Las directoras

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Las directoras

Mayo 31, 2018 - 11:45 p.m. Por: Carlos Jiménez

El éxito de su huelga del pasado 8 de marzo ha envalentonado a las mujeres españolas que desde entonces han intensificado las demandas, las protestas y las movilizaciones reclamando la justicia y la visibilidad que secularmente se les ha negado. Y las protestas por los asesinatos, violaciones y los malos tratos de los que siguen siendo víctimas a pesar de la creciente conciencia social de que las mujeres merecen todo el respeto del mundo y no son simples juguetes sometidos a los caprichos de los hombres.

Forma parte de esta oleada reivindicativa el evento que tuvo lugar anoche en la Cinemateca de Madrid con el propósito de dejar constancia de que sí hay directoras de fotografía en España, a pesar de que no en el número suficiente y a pesar de que no se las reconozca y recompense tanto como se reconoce y recompensa el trabajo de los hombres que ejercen el mismo oficio. O sea que las directoras de fotografía padecen del mismo mal de subestimación y baja representación en la industria del cine que afecta a las directoras de cine. Aunque quizás el caso de estas últimas sea más grave.

El evento lo organizó Cime -una asociación de mujeres cineastas y de medios audiovisuales-, se realizó en la sala Boreau de la Cinemateca con la participación de doce directoras de fotografía, entre ellas Juana Jiménez, mi hija. Se inició con el pase de un collage cinematográfico compuesto por muestras de los trabajos de cada una de las invitadas. Incluía fragmentos de películas de ficción y de documentales, tráilers y spots comerciales y exhibían las muchas diferencias existentes en términos de tomas partido estéticos, de recursos retóricos y de medios técnicos empleados por las fotógrafas de los mismos. Pero todos demostrativos de la gran calidad del trabajo de estas artistas.

A continuación se realizó un coloquio, cuya moderadora quiso que fuera una oportunidad para que las directoras hablaran de los intríngulis de su oficio. De lo que ocurría antes y detrás de las imágenes que los espectadores vemos en las pantallas. Cómo se planteaban el problema de resolver en imágenes un guión. Los problemas de la producción y la postproducción. Las relaciones con los directores y los actores. Inclusive surgió la cuestión de los hombres que no les gusta recibir órdenes de las mujeres. Y de su resistencia a confiar en las mujeres la realización de proyectos de gran presupuesto.

Pero el propósito del evento se cumplió: ahora sabemos que hay directoras de fotografía en España.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas