Los estragos ambientales que sufriría el Valle si no se toman acciones contra el cambio climático

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Los estragos ambientales que sufriría el Valle si no se toman acciones contra el cambio climático

Octubre 09, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Lluvias en el Valle

En el departamento ya se conocen los modelos de cómo podrá afectar el calentamiento global en un futuro cercano.

Bernardo Peña / El País

Problemas de abastecimiento de agua, mayor frecuencia, número e intensidad de incendios forestales, además de la pérdida del ecosistema son algunas de las consecuencias que tendría el calentamiento global en el Valle del Cauca en los próximos veinte años.

La alerta es dada por expertos luego de los resultados del nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), donde se advierte que el 2030 es el año límite para evitar una catástrofe ambiental.

Según se consigna en el documento, se debe limitar el aumento de la temperatura global a 1.5 grados centígrados en lugar de por debajo de 2 grados. En caso de mantenerse una temperatura mayor, se estima que el nivel del mar aumentaría 0.46 metros, el 13 % de los ecosistemas del mundo cambiarían y el 99 % de los corales desaparecerían, entre otros efectos negativos.

Lea también: El 2030 es el año límite para evitar una catástrofe ambiental, aseguran expertos

Los efectos del calentamiento global también se harán notar en el Valle del Cauca, en algunas zonas de manera mucho más drástica que en otras según los modelos realizados por la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC.

Andrés Carmona, coordinador del Grupo Gestión del Riesgo y Cambio Climático de la Dirección Técnica Ambiental de la CVC, manifestó que según información del Ideam en el país la temperatura no se incrementaría 1.5 grados a 2030 sino entre 0.6 y 0.8 grados centígrados.

“Estos cambios no son iguales en Europa que en Colombia, sin embargo, cualquier cambio en la temperatura implica cambios ecosistémicos. A escala país tenemos un compromiso a disminuir las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) en un 20 % a 2030. El Valle del Cauca no es ajeno y ha venido trabajando en formulación de portafolios municipales de cambio climático”, afirmó el funcionario, quien explicó además que se está trabajando en mitigación con estrategias como el fomento al uso de la bicicleta y los ecobarrios, entre otros.

La CVC y el Centro Internacional de Agricultura Tropical, Ciat, realizaron el año pasado el denominado Estudio de sensibilidad y vulnerabilidad por cambio climático para el ecosistema páramo y el recurso hídrico en el Valle del Cauca.

En el documento quedaron patentes los principales riesgos a los que se expone la región según los diferentes modelos.

Es así como los municipios de Pradera, Palmira, el Cerrito, Buga, San Pedro, Tuluá, Zarzal Roldanillo, y la Unión presentarán una pérdida en producción hídrica en los próximos 20 años.

En Cali, los ríos Lili, Meléndez, Cañaveralejo y Cali también se verán afectados por una disminución en sus aportes de aguas al río Cauca.

“Hay unas zonas del Valle que muestran un déficit de recurso hídrico por disminución de las precipitaciones. Si yo tengo una disminución de las precipitaciones, el ecosistema me va a cambiar y las especies van a empezar a subir más porque no van a encontrar el hábitat adecuado en ese piso térmico. Es un tema que aún está por estudiar. Habría que hacer un seguimiento a las especies para saber cuál es su comportamiento y su forma de adaptarse. Puede que la especie se adapte y puede que incluso a algunas el incremento del calor los beneficie, entonces es un tema que afecta al sector que menos adaptado esté”, concluyó Carmona.

En las modelaciones realizadas por la CVC, también estudiaron cambios en el ecosistema de páramo y estudiaron lo que podría pasar con diferentes especies de flora y de fauna.

En ese análisis la especie que presentó resultados más alarmantes fue la rana cristal, Centrolene buckleyi, que perdería el 96 % de sus áreas de distribución, que podría ser obligada a concentrarse en una pequeña área del departamento.

Para la profesora Marcela Navarrete Peñuela, de la Escuela de Ingeniería de Recursos Naturales y del Ambiente (Eidenar) de la Universidad del Valle, las principales afectaciones que tendría el cambio climático en la región serían aumento de incendios forestales e inundaciones, la disponibilidad de agua y la pérdida de bosque seco tropical junto con su biodiversidad.

“Es difícil decir cuál es el más preocupante, pero a mi juicio tanto los incendios forestales como las inundaciones van a terminar afectando el ecosistema de bosque seco tropical. Ese sería el más preocupante. La pérdida del bosque y la afectación de la biodiversidad que habita en él”, argumentó la académica.

Efectos del cambio 

Pérdida de biodiversidad
Con el aumento de la temperatura en 2 grados centígrados, como alertan los investigadores, un gran número de especies perderían más de la mitad de su rango de distribución: el 8 % de invertebrados, 16 % de plantas y 18 % de insectos. Esto podría llevar a la extinción de las especies que no se puedan adaptar.

Con menos cosechas
Se estima la reducción del 7 % de la cosechas de maíz en países del trópico como Colombia.

Países de la Unión Europea (UE) fijaron ayer en 35 % el recorte de las emisiones de CO2 que quieren exigir a los nuevos vehículos a partir de 2030, para mitigar el cambio climático.

Gráfico calentamiento global
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad