Milicianos del ELN están tras reciente disturbio en Univalle

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Milicianos del ELN están tras reciente disturbio en Univalle

Diciembre 09, 2018 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País 
Enfrentamientos frente a la Univalle

Enfrentamientos frente a la Univalle

Ricardo Ortegón / El País

La manifestación del miércoles pasado, en inmediaciones de la Universidad del Valle sede Meléndez, sur de Cali, fue diferente a las otras que se han hecho en los últimos días en el marco de las movilizaciones estudiantiles.

La diferencia la notaron ese día varias personas, sobre todo las que han visto de cerca las recientes protestas de los estudiantes en la ciudad.

Y es que lo que parecía una protesta más de las que han protagonizado los estudiantes en demanda de más recursos para la universidad pública, terminó con un saldo de dos policías heridos del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y con varios destrozos del alumbrado navideño de la Calle 13 con Carrera 100, que recientemente la Alcaldía de Cali instaló.

En videos difundidos por redes sociales se vio a un grupo de encapuchados salir desde el interior de la Universidad y emprenderla contra los adornos decembrinos ubicados en cercanías al centro comercial Unicentro. Los encapuchados quemaron las grandes esferas y arrancaron parte del cableado de estos arreglos.

Además, estas personas, que ocultaban su rostro tras capuchas, lanzaron contra el Esmad explosivos que en su interior tenían puntillas y pedazos de vidrios, elementos que le generaron las heridas a los dos agentes. Mucho más letales que las tradicionales ‘papasbomba’.

En medio de los disturbios, algunos de los encapuchados sacaron banderas blancas con logos de la exguerrilla Farc-EP.

“El balance que tenemos de este hecho de total vandalismo es la destrucción de los arreglos navideños, los cuales fueron destruidos completamente. De igual manera, tenemos dos policías heridos que están en la Clínica Valle del Lili y en la Clínica de la Policía”, fue el balance ese día del general Hugo Casas, comandante de la Policía de la capital del Valle.

Todos estos hechos generaron una fuerte indignación en la ciudadanía, que en redes sociales y medios de comunicación fue manifestada.

***
Lo que vieron las personas el miércoles pasado y que les pareció una manifestación diferente no suena exagerado.

Y es que de acuerdo con fuentes de la misma institución universitaria y de inteligencia de las autoridades, detrás de esa protesta y detrás de esos encapuchados están milicias urbanas de la guerrilla del ELN.

De eso están casi seguros, pues desde hace rato se conoce la presencia de esas milicias en el alma mater. Es decir, las milicias estarían aprovechando los movimientos pacíficos que existen en la Universidad, para de esta manera confundir y actuar por sus objetivos.

Aquello de las milicias del ELN no solo estaría pasando en la Univalle, también estaría ocurriendo en otros centros de educación superior del país : en la Universidad Surcolombiana, en la Universidad Nacional de Colombia, en la Universidad Pedagógica Nacional y en la Universidad Industrial de Santander y de Antioquia.

“Claramente el ELN está detrás de todo esto. Y si el miércoles se vieron banderas de las Farc es porque hay sectores disidentes de ese grupo, de los que no aceptaron la negociación, que se han articulado con ellos”, dice una fuente de la Universidad, que por seguridad prefiere no ser nombrado.

Vea también: Las impactantes fotos de los disturbios entre encapuchados y Esmad frente a Univalle

“Estas milicias urbanas se disfrazan de algo que en la Universidad se conocen como ‘Comandos Clandestinos’ y allí el ELN recoge activistas y distintos grupos que se mueven en el campus y que terminan de idiotas útiles. La guerrilla, claro, no reivindica los hechos para no exponer a sus cuadros”, explica la fuente.

Según las investigaciones, lo que busca el ELN con este tipo de manifestaciones, en las que utilizan al movimiento estudiantil, es confrontar y presionar al Gobierno para que se decida a reiniciar las negociaciones de paz.

A su vez, un investigador de la Policía afirma que se han evidenciado algunas prendas y símbolos que han sido utilizados por las guerrillas como el ELN y las Farc, incluso el M-19.

“Tienen un líder que los organiza y ordena que se lancen los explosivos, que por lo menos en lo del miércoles fueron bombas con metralla. Han tenido una transformación”, asegura el agente, quien añade que los hechos muestran que los responsables no son ningunos niños jugando con bombas de agua.

Sin embargo, en una pequeña entrevista con una de las personas encapuchadas, que el miércoles tenía un brazalete del MJ-19 (Movimiento Juvenil del M-19), lograda por un reportero gráfico de un medio de comunicación de la ciudad, se alcanza a escuchar que “estamos protestando por la educación pública. Vamos a seguir en pie de lucha hasta que el Gobierno nos dé soluciones. Lo del alumbrado son cosas secundarias, que pasan dentro de la arremetida del Esmad”.

Y mientras las investigaciones avanzan y se revisan cámaras de seguridad, autoridades como Andrés Villamizar, secretario de Seguridad de Cali, reiteran que “duele ver a estos vándalos destruyendo el alumbrado navideño sin razón” y pide justicia ante lo sucedido: “todo el peso de la ley para estos delincuentes”.

***
Para Joaquín Bayona, sociólogo y profesor del programa de estudios políticos y resolución de conflictos de la Univalle, el movimiento estudiantil, universitario, es un movimiento pacífico, políticamente correcto, tiene la alegría de la juventud y se expresa creativamente.

“Ese movimiento es el que ha marchado por las calles de Cali y del país, con un reclamo justo, en este caso la inversión en la educación. En algunos de esos eventos han habido situaciones violentas, pero que han sido infiltraciones de aquellos que están en contra de que el movimiento sea pacífico y que empañan la protesta estudiantil, como pasó el miércoles pasado en Cali”, dice Bayona.

“Cuando uno ve los videos de ese día observa que la vestimenta y la fisonomía de los encapuchados es distinta a la de las personas que vienen marchando hace más de 60 días. Estos son personajes con un caminar casi militar, que lo ponen a pensar a uno en quién pueda ser, porque estudiantes no se puede asegurar que sean”, expresa el docente.

A su vez, Alberto Valencia, también sociólogo de la misma universidad, dice que los estudiantes saben que lo que logran las capuchas es sabotear el movimiento, saben que si quieren tener éxito en las protestas tienen que dejar de lado la violencia, por eso lo de esta semana fue raro.

“Establecer quién está detrás de las capuchas es algo que no se puede afirmar, pese a lo que digan las autoridades. No se puede especular en este aspecto”, acota Valencia.

El jueves, horas después de la manifestación violenta, en una marcha programada en el mismo sector de la ciudad, se vio poca afluencia de gente. Quizás no quisieron ver si la protesta iba a ser diferente, como aquella en la que se afectó el alumbrado.

Habla Univalle

En un comunicado, la Universidad del Valle informó:

”La Dirección Universitaria expresa a la comunidad caleña su voz de rechazo por los hechos vandálicos promovidos por un reducido grupo de encapuchados que generaron caos y atentaron contra los bienes públicos en inmediaciones de la sede Meléndez de Univalle, el pasado miércoles 5 de diciembre. Varios sujetos encapuchados produjeron lesiones a dos agentes del Esmad, por lo cual presentamos un mensaje de solidaridad con la Policía y hacemos votos por la recuperación de las dos personas y las familias afectadas por estos hechos...

La lucha pacífica y democrática librada masivamente por los estamentos universitarios, ciudadanos e instituciones con el fin de lograr una mejor educación superior pública se ve empañada por estos actos violentos protagonizados por personas que dicen representar a la Universidad, pero que no cuentan con respaldo alguno dentro de la comunidad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad