¿Mucha prisa? Se disparan las sanciones por exceso de velocidad en Cali

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

¿Mucha prisa? Se disparan las sanciones por exceso de velocidad en Cali

Julio 22, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Alta velocidad

La velocidad máxima permitida en las vías urbanas es de 60 kilómetros por hora, siempre y cuando sean corredores principales; en las vías internas de los barrios solo se puede transitar, como máximo, a 30 kilómetros por hora. En carretera las velocidades permitidas oscilan entre 80 y 100 kilómetros por hora.

Archivo El País

Los conductores caleños tienen prisa. Al menos eso muestran las cifras de sanciones impuestas por exceso de velocidad durante el primer semestre de este año, las cuales evidencian un incremento sustancial en los registros de la ciudad y que despiertan la preocupación de la autoridad de tránsito y expertos del ramo.

De acuerdo con el Observatorio de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, entre el primero de enero y el 30 de junio de este año se notificaron 24.526 multas a conductores que excedieron los límites de velocidad permitidos. Esta cifra representa 10.031 sanciones más que las que se impusieron en el mismo periodo del 2017, cuando se reportaron 14.495 multas por la misma infracción.

Este año los vehículos que más han sido detectados transitando a altas velocidades por las vías de la ciudad han sido los automóviles, que aglutinan 13.978 sanciones. Si bien, la cifra es alta, ha disminuido en comparación con las multas impuestas en años anteriores, pues en el mismo periodo del 2017 se reportaron 14.213 comparendos y en 2016 hubo 15.041 penalizaciones.

Por otra parte, las motocicletas han aportado este año 3043 multas por esta infracción al Código Nacional de Tránsito. Esto representa una cifra superior a los 2674 reportes que se evidenciaron en el primer semestre del año pasado, pero es menor a las 5475 sanciones que se impusieron en 2016 por exceso de velocidad.

Al respecto, el secretario de Movilidad Municipal, Juan Carlos Orobio, señaló que ve con preocupación el incremento en la velocidad de desplazamiento de los conductores caleños, pues la aceleración en las vías está teniendo una implicación en el número de accidentes que se están registrando en la ciudad.

Lea también: Sacar un carro de los patios, el dilema que castiga el bolsillo de los caleños

“El exceso de la velocidad en la ciudad es una de las principales causas de mortalidad en los accidentes de tránsito, sobre todo de peatones. Esto tiene que ver con un desorden de los conductores, es una tendencia que estamos viendo y en la que estamos trabajando para mitigarla”, afirmó Orobio, quien añadió que los excesos de los conductores se registran en mayor proporción en las autopistas Sur y Simón Bolívar.

Precisamente, en los primeros seis meses del presente año fueron los peatones los que más reportaron muertos en accidentes de tránsito, pues en ese periodo de tiempo fallecieron 66 personas que se movilizaban a pie. De hecho, esa cifra excede en dos personas el número de víctimas registradas en choques durante enero y junio del 2017, cuando se notificaron 64 peatones muertos.

Según explicó el funcionario, el incremento en el número de sanciones por exceso de velocidad se debe a que “hay un mayor esfuerzo de los agentes de tránsito en las calles, porque a principios de año se les definieron unas directrices para aumentar los controles al exceso de velocidad y de alcoholemia, como elementos fundamentales para proteger la vida de los caleños en la vía pública”.

Cabe recordar que la velocidad permitida en las vías de Cali varía de acuerdo a lo corredores, pues en las vías internas de los barrios el tope son 30 kilómetros por hora, mientras que en las vías principales el límite de velocidad es de 60 kilómetros por hora. No obstante, desde el 2016 la Secretaría de Movilidad amplió a 80 kilómetros por hora el límite de velocidad en la Autopista Sur y la Avenida Cañasgordas.

Para Daniel Solórzano, director del Centro de Experimentación y Seguridad Vial, Cesvi, uno de los elementos clave en la moderación de la velocidad en la ciudad son las cámaras de fotomulta, “porque ayudan a regular el comportamiento de los conductores, pero es absurdo que habiendo estos elementos se aumenten ostensiblemente las sanciones porque los usuarios o no está prestando atención en la vía o están desconociendo por completo la norma”.

Solórzano añadió que “todos los conductores podemos tener errores cuando manejamos, pero el exceso de velocidad puede hacer que esos errores no se puedan solventar porque hay un tiempo menor de reacción y reflejos, así como de frenado del vehículo. Esto, cuando no es una causa primaria de los accidentes, es un motivo que lleva a agravar las consecuencias de un choque”.

Entre tanto, el superintendente de Puertos y Transporte, Javier Jaramillo, señaló que “más allá de las multas, hace falta consciencia en muchos usuarios. La gente debe entender que no solo tiene que ser responsable por sí mismo a la hora de manejar un vehículo, sino que está en juego la vida de los demás”.

Le puede interesar: Así operará el plan para ponerle orden al parqueo en vías de Cali

Piden más controles

Habitantes de barrios como la Parcelación El Retiro, en la Comuna 22, y Los Cámbulos, en la Comuna 19, hicieron un llamado a la Secretaría de Movilidad para que ponga coto a los llamados ‘piques’ que realizan vehículos en vías como la Avenida Cañasgordas, la Calle 9 y la Avenida Roosevelt, sobre todo en las noches de los fines de semana.

Daniela Rincón, residente de El Retiro, dijo que las carreras de vehículos “se están haciendo desde los jueves hasta los domingos. Cada ocho o quince días uno ve que pasan carros de alta gama haciendo ‘piques’ y uno no puede ni salir de la casa a coger la Cañasgordas por miedo a que lo choquen. Además, el ruido que hacen los motores de los carros al pasar hace que sea imposible dormir”.

Por su parte, Roberto González, habitante de Los Cámbulos, dijo que “las motos han cogido como pista de carreras la Avenida Roosevelt casi todas las noches. Allí hay motos de alto y bajo cilindraje que se pasan los semáforos en rojo, cierran a otros carros y uno nunca ve un guarda de tránsito que ponga orden”.

¿Qué pasa a alta velocidad?

De acuerdo con el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Argentina, el ángulo de visión normal en un ser humano es de 104 grados. No obstante, a una velocidad de 65 kilómetros por hora dicho ángulo se reduce a 70 grados.

A una velocidad de 150 kilómetros por hora el ángulo de visión se reduce a 18 grados, lo que reduce la percepción de objetos del entorno.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad