¿Por qué cae en las encuestas? El Presidente Iván Duque se confesó con El País

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

¿Por qué cae en las encuestas? El Presidente Iván Duque se confesó con El País

Diciembre 02, 2018 - 08:00 a.m. Por:
María Elvira Domínguez y Diego Martínez Lloreda / El País 
Iván Duque, presidente de Colombia.

Iván Duque, presidente de Colombia.

Giancarlo Manzano / El País

Si algo ha demostrado Iván Duque en los ciento y ‘pico’ días que lleva en la Presidencia es que su estilo de gobierno es muy diferente del de Álvaro Uribe, con quien insisten en compararlo.

Su estilo firme, pero conciliatorio, generó desconcierto en un sector del uribismo, hecho que a Duque no le quita el sueño. “Lo importante, enfatiza, es que estamos gobernando para cumplir el programa de gobierno con el que fuimos elegidos”.

En esta entrevista con El País, el Mandatario habla sin tapujos de los 100 convulsionados días que completó en el poder, explica el porqué de su polémica Ley de Financiamiento, cuenta su visión sobre el tema de la educación superior y se compromete con la seguridad de Cali.

¿Valió la pena someterse al desgaste que causó el anuncio de extender el IVA para toda la canasta familiar, para luego retirar esa iniciativa sin pena ni gloria?

Yo creo que sí valió la pena presentarle al país una reforma que busca generar equidad. Colombia es un país en el que más del 50 % de las personas están en la informalidad laboral, tenemos una de las tasas de desempleo juvenil más altas de América Latina. Si queremos un país que genere equidad, tenemos que buscar los empleos para que esas personas tengan una mejor calidad de vida. ¿Quién genera esos empleos? La micro, pequeña, mediana y gran empresa, y esas empresas no están generando esos puestos de trabajo por la carga de impuestos que tienen.

"Yo puedo cometer errores que, seguramente, pueden afectar percepciones del ciudadano, pero lo que nadie me puede decir es que no estamos gobernando con nuestro plan de Gobierno"
Iván Duque
Presidente de Colombia

Lo que queríamos era bajar la carga a los que generan empleo para que contraten más personas. Y corregir la inequidad en el impuesto de IVA. Es absurdo que de cada $100 que una persona de estrato 6 se gasta en el mercado, $27 se los devuelva el Estado por cuenta de exentos y excluidos de IVA. Y a las personas más vulnerables apenas les devuelven $7. Eso nos obligó a presentar una reforma para la equidad.

Lo del IVA no se logró y eso es parte del juego democrático, pero hay que intentarlo, buscando que a las personas más pobres de Colombia les podamos quitar el 100 % del IVA. Eso no se logró y ahora tenemos que buscar otras herramientas, pero lo cierto es que aparte de necesitar estas reformas para la equidad, recibimos un presupuesto desfinanciado en $14 billones y ahí están los subsidios eléctricos, los subsidios de gas, Familias en Acción y Programa de Alimentación Escolar sin financiamiento. Hicimos lo responsable, escuchamos al país que no estaba de acuerdo con esta propuesta y lo que se debe hacer ahora es ver cómo conseguimos esos recursos.

Lea también: Duque presentó el balance de sus primeros 100 días de Gobierno

Con el esfuerzo que hicieron el Gobierno y el Congreso se va a conseguir la mitad de los recursos previstos inicialmente. ¿Este ejercicio va tocar hacerlo todos los años?

Espero que no. De hecho, la razón por la que estábamos buscando corregir temas estructurales es justamente para no estar haciendo reformas a cada rato. Colombia ha tenido 14 reformas tributarias en los últimos 25 años y nosotros lo que queríamos era no solo hacer reformas para buscar recursos, sino para generar empleo, para generar crecimiento económico.

Hay una cosa dramática: Colombia es un país que tiene un ingreso per cápita de menos de US$7000 y acabamos de entrar a la OCDE, ¿cuánto nos tomaría llegar al ingreso per cápita del resto de los países de la OCDE? 50 años creciendo a la tasa que estamos creciendo hoy o a 20 años creciendo al 7 %. Hay que poner esta economía a crecer a esos niveles y para hacerlo tenemos que hacer reformas que incentiven la inversión, la contratación, y es lo que nosotros buscamos con la parte del fomento empresarial de la ley de financiamiento. Entonces, creo que si hacemos lo correcto y reactivamos esta economía, no vamos a tener que estar haciendo esto cada dos años.

¿Usted va a insistir, en el mediano plazo, en hacer esa reforma que le permita al país crecer?

Lo que estamos buscando es gravar sobre todo a las personas de mayor ingreso, pero no con ánimo de persecución, ni asfixiarlos, sino que tributen un poco más para obtener unos recursos.

Pero yo puedo decir con tranquilidad, primero, que las personas que no pagan renta no van a pagar, que las personas que hoy pagan renta no van a pagar más, salvo aquellas que tengan ingresos superiores a 40 millones de pesos. Vamos a introducir medidas para los dividendos, vamos a tener una tarifa marginal para patrimonios personales de más de $5000 millones, todo eso nos permite tener ingresos, y lo otro es lo que logremos por la eficiencia de la Dian, la capacidad de fiscalización, la facturación electrónica, entonces creo que estamos integrando un paquete bueno. Además, el Gobierno se está amarrando el cinturón, el año entrante vamos a generar ahorros por más de un billón de pesos y esperamos llegar a más de 6 billones de pesos en los próximos años.

¿No fue darle munición a la oposición pretender ponerle el IVA a la canasta familiar?

Primero, hay muchas personas que no son conscientes de que hoy, por cuenta de las reformas tributarias del pasado, el 53 % de la canasta familiar tiene un IVA del 19 % y no hay ningún mecanismo de compensación para los más vulnerables. Lo que nosotros pretendíamos era ampliar la base, pero a 4 millones de hogares colombianos devolverles el 100 % del IVA. Yo espero que algún día ese debate se pueda dar sin tanta complejidad política y puedo decir que no vamos a gravar ningún producto de la alimentación básica, pero vamos a tratar de preservar los objetivos de la reforma en materia de generación de empleo y buscar otras fuentes de financiamiento que nos permitan poner la economía a crecer lo suficiente para generar los empleos de calidad que Colombia requiere.

¿El problema de fondo es que el Estado colombiano gasta más de lo que le ingresa?

Hay realidades que la ciudadanía tiene que ver: hoy en día más del 70 del ingreso del impuesto de renta lo pagan 4000 empresas, tenemos un país donde hay 22 millones de personas ocupadas, 8 millones de colombianos cotizan en la salud y pensión, y los colombianos que declaran renta son 2.700.000. Entonces, el país, con toda la razón, reclama más inversión, más educación, más salud, más vías, más pie de fuerza de la Policía, más vías terciarias, pero necesitamos también encontrar los ingresos para financiar esto. Ese es el reto que tenemos, cómo logramos los recursos para brindar equidad.

"Yo hago autocrítica constante y siempre estamos dispuestos a mejorar, pero mi tranquilidad es que estamos gobernando con nuestro programa de gobierno"
Iván Duque
Presidente de Colombia

¿Mi obsesión cuál es? Colombia tiene 500.000 personas que no tienen luz eléctrica; hay 432 municipios de Colombia donde la calidad del agua que reciben no es apta para la salud; tenemos 364 municipios que están a dos horas de la cabecera más cercana, una exclusión geográfica tremenda. Mi idea es construir un país de equidad y a eso no se llega por decreto, como quieren los demagogos, eso tiene que ser con pedagogía y la pedagogía tiene que ver con ser capaces de generar la inversión y el desarrollo empresarial suficiente para que haya más puestos de trabajo, más ingresos para los que invierten y para que haya más ingresos para la Nación para poder solventar esas deudas sociales acumuladas.

Pasando a los temas políticos, hay gente, inclusive cercana al Gobierno, que dice que a usted le ha faltado un escudero, un Serpa en la época de Samper, una persona que lo ayude, que ponga la cara, y que a usted le ha tocado ese rol que es muy desgastante, ¿usted no siente que le ha faltado una persona que ponga más la cara, que lo ayude políticamente frente a la oposición que es tan agresiva?

Yo creo que todos los gobiernos van encontrando figuras que sobresalen en el ejercicio de la función pública. Lo que yo les pido a los ministros todos los días es que asuman, no solamente el rol técnico, que lo hacen bastante bien, sino que asuman también la responsabilidad política que viene con sus cargos, pero no porque tengan que defenderme, es porque el país quiere ver a los ministros enfrentando sus temas. Entonces, yo creo que sí, eventualmente ha habido un proceso de adaptación, pero tengo la aspiración de verlos cada vez más apersonados de su responsabilidad política.

¿Pero siente que le ha tocado frentear más de la cuenta?

Lo que pasa es que a mí me gusta poner la cara y yo tengo una vocación de hablarle a la ciudadanía. Llevamos 16 talleres Construyendo País, donde escuchamos a la comunidad, los reclamos, las cosas que les gusta y las que no, yo espero que esos escenarios que estamos construyendo también les permitan a más miembros del gabinete proyectarse en la responsabilidad política que ejercen.

¿No cree que fue precipitado llevar al Congreso, simultáneamente, tres proyectos tan importantes como la Ley de Financiamiento, la reforma a la Justicia y la reforma política para esta legislatura?

Yo no creo. Era importante presentarle al país una agenda clara de reformas. Si usted me dijera que escoja una cosa de la reforma política que sea un cambio trascendental, yo le diría que acabar con el voto preferente, tener la lista cerrada; si usted me preguntara qué es lo más importante de la reforma a la Justicia, yo le diría muchas cosas, quizás el precedente judicial es un gran avance, quizás el buscar un mejor sistema de Gobierno es muy importante, entonces han sido dos reformas que han tenido bastante discusión y debate; si usted me pregunta por la Ley de Financiamiento, nosotros lo que estamos buscando acá es tomar las decisiones para poner esta economía a crecer ya, a generar inversión ya, a mejorar la calidad del empleo ya.

Lea también: Se caen otras propuestas de la reforma tributaria de Duque

Entonces, sí es ambicioso; y sí, mucha gente dice que para qué se aventuran en esto cambiando el relacionamiento institucional, pues yo creo que esta es una gran prueba para la democracia colombiana y un gobierno tiene que, desde el comienzo, plantear su agenda. Ahora, una cosa que yo tengo clara, es que la labor entre el Congreso y el Ejecutivo tiene que ser compartida, a mí no me gustan las aplanadoras, a mí me gusta la deliberación democrática y construir en un escenario de deliberación, yo fui congresista, estuve en la oposición y al mismo tiempo respaldé iniciativas del Gobierno cuando le servían al país y mi motivación nunca fue a base de trueques, mi motivación era buscar soluciones y yo veo en el Congreso gente muy buena que quiere propiciar este tipo de encuentros a partir de visiones de país y eso nos ayuda.

¿Le sorprendió la vertiginosa caída de su favorabilidad en las encuestas?, ¿a qué la atribuye?

Las encuestas son fotos de momentos, uno tiene que analizarlas todas, analizarlas con humildad y hacer reflexiones, pero uno no puede gobernar para las encuestas, un gobernante que gobierna para las encuestas no tiene rumbo, no tiene brújula. Yo tengo la tranquilidad que desde el momento en que llegué a la Presidencia estoy gobernando con el programa de gobierno por el cual votaron más de 10 millones de colombianos, yo no me estoy saliendo de ninguna de las propuestas que hicimos y, por el contrario, en 111 días hemos cumplido mucho.

Yo dije ‘vamos a retirar a Colombia de Unasur’ y cumplimos; dije ‘vamos a denunciar a Maduro ante la Corte Penal Internacional con el apoyo de otros mandatarios’, nadie creía, y firmaron el presidente Macron, el Primer Ministro Trudeau, seis gobernantes de América Latina; nosotros dijimos que íbamos a suprimir trámites innecesarios, a racionalizarlos, digitalizarlos, llevamos 70 trámites, vamos para 100 antes de terminar el año y 800 el año entrante; yo dije que vamos a buscar la prohibición del consumo y porte de drogas en las calles de Colombia para proteger a los niños, le cumplimos al país; yo dije que íbamos a hacer un esfuerzo muy grande para poder pagarle al adulto mayor no cada dos meses, sino mensualmente, y estamos avanzando en esa dirección; yo dije que íbamos a tener el programa de contratistas visibles, lo lanzamos con el Ministerio de Transporte; yo dije que íbamos a tener un cuarto de reactivación económica en materia de infraestructura para desentrabar proyectos, acabamos de desentrabar Bucaramanga-Barrancabermeja-Yondó, acabamos de desentrabar Villavicencio-Yopal, la transversal de Sisga y para el mes de marzo esperamos que el 70 % de los proyectos 4G estén desentrabados. Nosotros estamos todos los días con el programa de Gobierno cumpliendo y cumpliendo.

¿Eso quiere decir que a usted que no le importa tomar decisiones, así sean impopulares si las considera buenas para el país?

Para eso lo eligen a uno Presidente de la República, el Presidente tiene que pensar siempre en el interés superior del país. Hay una gran ventaja en esta situación, volvimos a gobiernos de 4 años, yo no tengo la tentación de la reelección en frente y no tengo que estar gobernando para que mis decisiones me favorezcan electoralmente, yo tengo que estar pensando en cómo las decisiones que tomo le sirven al país en el corto, en el mediano y en el largo plazos.

Si usted me dice que hay que tomar decisiones para nosotros avanzar a que el entendimiento con los distintos grupos sociales parta de la base de no estar negociando todo por la presión, sino con la racionalidad, porque es que adonde yo voy en el país, me encuentro con un acuerdo de un paro en el pasado que nadie dimensionó fiscalmente, entonces, si hay una protesta porque están requiriendo una acción del Estado, cualquier respuesta mía debe que ser responsable, no difiriendo los problemas en el tiempo. Esa actitud es la que me da a mí la tranquilidad de estar haciendo lo que el país requiere y, por supuesto, no puedo ser arrogante y despreciar cualquier expresión de la ciudadanía.

¿Qué mensaje les mandaría a esos sectores del Centro Democrático que esperaban que usted fuera más confrontador?

Yo nunca he sido agresivo, soy una persona firme en mis convicciones. Por ser firme en mis convicciones ejercí un liderazgo dentro del partido frente al plebiscito; por tener firmeza en mis convicciones gané la nominación al interior del partido; por tener firmeza en mis convicciones gané una consulta, una primera, una segunda vuelta, y por tener firmeza en mis convicciones estamos gobernando con el programa de gobierno.

Lo grave es que un gobernante engañe al elector y haga lo contrario que dice el programa de gobierno. Yo puedo cometer errores, pero tengo la gran tranquilidad en mi conciencia de que estamos gobernando para cumplir el programa de gobierno con el que fuimos elegidos.

¿Cómo interpreta usted la ya famosa frase del expresidente Uribe de que “si Duque no endereza, nos va a ir muy mal”?

Yo no sé el contexto en que dijo eso, el expresidente Uribe en un video posterior a ese expresó que se refería a la reforma tributaria, yo lo que le voy a decir es: a Colombia hay que enderezarle el camino de muchos problemas que envejecieron mal, yo quiero enderezar al país frente a los cultivos ilícitos, no puede ser que en los últimos años en el país se haya pasado de 50.000 a más de 180.000 hectáreas, hay que enderezar el camino para ponerle freno a esos cultivos ilícitos, hay que enderezar ese camino negativo que lleva de violencia contra líderes sociales; al país hay que enderezarle el camino que tiene de estar asfixiando con impuestos a los que generan empleo; al país hay que enderezarle la situación de vulnerabilidad energética; al país hay que enderezarle que haya tantos proyectos de cuarta generación en infraestructura paralizados.

Aterrizando a la realidad, ¿sí es posible sacar adelante la agenda legislativa del Gobierno sin darles mermelada a los congresistas?

Los colombianos no podemos seguir entendiendo la política como un ejercicio de trueques, yo respeto al Congreso, tengo muy buena relación con muchos congresistas, pero uno de los postulados del programa de gobierno, que está en las 203 propuestas, es justamente tener un trato respetando la independencia en las instituciones y con la mayor transparencia; claro que eso tiene costos, tiene costos en que la agenda legislativa se pueda demorar más, trae costos en que muchos proyectos no salgan adelante, pero el país necesita un entendimiento mucho más transparente entre las instituciones y además yo veo liderazgos y los partidos políticos que quieren construir a partir de ahí la coalición de gobierno que nosotros hemos construido respeta y reconoce eso. Tenemos que elevar la calidad de la política.

¿Cómo interpretar que los rectores de las universidades se declaren satisfechos con el acuerdo al que llegaron con el Gobierno y los estudiantes sigan reclamando más?

Colombia tiene una deuda histórica con la educación, no solo con la superior, con toda la educación con la atención integral a la primera infancia, con la jornada única, con los maestros, con la educación superior, y desde el primer día, cuando llegamos a la Presidencia, le dije a la Ministra: ‘vamos a hacer el esfuerzo para que Colombia tenga el presupuesto más alto en materia educativa’. Nosotros recibimos una propuesta presupuestal con 37 billones, la dejamos con más de 41, el presupuesto más alto que ha tenido la educación; después dijimos ‘vamos a trabajar en la atención a la pequeña infancia’, le dimos 48 % más recursos, mejorando además sus prácticas de contratación; le apostamos, además, en estos cuatro años a duplicar la jornada única, hemos lanzado el programa ‘Generación E’ que busca gratuidad, excelencia, inversión, y escuchando las voces de los maestros, de los rectores, de los estudiantes, porque yo no soy antagonista de los estudiantes, dijimos ‘vamos a dar un mayor impulso a la educación pública’ y hemos logrado un aumento muy importante. La semana pasada le dije a la Ministra: ‘demos un salto adicional y no nos podemos mover más de ahí’, 3.5 adicional en la base en el 2019 y 4.5 en el 2022, son esfuerzos monumentales. Espero que los estudiantes valoren ese esfuerzo, y que sepan que ese esfuerzo no se había visto en Colombia y, adicionalmente, logramos un billón de pesos del sistema de regalías para invertir en la calidad de la infraestructura educativa pública.

Entonces, hay que tener tranquilidad, respeto, paciencia frente a los reclamos de los estudiantes, pero hemos tratado de responder con eficacia, con un gran referente histórico de mayor aporte a la universidad pública, pero nosotros no podemos comprometernos a lo que no se puede conseguir porque eso me convertiría en un demagogo; prefiero ser un pedagogo que le hable a la ciudadanía y le diga cuál es el esfuerzo que se puede hacer, cuánto nos cuesta y qué esperamos lograr con él.

Un tema importante es el de la migración de venezolanos a Colombia, ¿no se desbordó ese problema?

Hoy Colombia enfrenta la mayor crisis humanitaria y la mayor crisis migratoria que haya visto América Latina, más de un millón de hermanos venezolanos. ¿Puede Colombia darse el lujo de cerrar la frontera? Si la cierra, los venezolanos van a pasar por otros lados, entonces es muy importante que nosotros digamos que, primero, aquí hay solidaridad, aquí hay fraternidad y aquí hay un orden institucional. Desde el primer día de este Gobierno le elevamos el perfil a este problema, lo llevamos a la comunidad internacional, a la ONU, lanzamos un documento Conpes de respuesta integral, y si manejamos bien esta situación, lo que hoy es un reto en términos económicos y sociales, se puede convertir en un gran beneficio. El deber nuestro es acompañar este proceso, pero también hacer un llamado a la comunidad internacional para que haya unos mecanismos de protección temporal migratoria, para que la mayor responsabilidad no caiga solo sobre Colombia .

“Yo lo que le pido a cualquier persona que quiera criticar mis acciones y que haya votado por mí es que revise el programa de gobierno con el que gané las elecciones y se van a dar cuenta de que ahí está la partitura del Gobierno”.

Ecuánime y firme

Una característica que usted ha mostrado en estos 100 días de Gobierno es que tiene un talante conciliador, pero, ¿con la oposición tan agresiva y radical no se requiere una posición más firme?

Primero, yo soy una persona de carácter y al mismo tiempo soy una persona ecuánime, tengo firmeza para defender mis ideas, pero lo que no voy a hacer es a convertir la Presidencia en un púlpito polarizador, mi deseo es que la Presidencia de la República se sitúe en el interés de los colombianos, en construir una visión de país donde quepamos todos y donde podamos invitar todos a construir. Yo lo dije en campaña: soluciones, no agresiones, y estamos invitando a construir un plan de desarrollo que se llama ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’. ¿Alguien se puede oponer a la equidad?, ¿alguien se puede oponer a que tengamos mejor salud, una mejor educación, una mejor infraestructura?, no. Lo que yo quiero es invitar a todos los colombianos a que sumemos propuestas y soluciones, y no dejemos que al país lo incendien, porque ese camino de incendiar el país, de convertir todo en una exacerbación, a mí me parece que es errático. Entonces, la invitación siempre va a ser a buscar la unidad de los colombianos.

Gratitud al partido

¿Está satisfecho con el apoyo que ha recibido del partido que lo llevó a la Presidencia?

Yo tengo mucha gratitud con mi partido. En la democracia siempre hay coincidencias y discrepancias, una de las cosas que yo siempre rechacé eran esos partidos regidos por una disciplina para perros, partidos cerreros en sus posturas, que no permitían la deliberación. A mí me parece importante que en los partidos haya deliberación y en el CD hay vertientes, hay posturas, ideas, coincidencias, pero también diferencias. Lo importante es que el partido nos ha venido acompañando y hay temas donde hemos tenido diferencias y hemos tratado de buscar cómo zanjarlas, pero me siento contento de ver la forma como el partido ha apoyado nuestra agenda legislativa.

"Estoy jugado con el tema de la seguridad de Cali"

Los caleños sentimos que la violencia que vive la ciudad no es endógena, es una violencia que proviene de un entorno complicado por los grupos armados, por el narcotráfico, y sentimos que sin el apoyo de la Nación, no vamos a poder acabar el espiral de la violencia, ¿está el Gobierno de Iván Duque decidido a apoyar a Cali en esta aspiración?

Estoy jugado por la seguridad de Cali. En 100 días uno no corrige todos los males, en 100 días uno no refunda la República, en 100 días uno no alcanza una transformación integral de una sociedad, sería ingenuo pensarlo, pero en 100 días pusimos en marcha el plan ‘Diamante’ y el plan ‘El que la hace la paga’; nosotros veníamos viendo en el departamento una tendencia creciente en la gran mayoría de delitos y cuando uno compara lo que ha ocurrido entre el 7 de agosto y hoy, yo puedo decir que sí se ve un cambio de tendencia, se ve una disminución en muchos delitos, no podemos cantar victoria todavía, pero logramos lo que queríamos, que era empezar a cambiar la tendencia, porque yo quiero que el año entrante, cuando cumplamos un año de Gobierno, yo pueda venir a Cali y mostrarles lo que hemos hecho para disminuir esas tendencias del delito. Claro que eso requiere pie de fuerza, atención, cámaras, cooperación… pero, sobre todo, requiere convertir esto en la gran prioridad de la ciudad, porque cuando yo defiendo la seguridad, la defiendo también por equidad, ¿dónde están los grandes afectados en la violencia en Cali? son las personas de menor ingreso, son las personas que están en las franjas de vulnerabilidad. Entonces, devolverle la seguridad a la ciudad, para mí, es un compromiso también con la equidad y voy a apoyar decididamente al alcalde Armitage y a la Gobernadora del Valle, pero la decisión nuestra de poner en marcha una agenda de legalidad y derrota al crimen organizado es una bandera fundamental de mi Gobierno, hemos hecho varios consejos de seguridad, hicimos uno en Cali, aquí he venido varias veces, tengo un gran afecto por esta ciudad que me acompañó en los albores de mi campaña y hoy tengo la decisión de jugármela por completo por la seguridad de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad