Las claves del triunfo de Iván Duque en la primera vuelta

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Las claves del triunfo de Iván Duque en la primera vuelta

Mayo 28, 2018 - 12:07 a.m. Por:
Redacción de El País 
Iván Duque, candidato por el Centro Democrático

Iván Duque, candidato por el Centro Democrático

Colprensa

Los resultados de la primera vuelta por la Presidencia de la República no solo dejan a Iván Duque Márquez como el candidato más firme para ocupar el primer cargo del país, según analistas y politólogos consultados, sino que es la ratificación del poder electoral que encarna el expresidente Álvaro Uribe.

Con un total de 7.569.693 votos, con el 100 % de las mesas contabilizadas, el candidato del Centro Democrático pasó en dos años de ser un desconocido en la política nacional, a convertirse de la mano del exmandatario en el aspirante más firme, según los resultados de este domingo, para ocupar este 7 de agosto la Casa de Nariño.

¿Cuáles fueron las claves de su abultada votación? ¿Cómo logró sin una amplia trayectoria política alcanzar semejante apoyo? ¿Cuál fue el discurso que caló en su electorado? ¿Por qué podría ser el presidente más joven en la historia reciente de Colombia?

Señalan los expertos en el tema político que además del respaldo que obtuvo del expresidente Uribe, fue clave el discurso directo frente a la crisis que afrontar el proceso de paz y el temor de que en Colombia se aplique el modelo socialista venezolano, entre otros.

El respaldo del expresidente Uribe

La clave fundamental para que hoy el candidato del Partido Centro Democrático, Iván Duque, esté instalado en la segunda vuelta y con una probabilidad alta de alcanzar la Presidencia es el aval que recibió de Álvaro Uribe Vélez.

Así lo considera Jorge Luis Yarce Tamayo, docente de la Universidad Central y candidato a magíster en estudios políticos, al asegurar que el senador Álvaro Uribe Vélez sigue siendo el gran elector dentro de la política colombiana.

“Definitivamente, el expresidente Uribe sigue jugando un papel preponderante en la política nacional; entre odios y amores sigue siendo un gran elector. Lo demostró con las elecciones parlamentarias y se vuelve a consolidar en esta primera vuelta por la Presidencia con el respaldo a Duque”, señala Yarce Tamayo.

No obstante, dicen los analistas, Duque superó el calificativo de ‘El que diga Uribe’ y con su discurso claro y su carisma concitó un amplio respaldo entre los jóvenes y atrajo votos de opinión.

Las dificultades del proceso de paz

Para el ascenso político de Iván Duque en los últimos años también han sido determinantes las dificultades que afronta, incluso desde antes de la firma, la negociación de paz que permitió la desmovilización de la guerrilla de las Farc.

Un año y medio después de la firma del acuerdo definitivo del Teatro Colón, el resultado de esa negociación no logra la implementación plena del acuerdo y las partes han incumplido varios compromisos.

En esta oportunidad, según el analista y politólogo Fernando Giraldo, esas personas que expresaron durante el referendo una animadversión frente al proceso, volvieron a expresarse a favor, esta vez, de Iván Duque.

Destaca, además, que “la postura crítica y el rechazo frente al acuerdo de paz, que es Iván Duque quien mejor lo encarna, logró también sumar posturas religiosas de grupos cristianos que más allá de la paz, tienen una reserva frente a los desarrollos democráticos y de libertades civiles.

El desgaste del Gobierno actual

Con un Gobierno Nacional que centró todo su esfuerzo institucional en lograr la firma del acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc, varios de los temas sociales más sensibles quedaron sin la debida atención y eso lo supieron explotar los sectores uribistas. En eso coinciden varios de los analistas consultados y que creen que es evidente el desgaste en estos ocho años de mandato.

“De manera moderada, Iván Duque logró canalizar la oposición a ciertos temas del gobierno y a la fatiga con la que llega Juan Manuel Santos después de dos periodos de gobierno. Un desgaste que se puede evidenciar en las encuestas y que se ha visto a costa de errores en este último año”, explica el docente y analista Diego Javier Sánchez.

El temor al modelo venezolano

La garantía de tener un presidente que impida que Colombia empiece a andar por los senderos de ese socialismo que llevó al caos a Venezuela fue otra de las razones por las cuales Iván Duque obtuvo un alto respaldo entre el electorado nacional.

Fue tanto lo que influyó en la campaña por la primer vuelta presidencial el tema de Venezuela, según el constitucionalista Juan Manuel Charry, “que fue una parte sustancial del discurso de Gustavo Petro para decir que no había que albergar miedos”.

“Gustavo Petro empezó su trabajo tratando de amainar esos temores de que en Colombia se instaurara un modelo como el venezolano. Y de alguna manera las encuestas recogieron buena parte de esas preocupaciones que tenían un nivel muy alto dentro de la opinión de los encuestados”, señala Charry.

El manejo de un discurso moderado

Más allá del radicalismo de derecha que han mostrado en el Congreso de la República varios parlamentarios del Centro Democrático, destacan los especialistas que Iván Duque ha mostrado un discurso mesurado y una crítica bien fundada.

“Lo que ha demostrado Duque es un discurso fresco y bien sustentado que ha calado muy bien en las nuevas generaciones. Los jóvenes lo sienten cercano y ven en él un recambio en la política”, asegura el analista y catedrático Freddy Patiño.

Ejemplo de ellos, dice el analista Diego Javier Sánchez, es que supo dirigirse con aplomo a quien será su adversario en segunda vuelta. “Duque se cuidó de no graduarlo como enemigo, sino como adversario y lo invitó en un tono pausado a llevar una contienda con altura y priorizando las propuestas”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad