La historia de la presunta estafa a 64 propietarios de casas de un condominio de Jamundí

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

La historia de la presunta estafa a 64 propietarios de casas de un condominio de Jamundí

Agosto 13, 2018 - 11:50 p.m. Por:
Redacción de El País
Condominio Valle del Río, Jamundí

El Condominio Valle del Río se encuentra ubicado en el municipio de Jamundí, en el kilómetro 3 vía Chipayá, a 15 minutos de Cali. En él se construyeron 64 viviendas y varios locales comerciales.

Foto: Giancarlo Manzano / El País

Un total de 64 propietarios de varias casas campestres ubicadas en el Condominio Valle del Río, en Jamundí, aseguran que fueron estafados luego de que la Superintendencia de Notariado y Registro emitiera, el pasado 27 de julio, un fallo que declaró a Eduardo Yusti como dueño del terreno donde está localizada esta parcelación.

A su vez, el comerciante en mención, afirma que el predio es suyo y que lo abandonó en el 2001, cuando hombres armados le exigieron traspasárselo a Óscar Varela, alias Capachivo, capturado en 2008 como jefe de sicarios del desaparecido Cartel del Norte del Valle y quien ahora se encuentra en libertad.

Según denunció Yusti, el 13 de febrero de 2003, fue víctima de una falsificación de firma y huella con la que se levantó una escritura pública en la Notaría Novena de Cali. Esta luego fue registrada en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos, donde quedó establecido el traspaso del predio a un hombre identificado como Henry Francisco Aragón.

Por su parte, en el año 2007 la Sociedad Constructora Incon S.A.S. compró al señor Aragón este lote, con el propósito de construir la Parcelación Campestre Valle del Río. Entre tanto, en el 2011 la Sociedad Comprinva S.A.S. adquirió de Incon S.A.S. el terreno y continuó con la promoción del proyecto inmobiliario hasta lograr la venta de todas las viviendas.

En el año 2013, Eduardo Yusti presentó una denuncia por falsedad en documento público. La Fiscalía falló a su favor.

Le puede interesar también: Preocupa situación de calle en la que se encuentran indígenas Embera

“Mi casa la compré en el año 2014 por $430 millones a un tercero que, a su vez, se la había comprado a la constructora Comprinva. Para adquirirla trabajé con mi esposo por muchos años, vendimos nuestro apartamento y así pudimos cancelar la cuota inicial del inmueble. También adquirimos un crédito con una entidad bancaria por medio de un leasing para financiar la vivienda a 20 años y ahora quedamos desmoralizados con la noticia de que el terreno donde está edificada nuestra vivienda le pertenece a un tercero”, relató Catalina (*), dueña de una casa.

La mujer también añadió que para adquirir la vivienda cumplió con todos los requisitos legales requeridos por la entidad bancaria que les otorgó el crédito.

“Pagamos estudios de títulos, avalúos y todos los papeles que ellos nos pidieron. Actualmente estamos cancelando unas cuotas bastantes altas y lo peor es que nadie nos quiere responder sobre el futuro de la vivienda: ni la constructora, ni el banco, ni mucho menos Henry Francisco Aragón, que fue un comprador fantasma que no aparece por ningún lado ni nadie lo conoce”, sostuvo Catalina.

Y es que según aseguró Elmer Montaña, abogado penalista y quien representa a varios de los propietarios de la Parcelación Valle del Río, la Fiscalía solo “se limitó” a determinar que la promesa de compraventa con la cual se hizo la transferencia del predio por parte de Eduardo Yusti a Henry Aragón, era falsa.

“Como denunció Yusti, la firma y huella que aparecieron en dicho documento no eran suyas, claramente aquí hubo un delito de falsedad en documento público. Sobre el señor Henry Francisco Aragón, en estos momentos la Fiscalía no ha establecido si realmente existe o es una persona ficticia”, afirmó el abogado.

64 casas en el 'limbo'

Por el momento, el caso de los 64 propietarios que tienen sus propiedades en este pleito jurídico, parece estar lejos de terminar.
Por tal motivo, el pasado 18 de diciembre de 2017, algunos de estos dueños decidieron agruparse e interponer ante la Fiscalía General una denuncia por el delito de estafa.

“En este documento pusimos en conocimiento del ente de control todas las irregularidades que detectamos en esta negociación y advertimos que estas personas habían sido estafadas porque a ellas se les ofrecieron unas viviendas con el argumento de que estaban saneadas y los títulos de las mismas habían sido otorgados de manera legal. Sin embargo, ahora nos damos cuenta de que en todo esto hay un origen espúreo que no sabemos cuál es”, dijo Montaña.

Al respecto, Jairo Mesa, superintendente de Notariado y Registro, indicó que debe ser la constructora Comprinva la que responda por estas irregularidades debido a que los propietarios “fueron compradores de buena fe”.

En la actualidad y debido a un fallo judicial, los propietarios de la urbanización no pueden realizar ningún tipo de negociación con sus viviendas.

“La constructora fue la que debió haber hecho el estudio de títulos en el momento en que vendió las viviendas. Nosotros tuvimos que tomar la decisión de devolverle a Eduardo Yusti el predio donde está construida la parcelación porque se comprobó que hubo suplantación de identidad. En la Gobernación del Valle también habían falsificado los recibos de pago de rentas del lote. Todo esto pasó por la Oficina de Registro y ningún registrador se dio cuenta. Ahora, ellos también están siendo investigados”, dijo Mesa.

Por su parte, Édgar Navia, abogado que representa a la empresa Comprinva (constructora que terminó el proyecto), aseguró que el proceder de la empresa fue legal y los documentos son “transparentes”.

“No es posible que después de 15 años la Superintendencia de Notariado y la Oficina de Registro de Cali vengan a admitir que se equivocaron. Ellos son los que han terminado muy mal en todo esto y ahora quieren aparecer como salvadores, cuando fueron los creadores de este problema. El caso de la negociación del terreno del condominio pasó por todos los entes legales”, aseguró Navia.

*Nombre cambiado por solicitud de la fuente.

Sobre el lote

La Parcelación Campestre Valle del Río, tiene un área de 97.197.00 metros cuadrados.

De estos, 96.844.20 pertenecen a zona de vivienda y 352.20 metros cuadrados a zona comercial.

Lea además: Alertan de supuesto cartel que estaría talando árboles de Cali para vender madera

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad