La jugada política que hizo de Roy Barreras un 'líder en la sombra' de las negritudes

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

La jugada política que hizo de Roy Barreras un 'líder en la sombra' de las negritudes

Abril 14, 2019 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País
La jugada política que hizo de Roy Barreras un 'líder en la sombra' de las negritudes

Durante el lanzamiento del nuevo Partido Colombia Renaciente, tomaron parte el senador Roy Barreras y la exministra de Trabajo Clara López, quien aseguró que este frente amplio está convocando a varias vertientes que se identifiquen con la defensa del proceso de paz en el país.

Foto: Colprensa

El nuevo rol que viene desempeñando el senador Roy Barreras como dirigente de negritudes, no ha calado bien entre está comunidad minoritaria que, de nuevo, teme quedarse sin representación en el Congreso.

La preocupación nace del giro que le han dado al movimiento surgido del Consejo Comunitario Ancestral de Comunidades Negras Playa Renaciente, asentado en Cali a orillas del río Cauca, en Puerto Mallarino, y que avaló la candidatura de John Arley Murillo.

El exdirector regional del ICBF logró con 32.243 votos una de las dos curules en la Cámara de Representantes por circunscripción especial afro y alcanzar la codiciada personería jurídica que les permitirá avalar candidatos para las elecciones de octubre, lo que hace al partido aún más atractivo.

Pero en un giro que no cayó del todo bien en sectores de negritudes, se eliminó el nombre de Playa Renaciente y el pasado 14 de marzo nació el Partido Colombia Renaciente y empezaron a aparecer, según uno de los denunciantes, “rostros que nada tienen que ver con el tema de negritudes e intereses distintos a la defensa o el servicio del proyecto afro en Colombia”.

Murillo dijo al respecto que “el partido no ha cambiado en su concepción y no ha habido ningún tipo de acuerdo. Yo soy el presidente del partido; Leonardo Márquez, el presidente del consejo comunitario de Playa Renaciente, es el vicepresidente, y el senador Roy Barreras no hace parte del partido”.

“En el marco de lo que hemos llamado ‘frente amplio’, invitamos a sectores afro y no afro a construir una propuesta de centro, con ideología; invitamos a actores políticos en defensa de la paz y se ha sumado gente de todos los partidos y de comunidades afro”, aseguró Murillo.

En discrepancia con él, el presidente del Consejo Comunitario de La Mamuncia, Paulino Riascos, aseguró que para fortalecer un partido “no es necesario entregarle el manejo de lo nuestro, de lo que logramos los negros, a otras personas”.

“El presidente del partido debió ser una persona del consejo comunitario; porque Murillo, como representante a la Cámara, termina siendo juez y parte. Él se debe al consejo comunitario, pero dígame ahora quién lo va a llamar a la cordura si desvía el rumbo, si todo el control es de él”, dijo Riascos.

Sin embargo, otras voces ven un mayor riesgo en el papel que está desempeñando Roy Barreras en el interior de Colombia Renaciente.
Pero como el senador Barreras no puede figurar públicamente porque estaría incurriendo en una doble militancia, toda vez que fue elegido al Congreso de la República con el aval del Partido de la U, sus intereses en el nuevo movimiento, dicen, los representa su hijo Roy Alejandro Barreras, quien hace parte de la junta directiva del partido de negritudes.

Murillo aseguró que el puesto directivo que hoy ocupa el hijo de Roy Barreras “lo obtuvo en una convención donde hubo varias personas postuladas y por votación se hizo la elección de la junta directiva”.

Al ser consultado sobre esta situación, Roy Alejandro Barreras aseguró que el partido no ha perdido su esencia porque es de origen afro, que su papá no tiene injerencia y que él llegó por invitación de John Arley Murillo y del exministro Luis Gilberto Murillo, “con quienes me une una amistad”.

“En buena hora ellos han pensado en una propuesta nacional; en ir más allá de una curul en la circunscripción afro y tener partido nacional que elija alcaldes, gobernadores, que elija 15 o 20 senadores en el 2022 y que tenga una propuesta de candidato presidencial en el 2022 y sostenga la defensa de las minorías”, señaló Barreras.

Pero no lo ven tan así los dirigentes afro que no confían en esta convergencia e insisten en que la personería jurídica del partido se ha puesto al servicio de otros y que hay un riesgo alto de quedar sin representación efectiva en el Congreso.

De nuevo los líos

Tal como ocurrió cuatro años atrás, los cuestionamientos e intereses personales ponen de nuevo en el ojo del huracán las curules de representación afro.

No solo por quienes rechazan que la representación de Playa Renaciente pase a ser un “partido como cualquier otro”, sino por los líos que tiene la segunda curul afro tras el enfrentamiento entre el representante a la Cámara Hernán Banguero y el consejo comunitario de La Mamuncia, que le dio el aval.

Y es que para el tema electoral, los sectores afro que aspiran llegar a la Asamblea del Valle, el Concejo de Cali y el cabildo de otros municipios ya andan tirando papel y lápiz, y las cifras no parecen ser favorables.

“Roy Barreras exigió seis cupos en la lista de Colombia Renaciente para presentar sus candidatos al Concejo de Cali. Entonces al partido entra la maquinaria a jugar y con eso los votos de los que en realidad buscamos un espacio de negritudes, terminamos favoreciendo a los candidatos de Roy Barreras”, aseguró bajo reserva de identidad un precandidato al Concejo.

Leonardo Márquez, presidente del Consejo Comunitario Playa Renaciente y vicepresidente del partido Colombia Renaciente aseguró que “el problema es que en el tema de comunidades negras hay un poco de envidiosos y mientras algunos intentan construir, otros buscan dividir”.

“Hay unos que quieren llenar su costal a costilla de los demás y en vez de acercarse, de unificarse, antes hubo quienes presentaron como cinco o seis demandas intentando tumbar la curul. Por eso nuestras comunidades negras no avanzan, por la envidia. Cuando ven que un negro da un salto, lo quieren bajar como sea, pero se les ha buscado el espacio para que lleguen y no quieren llegar”, aseguró Márquez.

Murillo agregó que el partido no va a negociar los principios ni postulados de la comunidad afro ni terminará como otros que han surgido y que luego se convirtieron en una comercializadora de avales. “Todavía ni hemos hablado de conformación de listas”.

Sin embargo, quienes están inconformes desde el lado afro aseguraron que “ya para qué decir que esto no se va a convertir en una venta de avales, si ya vendieron el partido”.

Entre quienes tomaron partido durante el lanzamiento en Bogotá de Colombia Renaciente, estuvieron, además de Roy Barreras, el exministro Mauricio Cárdenas, Clara López, Juan Fernando Cristo, Luis Eduardo Garzón y el exdirector del Sena Alfonso Prada.

“Yo le pregunto al consejo comunitario: Alfonso Prada tiene varias investigaciones por presunta corrupción en el Sena, ¿esos escándalos los asume también el partido de las negritudes?”, advirtió uno de los líderes.
Solo cuando se sepan los resultados de las elecciones regionales de octubre para Concejo de Cali y Asamblea del Valle se sabrá si terminó el otrora Playa Renaciente aportando a las negritudes o sirviendo a intereses distintos a los que llegó a representar.

Lea además: Ya se cocinan las alianzas por las alcaldías del Valle, así va la disputa

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad