La 'inocentada' que quisieron hacerle a Cali con la Terminal de Transportes

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

La 'inocentada' que quisieron hacerle a Cali con la Terminal de Transportes

Mayo 26, 2019 - 08:00 a.m. Por:
Unidad Investigativa de El País 
Terminal de Transportes de Cali

Terminal de Transportes de Cali / Imagen de referencia

Archivo de El País

Como viene ocurriendo hace varios años en Cali, las decisiones más polémicas o las que tienden a afectar los intereses de la ciudad, se firman un 28 de diciembre.

El pasado fin de año, mientras la ciudad se sumergía en la alegría y el festejo de la Feria de Cali, en la mañana del Día de los Inocentes se realizaba en la sede de la Terminal de Transportes una asamblea extraordinaria para elegir, entre otras cosas, a los miembros de una nueva Junta Directiva.

Lo curioso, más allá de que la asamblea se convocara ese día, es que a la reunión no asistieron ni el delegado de la Alcaldía de Cali, mayor accionista de la sociedad con el 23,73 %, ni la representante de las Empresas Municipales, que tiene el 22,46 % de las acciones, por una simple razón: no tenían ni idea de la reunión.

Lea también: Renuevan entrada vehicular de la Terminal de Transportes de Cali

Por alguna causa, hasta ahora desconocida, ni a la Alcaldía ni a Emcali se les notificó de la asamblea extraordinaria como es costumbre, a través de llamadas para confirmar la asistencia, por un grupo de WathsApp o mediante correspondencia.

Esta vez el gerente general de la Terminal de Transportes de Cali, James Mosquera Muñoz, solo publicó un pequeño clasificado en la página de ‘Edictos y Avisos de Ley’ del Diario Occidente en la edición del 21 de diciembre convocando la reunión “...a solicitud de un número plural de accionistas que representa el 44,4 % de las acciones de capital”.

“No es curioso que se cite una asamblea extraordinaria un 28 de diciembre porque nosotros trabajamos 7 días a la semana los 365 días al año; esa es nuestra operación y usted nos ve trabajando un 31 de diciembre o un 1 de enero. Esa es nuestra operación”, respondió el Gerente del Terminal en referencia a la fecha de la asamblea.

Lo llamativo de la historia es que del edicto no se enteraron los interesados en Cali, que es donde circula el Diario Occidente, pero sí lo vieron los otros accionistas que residen en Bogotá, Armenia, Popayán, Caquetá y Neiva, donde no llega el mencionado diario. Aún así, ninguno de ellos faltó.

Aprovechando la ausencia de los delegados del Municipio y de Empresas Municipales, los accionistas de fuera de la ciudad, quienes poseen más de la mitad del capital accionario de la Terminal de Transportes, sacaron a Emcali como miembro principal de Junta Directiva.

Abogados que pidieron permanecer en el anonimato y personas que conocen de cerca el asunto advirtieron que detrás de esta decisión habría un propósito que obliga a que la ciudad permanezca atenta.

¿Qué intereses había detrás de la asamblea semiclandestina realizada el 28 de diciembre pasado? ¿Por qué se enteraron todos los accionistas excepto los de la ciudad? ¿Qué decisiones se tomaron en esa reunión?

La ‘inocentada’ que  quisieron hacerle  a Cali con la Terminal
Pasado el guayabo

No fue sino hasta pasadas las fiestas decembrinas que la Gerencia de Emcali se enteró de que había sido relevada como miembro principal de la Junta Directiva de la Terminal de Transportes, tras solicitar un Certificado de Existencia y Representación Legal ante la Cámara de Comercio de Cali.

Así quedó registrado en el Acta de Asamblea General Extraordinaria de Accionistas 077, la cual fue radicada el 8 de enero ante la Cámara de Comercio en la capital del Valle.

Hasta el pasado 12 de diciembre el mayor accionista de la Terminal de Transportes de Cali era el Departamento del Meta con el 44,40 % de las acciones, pero mediante una ordenanza del 2016 se autorizó la venta o enajenación de las 9.690.143 acciones que les correspondía y que quedaron en manos de empresa Coomotor y la Terminal de Transportes de Armenia.

De acuerdo con un aviso publicado en la página web de la Terminal de Cali, el precio mínimo por cada acción era de $2282 (dos mil doscientos ochenta y dos pesos). Es decir, se tasó en $22.112 millones el valor de las acciones.

Dos semanas después de adquiridas, fue que el gerente de la Terminal, James Mosquera Muñoz, convocó la asamblea extraordinaria en la que sacaron a Emcali del órgano directivo, lo dejaron como suplente de la Alcaldía de Cali y se quedaron con tres de los cinco asientos en la Junta. La mayoría absoluta a la hora de decidir.

“El Departamento del Meta, que era el mayor accionista de la compañía, vendió sus acciones y paso seguido se solicitó una asamblea extraordinaria para efectos de recomponer la Junta Directiva; eso sucede en cualquier compañía en donde hay un nuevo accionista”, le dijo a El País el Gerente de la Terminal de Cali. 

Composición accionaria de la Terminal de Transportes de Cali

El 22 de enero la secretaria general de Emcali, Sandra Lorena Álvarez, presentó recurso de reposición y apelación contra el Acta 077 ante la Directora de Registros Públicos de la Cámara de Comercio de Cali.

Pero ni siquiera se alcanzó a tener una respuesta a la apelación porque en el mes de febrero, la Junta Directiva demandada, tuvo como único acto llamar a una nueva asamblea general para elegir su propio remplazo.

“Lo que nosotros manifestamos en esa reunión es que la actuación del Gerente de la Terminal no fue la debida; ocultarle al 46 % de los socios la realización de una asamblea extraordinaria no es lo debido desde ningún punto de vista en ninguna empresa del mundo”, dijo el gerente de Empresas Municipales, Gustavo Jaramillo.

¿El interés mayor?

Accionistas o delegados consultados por El País aseguraron, tras pedir que no se revele su identidad, que el interés en la Terminal de Transportes de Cali es ganarle una demanda al Municipio a través de Metrocali por $84.000 millones”.

“Si usted invierte $20.000 millones en acciones, controla la empresa con tres de los cinco asientos en la Junta Directiva y sabe que puede ganarse, según su participación accionaria, unos $40.000 millones, hizo el negocio del siglo. Por eso la ciudad debe estar atenta a lo que pase con esa demanda”, dijo una fuente.

La demanda se fundamenta en que Metrocali y la sociedad Centrales de Transportes (Terminal de Cali) celebraron un convenio para el diseño y construcción de la Terminal de Cabecera Valle del Lili y seis años después Metrocali lo declaró terminado porque no se cumplió con la constitución de garantías para ejecutar el convenio ni se publicó en Gaceta Judicial. 

Otra presunta irregularidad que advirtieron en la impugnación del Acta 077 es que la delegada del representante legal del Fondo de Pensionados de Ferrocarriles Nacional tenía un poder cuyo alcance no le permitiría definir conformación de junta directiva.

Aunque la Superintendencia de Sociedades conoció el caso y consideró que la asamblea del 28 de diciembre estuvo bien citada, varios de los accionistas minoritarios de la Terminal, que tampoco comparten lo ocurrido, coincidieron en que “no es que haya sido mal citada la asamblea, sino que hubo una falta ética y quedó sembrada la semilla de la desconfianza”.

La junta directiva del 28 de diciembre
no alcanzó a sesionar ni a tomar decisiones. Lo único que hizo fue convocar a asamblea para elegir su propio remplazo.

Lo normal antes de las asambleas es que se llame a los accionistas para así confirmar asistencia y para garantizar de que la reunión cuente con el quórum.

Acciones del Meta

El Meta se convirtió en el 2009 en el accionista mayoritario de la Terminal de Transportes de Cali al recibir con esas acciones el pago de la deuda de un patrimonio autónomo en el que tenía unas regalías.

Pese a los esfuerzos del Departamento del Meta por recuperar su inversión, debió recibir las acciones de la Terminal de Cali y el 53,21 de la Terminal de Armenia para no perder los recursos.

Fue así como adquirió las 9.690.143 acciones que vendió a la Cooperativa de Motoristas de Huila y Caquetá.

Proceso millonario contra Metrocali

La demanda por más de $84.000 millones que interpuso Centrales de Transportes SA (Terminal de Transportes de Cali) contra Metrocali está catalogada por la empresa como de riesgo alto.

Ambos habían firmado, en junio de 2007, un convenio interadministrativo para el diseño y construcción de estación ‘terminal de cabecera Valle del Lili del sistema de transporte masivo MIO, en la que Metrocali entregaba el espacio físico para la construcción en la vía Cali-Jamundí.

"En febrero se dieron las explicaciones a todos los accionistas y fue unánime la elección
de la Junta Directiva, con una plancha única donde todos quedaron satisfechos". 
James Mosquera
Gerente Terminal 

Seis años después, en junio de 2013, Metrocali declaró unilateralmente terminado el convenio aduciendo que no se cumplió con la constitución de garantías para la ejecución del mismo ni se publicó en la Gaceta Judicial del Municipio de Cali tal y como lo rodena la Cláusula 55 sobre requisitos de perfeccionamiento y ejecución, por lo que Centrales de Transportes presentó acción de nulidad y restablecimiento del derecho invocando una supuesta falsa motivación del acto.

Aunque en el 2015 el gerente de la Terminal de Transportes, James Mosquera, presenta pruebas de que se constituyeron las garantías, indicó Metrocali que no obra en las pólizas aportadas constancia de recibo por parte de las directivas de Metrocali.

La defensa de Metrocali gira entorno al presunto incumplimiento de la Terminal de Transportes por no presentar la debida documentación en la Oficina Jurídica de Metrocali.

De acuerdo con información entregada por Metrocali, el proceso de controversia contractual por presunta ‘terminación unilateral de convenio interadministrativo’, permanece a al espera de decisión en el Tribunal Contencioso Administrativo Oral del Valle del Cauca.

En concepto de los abogados de la entidad, “el acto sufre de vicio y por lo tanto la probabilidad de que lo declaren nulo es bastante alta”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad