca, porque sino se muere. También es importante que las personas acudan a ayudas cuando vean que la relación se está deteriorando”, concluyó la experta.

Con 2116 casos Cali fue la segunda ciudad de Colombia con más divorcios en el 2018. El primer lugar lo ocupa Bogotá con 5402 registros y el tercero Medellín con 1657.

Divorcio y crisis social

De acuerdo a Monseñor Luis Fernando Rodríguez, presidente del tribunal interdiosesano de Cali, los divorcios están generando una crisis en la sociedad que es preocupante.

“Es una situación que lleva a que las víctimas sean dos: los niños y la sociedad en general ya que como sean las familias serán las sociedades. Es triste ver como cerca del 60 % de los bautismos que estamos haciendo en la iglesia católica vienen de familias disfuncionales o son realizados por madres cabeza de hogar”, sostuvo Rodríguez.

Entre tanto, para Ariel Castro, pastor de la iglesia cristiana Casa Sobre la Roca, la principal razón del divorcio entre las parejas es la ausencia de Dios en las vidas humanas.

“La presencia de Dios hace que las personas tengan un compromiso primero con él y después con cónyuge. Si el Señor no está presente en nuestras vidas, se generan inseguridades y decisiones dividas de los principios como el amor, la fidelidad y la esperanza”, dijo Castro.

Un divorcio puede costar cerca de $300.000, incluida la liquidación de de la sociedad conyugal sin bienes. A esto se le suma lo que cobre el abogado por acompañar este proceso.

El divorcio legal

El Código Civil Colombiano establece que en el país existen nueve causales de divorcio para evitar malentendidos y demandas sin justa causa.

Ellas son: incumplimiento de los deberes conyugales que exige la ley, maltrato intrafamiliar, consumo habitual de bebidas alcohólicas, consumo de sustancias alucinógenas, una enfermedad que no tenga cura y que, por ende, ponga en riesgo la salud de la otra persona, conductas pervertidas o corruptas, separación de los cuerpos por más de dos años y el acuerdo mutuo entre los dos cónyuges.

Justamente, la semana pasada, la Corte Constitucional rechazó dos demandas que pretendían cambiar dichas causales de divorcio en el país.

En uno de los casos demandados, Álvaro Janner Gélvez Cáceres exigía que se pudiera dar un divorcio libre pues cada individuo está en la capacidad de elegir que estado civil desea.

Por su parte, Olga Cecilia Lopera Bonilla cuestionó las causales entre un matrimonio civil y religioso, sobre la premisa básica de que estas uniones son instituciones comparables ya que ambas son formas de contraer matrimonio que producen los mismos efectos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad