¿Las comunidades indígenas están privilegiadas o desatendidas?, esto dicen las cifras

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

¿Las comunidades indígenas están privilegiadas o desatendidas?, esto dicen las cifras

Marzo 31, 2019 - 08:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Minga indígena

La minga indígena que comenzó en el departamento del Cauca y que ya completa 20 días, se ha extendido a otras comunidades del país, por ejemplo, del Valle, Nariño, Tolima y hasta de la Costa Caribe. Los bloqueos se mantenían en la vía Panamericana, lo que ha afectado la economía del suroccidente del país.

Raúl Palacios / El País

En los últimos 30 años se han realizado 64 paros indígenas en el país, algunos de ellos con bloqueos de carreteras, como el que se vive actualmente. Todos terminaron con unos compromisos firmados que, según las comunidades, no han sido cumplidos a cabalidad.

En Colombia viven aproximadamente 1,4 millones de personas que se reconocen como indígenas, existen 778 resguardos que ocupan una extensión de 32 millones de hectáreas, según datos de la Agencia Nacional de Tierras, lo que representa el 30 % de la superficie continental del país.

Pero las comunidades argumentan que menos del 30 % de esas tierras son improductivas, pues la mayoría son bosques protegidos. Esto lo ratifica el Censo Nacional Agropecuario que indica que el 90,8 % del área rural dispersa en manos de grupos étnicos corresponde a bosques naturales y el 6,9 % tiene uso agropecuario.

Lea también: En video: la "odisea" de quienes tienen que viajar por la ruta alterna para llegar a Popayán

Sin embargo, quienes señalan que el Estado ha sido muchos más generoso con los indígenas que con otras minorías étnicas destacan que siendo solo el 3,5 % de la población, los indígenas controlan el 27,6 % de la tierra, mientras que las negritudes, que son el 10,6% de la población colombiana solo tienen el 4,5 % de la tierra.

Para el profesor Bastién Bosa, investigador de la Escuela de Diplomacia Indígena de la Universidad del Rosario, lo que se ve en el país y lo que evidencian los datos es más una continuidad de lo mismo que un cambio, respecto al concepto que se tiene de los grupos étnicos que son vistos como algo “de la periferia”, más que comunidades de “alto valor”.

De ahí, señala el académico, la frustración de los pueblos que reaccionan de forma diferente y con acciones de hecho, ya que no se sienten parte integral de la sociedad.

Situación de las comunidades indígenas en Colombia
¿Se ha incumplido?

Para el senador Luis Fernando Velasco, el problema del país es estructural y es el modelo de desarrollo económico que ha vivido de espaldas a todo el campo, incluyendo agricultores, indígenas y afrodescendientes.

En ese sentido, dijo que la comunidad organizada como los pueblos indígenas tienen argumentos para hacer peticiones por el olvido ancestral y porque buena parte de las movilizaciones hechas en la historia se han levantado con compromisos incumplibles. “Hoy se vive una situación compleja que no se puede aceptar, pero también es producto de la irresponsabilidad de algunos funcionarios de gobiernos anteriores que, ante situaciones de paro, iban y prometían cosas que no se podían cumplir”.

El senador Gabriel Velasco coincide en que gobiernos pasados realizaron acuerdos de carretera “bajo la presión del bloqueo y el desabastecimiento”, comprometiéndose a lo incumplible.

Pero aún así, considera que las comunidades son las que han inclumplido con el país. “Para bien o para mal los gobiernos les han girado mucho dinero y les han dado muchísima más tierra que, proporcionalmente al número de su población, deberían tener. Los que han incumplido son los dirigentes y líderes indígenas de los movimientos que siempre se van a las vías de hecho”, dijo.

Para este congresista, los indígenas que acuden al paro son los mayores terratenientes del país y solo, utilizan de manera productiva el 10 % de la tierra que tienen. “Lo cierto es que no hay certeza en qué han invertido el dinero que se les gira”, aseguró.

La Contraloría General de la República precisamente esta semana dijo que le hará seguimiento a $800.000 millones girados, en los últimos 4 años, a estas comunidades. “No estamos viendo resultados representados en mejores planes de salud y educación, ni en el componente nutricional de los niños indígenas”, aseguró el contralor Carlos Felipe Córdoba.

“Hoy vemos las circunstancias que están sucediendo en el Cauca. Hay grandes montos de dinero que se han destinado hacia estas zonas y que hoy no se ven”, recalca el funcionario dando entender que los cuantiosos recursos girados por el Estado a esas comunidades no han sido invertidos de forma apropiada.

Otra cosa piensan las comunidades. La Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) indica que hay más de mil incumplimientos de los gobiernos con los indígenas, muchos de estos relacionados con temas de calidad de vida y también con la defensa de la vida y el territorio.

Por eso, hacen parte de sus peticiones la protección a los líderes, el respeto a la soberanía, reglamentar las consultas previas, garantizar la propiedad de las tierras, además de la protección del medio ambiente.

Por su parte, el Gobierno Nacional asegura que en los últimos años se han destinado importantes recursos para las poblaciones étnicas. Por ejemplo, al cierre del 2017 se habían destinado, para mejorar las oportunidades de desarrollo de los grupos étnicos, $2,2 billones. Adicionalmente, en el Plan Nacional de Desarrollo (PND 2018-2022) quedaron consignados 216 propuestas coordinadas con la Mesa Permanente de Concertación de los Pueblos y Organizaciones Indígenas y hay un plan de inversión de $10 billones para los próximos cuatro años.

Con ello, se acordó realizar anualmente mesas de trabajo para identificar los proyectos de inversión y estrategias de seguimiento y se establecieron objetivos para mejorar las condiciones de salud, educación, atención a los niños, inclusión productiva, condiciones de vivienda, acceso a servicios públicos, fortalecimiento de capacidades de las poblaciones y la reintegración.

Acuerdos que según el Gobierno se hicieron de forma concertada con las comunidades (ver nota anexa sobre inversiones de la Nación).

A propósito

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutierrez, explicó que el derecho a la consulta previa está reglamentado y que el país avanza en el diseño de políticas fundamentadas en el reconocimiento de la diferenciación sociocultural.

También aseguró que los pueblos indígenas han sido sujeto de restitución gradual de tierras, “lo que pasa es que la definición de las tierras a adquirir depende de que haya oferta y son las comunidades quienes proponen los predios y no hay un estudio sobre la vocación o la revisión de que no se crucen con otras comunidades étnicas”.

Sobre los temas ambientales dijo la Ministra que esos son temas de discusión, de diálogo y que desde agosto pasado se instalaron las mesas con las organizaciones indígenas y “hemos mantenido control en los avances de los compromisos que venían en curso”.

La Unidad de Restitución de Tierras recibió en 2017 233 solicitudes de grupos étnicos (75 % por los pueblos indígenas), las cuales buscaban realizar la restitución de los predios despojados por causa del conflicto.

Los aportes

Según datos de Planeación Nacional, algunas de las inversiones realizadas en territorios indígenas son:

Entre el 2015 y el 2017 con el programa de Vivienda de Interés Social Rural se otorgaron 4552 subsidios a esta población y se construyeron 4436 viviendas de interés social. Para mejoramientos de vivienda rural, el programa otorgó 116 subsidios.

Desde el 2015 la Agencia Nacional de Tierras ha apoyado 104 iniciativas comunitarias de proyectos productivos con enfoque diferencial étnico con una financiación cercana a los $38.912 millones. Los proyectos financiados están asociados a territorios legalizados a comunidades indígenas y negras ubicadas en los departamentos de Chocó, Antioquia, La Guajira y Valle del Cauca.

Entre enero de 2015 y julio de 2018 se beneficiaron 30.608 familias con el programa Iraca liderado por Prosperidad Social, que busca promover el desarrollo propio de las comunidades étnicas vulnerables en riesgo de desaparición física y cultural, así como en situación de desplazamiento forzado.

Asimismo, el Ministerio de Comercio desde el año 2014 ejecutó el programa de fortalecimiento productivo empresarial para pueblos indígenas y han sido fortalecidos 187 procesos productivos (129 de pueblos indígenas).

Peticiones de las comunidades

Entre las peticiones de la Minga Indígena están:

-Ampliar el presupuesto para resolver las demandas territoriales.

-Cumplir los acuerdos pactados en mingas anteriores (2013, 2015, 2016, 2017). “A la fecha están incumplidos respecto de la titulación de territorios”, aseguran.

-Concertar y expedir una norma especial que permita agilizar los procedimientos de legalización de las tierras.

-Expedir el decreto que reconoce competencias ambientales a las autoridades indígenas, el cual ya fue concertado y protocolizado.

-Reconocimiento jurídico, definición de competencias para garantizar ejercicio de la Guardia Indígena.

-Reglamentar e implementar el decreto 1953 -2014, y garantizar los recursos para la implementación del Sistema Educativo Indígena Propio –SEIP- y el Sistema de Salud indígena Propia e Intercultural.

-Cumplir los acuerdos establecidos en la Minga 2016 sobre víctimas.
Pero más allá de esto, hay muchas peticiones relacionadas con la política del país, por ejemplo, la minga indígena pide verdad y justicia frente al asesinato y amenazas de los líderes sociales, cumplimiento integral del acuerdo de paz y de la ley que reglamenta las consultas previas con los pueblos indígenas y afrodescendientes, derogación de la resolución 970 de 2010 conocida como ley de semilla que, aseguran, atenta contra la autonomía, la soberanía y economía propia de los pueblos indígenas. Y piden garantizar educación y salud como derechos fundamentales, de carácter público y gratuito y de calidad.

La Minga Indígena pide 49.000 hectáreas de tierra. El Gobierno aseguró que solo se puede comprometer con 1500 hectáreas. Además solicitan recursos adicionales por $4,6 billones.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad