Las apuestas portuarias para superar barrera de inversión en Buenaventura

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Las apuestas portuarias para superar barrera de inversión en Buenaventura

Julio 25, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Sociedad Portuaria de Buenaventura

Por los terminales de la Sociedad Portuaria de Buenaventura (SPB), Sociedad Portuaria Terminal de Contenedores (TcBuen), Compas, Muelle 13 del Grupo Portuario y Aguadulce se movilizan 22 millones de toneladas de carga.

Archivo / El País

El reto de convertir a Buenaventura en la principal zona portuaria del Pacífico latinoamericano cada vez avanza más para convertirse en una realidad.

Todo porque hoy los cinco terminales marítimos que operan a lo largo de la costa bonaverense son prácticamente insuficientes para el gigantesco movimiento de carga que se presenta a diario. En el 2017 por los cinco puertos actuales se movilizaron alrededor de 22 millones de toneladas de carga de exportación e importación.

Por ello, han comenzado a barajarse cuatro nuevas apuestas en desarrollo de esa expansión que requiere la infraestructura portuaria.

La presidente del Comité Intergremial de Buenaventura, Mary Estrada, le confirmó a El País que entre las iniciativas figuran la terminal Delta del Río Dagua. Dijo que “esta iniciativa que lleva varios años impulsándose estará orientada al servicio de contenedores y carga en general, según la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, la inversión es de US$246 millones”.

Lea también: ¿Por qué sigue varado el Ferrocarril del Pacífico?

De igual manera, está el proyecto del Puerto Sungmin. “Este terminal que tendría un uso público viene solicitando la respectiva concesión para tener un espacio orientado a los servicios de graneles líquidos, hidrocarburos y derivados y aceites vegetales. Además, según la ANI, la inversión estimada es de US$2,9 millones”.

Y entre esas iniciativas se espera la pronta cristalización de Puerto Solo-Pío SAS, que estaría ubicado en la bahía para prestar no solo el servicio de almacenamiento de contenedores, sino de carga general e hidrocarburos.

Pero su principal función sería el de convertirse en sede u operador de la futura planta regasificadora del Pacífico, un proyecto que busca garantizar el abastecimiento de ese combustible no solo para el Valle, sino para el suroccidente del país.

Para su ejecución de tienen previstas inversiones por US$84 millones.
Como se sabe, la planta regasificadora tendría su propia terminal a pie de muelle y no en tierra para recibir el combustible que le será inyectado desde un barco metanero. “Sería algo más rentable y funcional, dijo el presidente de la Cámara de Comercio de Buenaventura, Alexánder Micolta.

Explicó que a la par de la planta se trabaja en el proyecto del gasoducto. Las licitaciones de ambas obras saldrían a la vez, según promesa del Ministerio de Minas y Energía.

La idea, anotó, es que esa red se construya bordeando la doble calzada que actualmente se construye, aunque se necesitará adelantar consultas previas con las comunidades que habitan a lo largo de la carretera.

Otro proyecto es que Buenaventura cuente con un muelle o terminal maderero. además sería un embarcadero para cemento y pesca. No se han definido inversiones ni ubicación.

Al respecto Micolta indicó que se ignoran hasta el momento los detalles de este último proyecto.

Le puede interesar: Valle será una de las regiones que recibirá apoyo de inversión social del Reino Unido

¿Más energía?

La llegada de más empresas y la construcción de otros terminales portuarios requiere no solo de facilidades viales, sino del recurso energético.

Y una de esas soluciones es el tendido de una segunda línea de doble transmisión eléctrica hacia el Puerto con el fin de garantizar ese servicio en caso de apagones.

“El ministro (Arce) nos prometió dejar esa licitación abierta para que haya muchos oferentes. Pero lo que deberá resolverse es el nuevo trazado de la línea que venía de Calima que era la idea de Epsa”, anotó Micolta.

Ahora se proyecta que la doble línea se inicie desde Yumbo pasando por Dapa y Loboguerrero para llegar a Buenaventura por la margen derecha de la carretera hasta el Bajo Calima. Y sobre todo que el tendido eléctrico esté apegado a la futura carretera Mulaló-Loboguerrero por razones de seguridad.

Cabe recordar, que este proyecto eléctrico naufragó meses atrás por los problemas con comunidades que se asentaron ilegalmente a lo largo de los sitios por donde iban a pasar las redes.

Sin embargo, ahora será necesario adelantar nuevas consultas previas con las comunidades, ya que así lo exige la ley para ejecutar este tipo de infraestructuras.

De esta manera, Buenaventura tendría asegurados sus recursos energéticos para los futuros puertos.

Las navieras, otro reto

Pese al auge comercial que registra la actividad portuaria en Buenaventura, se sigue registrando una baja en la presencia de firmas navieras.

Hace 10 años, había 26 compañías que movilizaban productos por Buenaventura, pero a la fecha solo operan 12.

"Se ha originado una reducción de los servicios, porque las grandes navieras han comprado otras. Por ejemplo, algunas líneas japonesas se convirtieron en una sola”, en otras palabras de fusionaron, explicó Víctor Julio González, gerente de la Sociedad Portuaria de Buenaventura, entidad que presta servicios a 11 de las 12 navieras.

Los exportadores de café, azúcar y productos menores como aguacate han sentido los efectos de la reducción del número de empresas navieras.

Sin embargo, reportes del Dane y la Dian indican que para el mes de mayo, las ventas externas aumentaron 5% con relación al mismo mes de 2017, al pasar de US$3.505 millones a US$3.681 millones.

La naviera es aquella empresa de transporte marítimo que utiliza buques tanto de su propiedad como alquilados y se dedican a la explotación de los mismos, independientemente de la modalidad dentro del ámbito internacional.

Fortalecimiento

En desarrollo de su programa de expansión, la Sociedad Portuaria de Buenaventura emprendió otra etapa de inversiones, esta vez por US$50 millones.

La empresa busca construir nuevas bodegas e instalaciones para reforzar sus servicios logísticos.

Entre esos trabajos figura la puesta en marcha de la bodega No. 9 y el patio No. 1 para atender el aumento de la capacidad instalada para el almacenamiento de contenedores y más facilidades logísticas para la exportación de azúcar.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad