La paz vuelve a ser el tema crucial para la segunda vuelta

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

La paz vuelve a ser el tema crucial para la segunda vuelta

Mayo 29, 2018 - 11:51 p.m. Por:
Colprensa
Elecciones Voto

El próximo 17 de junio, el Presidente de la República será elegido por la mitad más uno de los votos de los colombianos, en una jornada donde uno de los principales retos será combatir el abstencionismo.

Jorge Orozco / El País

La paz será uno de los temas que definirán las apuestas entre Iván Duque y Gustavo Petro, de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

El candidato del Centro Democrático, quien el pasado domingo obtuvo más de 7,5 millones de votos, ha planteado a lo largo de su campaña que es necesario hacerles algunas modificaciones a los Acuerdos de Paz, lo que para muchos sectores pondría en riesgo su futuro y la implementación de los mismos.

“El 7 de agosto presentaré ante el Congreso un acto legislativo para que el narcotráfico, de una vez por todas y hacia adelante, no sea más un delito conexo al delito político y, por ende, amnistiable; que la erradicación y sustitución sean obligatorias”, indicó Duque.

Agregó que “que las armas y dineros escondidos impliquen que se pierden los beneficios por parte de los cabecillas y que la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, va a garantizar efectiva reparación proporcional, sanción proporcional, y que se cumplan las penas”.

Lea también: '"Tachones en los formularios E-14 no representan un fraude": Registraduría'.

En la otra orilla está Petro, quien obtuvo el apoyo de más de 4,8 millones de ciudadanos y ha manifestado que la paz no solo es la firma de un documento sino de unos temas más de fondo que comprometen y afectan cotidianamente a la sociedad.

“Una cosa es terminar la guerra y otra muy distinta hacer la paz. Para lograrlo, emprenderemos las reformas que por años han sido negadas por una sociedad excluyente, haciendo énfasis en la justicia, la política, la salud, la educación y la economía en beneficio de la gente, toda la gente”, indicó.

"Me interesa hacer un feliz matrimonio entre la agroindustria y la pequeña producción, para que puedan tener ingresos perma- nentes y sostenibles",
Iván Duque,
candidato presidencial.

Debido a que son visiones muy distintas de asumir, el resultado de las negociaciones que se adelantaron con las Farc en La Habana por parte del Gobierno de Juan Manuel Santos, se prevé que durante los días que restan para los comicios del 17 de junio, los dos aspirantes a ocupar la Casa de Nariño sostengan un debate de fondo alrededor de este tema.

El analista político Carlos Arias considera que las posturas sobre la paz podrían ser relevantes en la medida en que no solo sean abordadas desde la óptica de una firma sino de forma más amplia.

“La paz se convertiría en un eje de campaña si se enfocará en los problemas sociales del país. Tenemos que tener en cuenta que este Acuerdo de Paz es imparable, porque fue integrado a la Constitución y para que eso se derrumbe se tendrían que romper los acuerdos y cambiar la Constitución”, indicó el experto.

Añadió que sí se podría plantear, “pero como el país está polarizado, sería un escenario muy difícil”.

"¿Hemos propuesto expropiar? No. Por ejemplo, ahora quieren expropiar a la gente de la Carrera Séptima, para hacer el Transmilenio",
Gustavo Petro,
candidato presidencial.

Con esta postura concuerda el docente de la Universidad del Rosario Mauricio Jaramillo, quien indicó que este será uno de los temas centrales de la segunda parte de la campaña presidencial, ya que es el que más divide a los dos aspirantes.

“Tenemos a dos candidatos que son muy críticos del Gobierno y han capitalizado la indignación, pero lo que más los divide es la lectura sobre el proceso de Paz. Petro ha dicho que va a continuar con la implementación, hará unas correcciones. Mientras que Duque va a seguir utilizando la idea de una supuesta impunidad que hay dentro del proceso, además de reformar la JEP y poner como condición para la participación política que antes hayan pasado por esta justicia, lo cual alteraría la esencia del Acuerdo”, explicó.

Riesgos

De acuerdo con los analistas, con estas dos candidaturas existen algunos riesgos para la implementación de los Acuerdos de Paz.

Por un lado, estarían reflejados en un posible gobierno de Duque que, con su propuesta de modificarlos, podría generar el regreso de muchos exguerrilleros de base al monte.

“Es difícil saber lo que va a pasar, porque tenemos que tener en cuenta que existe un blindaje de la Corte Constitucional en donde se habló de proteger la esencia de los Acuerdos por lo menos durante tres mandatos, pero nada asegura que Duque no pueda hacer reformas constitucionales que reformulen totalmente el proceso de paz. Aunque no lo diga de forma clara, obviamente el proceso tendría un riesgo”, explicó Jaramillo.

Por su parte, Arias consideró que Petro le ha dado otra visión al Acuerdo de Paz y por eso tendría una ventaja frente a Duque, ya que sus propuestas no implicarían un mayor riesgo para la implementación.

Sin embargo, resaltó que si Duque sale con un discurso en contra de la paz pierde todas las posibilidades de ser presidente, por lo que cree que en esta parte de la campaña el candidato del Centro Democrático debe reinventarse sobre este tema.

Lea también: 'El papel de las 'vices' que será fundamental para la recta final de las presidenciales'.

“Si ellos llegan a decir de frente que están en contra de la Paz y que la van a tumbar, Duque pierde la elección. Hay como un ambiente de que él ya es el presidente y esto no está seguro porque se está enfrentando a uno de los fenómenos políticos más importantes de los últimos años, que es Gustavo Petro, que es igual o quizás mejor político que Álvaro Uribe; igual o más estratégico que Santos y mejor comunicador que Duque”.

En ese sentido, Jaramillo aseguró que el aspirante de la Colombia Humana también podría tener problemas en la implementación si llegara a ser presidente, debido a que el Congreso de la República sería mayoritariamente de oposición y le pondría trabas al Acuerdo.

“En cuanto a Petro, creo que tiene un menor riesgo, pero sí podría tener problemas en el Congreso, que va a ser mayoritariamente opositor y, por hacerle contrapeso, puede terminar afectando la Paz y que el uribismo termine haciendo algo para alterar el Acuerdo”, agregó el analista.

De esta forma, hay expectativa por lo que los dos candidatos expresen durante lo que resta de campaña, sobre todo porque se teme que se reactive la polarización que ya se evidenció en el país, al conocerse los resultados del Plebiscito por la Paz. De hecho, ayer ambos se pronunciaron al respecto (ver nota abajo).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad