Irregularidades reinan en jardines infantiles de Cali, alerta tras caso de maltrato a bebé

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Irregularidades reinan en jardines infantiles de Cali, alerta tras caso de maltrato a bebé

Septiembre 10, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País 
sedes del jardín  infantil   K-rito Baby House

Las dos sedes del jardín infantil K-rito Baby House, donde fue agredida una bebé de diez meses, fueron cerradas este lunes de manera temporal por parte de la Secretaría de Educación Municipal por no tener los requisitos permitidos para operar.

Giancarlo Manzano / El País

La agresión que sufrió una bebé de diez meses, en un jardín infantil en el sur de la ciudad por parte de su cuidadora, generó alerta entre las autoridades.

Sobre todo, porque según la Secretaría de Educación, en Cali existe una cifra considerable de jardines que operan con algún tipo de irregularidad. Entre ellas están: lugares que no cuentan con rutas de evacuación para situaciones de emergencias, que no tienen baterías sanitarias aptas a la medida de los niños o que carecen de los certificados de salubridad que exige la Secretaría de Salud.

A lo anterior se le suma, de acuerdo con la información que dio a conocer la Secretaría de Educación Municipal, que existe un “vacío legal” que no le permite a esta dependencia controlar los sitios que ofrecen cuidado de los niños hasta los dos años de edad.

Según cifras proporcionadas por esta dependencia de la Alcaldía, en la capital del Valle existe un total de 852 establecimientos autorizados de carácter privado para prestar servicio de educación preescolar. No se tiene claridad sobre cuál es el subregistro de los mismos que están funcionando de manera ilegal.

“Eso se debe a que la población está creciendo de manera exponencial en la ciudad y, sobre todo en la zona Sur y, por la falta de personal, se nos hace prácticamente imposible controlar la totalidad de jardines que están abriendo sus puertas sin contar con los requisitos permitidos”, explicó Francisned Echeverry, coordinador de la oficina de Inspección y Vigilancia de la Secretaría de Educación.

Lea también: La terrible agresión contra una bebé de 10 meses en un jardín infantil del sur de Cali

A esta situación se le suman las “limitaciones” que tiene el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, para entregar las licencias que requieren estos establecimientos para poder operar en la zona sur de Cali.

“Eso explica el por qué hay tantos jardines infantiles en los barrios Valle del Lili y El Caney que funcionan de manera irregular. Y, si se quieran legalizar, eso ya no depende de nosotros porque no tenemos la facultad para entregarles licencias de uso del suelo, siempre y cuando no tengan por lo menos cuatro requisitos básicos que son externos a la Secretaría de Educación. Estos son: el permiso de uso del suelo para fines educativos, la licencia de construcción para ese mismo fin, el certificado de seguridad que es emitido por los bomberos y el certificado de salubridad que lo expide la Secretaría de Salud de Cali”, indicó Echeverry.

Para el abogado litigante Carlos Viveros, apoderado del caso de Salomé, la menor de diez meses agredida en el jardín K-rito Baby House, en el barrio Valle del Lili, esta situación representa un gran obstáculo para los padres de familia que quieran dejar a su hijos bajo el cuidado de instituciones legalmente constituidas.

Requisitos a jardines

Son varios los requisitos que deben cumplir los jardines habilitados por la Secretaría de Educación de Cali. Algunos de ellos son:

Contar con una licencia por parte de la Secretaría de Educación.

La sede del establecimiento debe contar con una ventilación e iluminación.

Los baños deben ser acordes a las medidas de los niños.

La cocina debe estar apartada de las aulas escolares.

El lugar no puede tener cables expuestos, varillas ni ningún elemento que represente un riesgo contra la integridad del menor.

El piso del mismo debe ser regular.

En los segundos o terceros pisos no se pueden atender niños menores de cinco años.

Vea también: cierran jardín infantil donde fue agredida una bebé de diez meses en el sur de Cali

“Eso permite concluir que el Municipio está muy mal confeccionado, y que en esta zona hay un obstáculo muy grande para que los establecimientos que quieran prestar servicios de pre jardín, jardín y transición, lo puedan hacer legalmente”, sostuvo Viveros.

Entre tanto, Hawyd Escobar, abogado de la Secretaría de Educación de Cali, hizo hincapié en que el Ministerio de Educación no le ha dado facultad a los entes territoriales para otorgar licencias, regular y ejercer facultades de inspeccion y vigilancia para los establecimientos que atienden menores entre 0 y 2 años.

“Solo nos corresponden ejercer vigilancia para los establecimientos que prestan servicio de prejardín, jardín y transición, es decir, educación formal para niños entre 3 y cinco años”, precisó.

“Pedimos justicia”
Brayan Itaz,  padre de Salomé

Brayan Itaz, padre de Salomé, la bebé de diez meses que sufrió una fractura en su pierna en un jardín en el sur de Cali

El País

Brayan Itaz, padre de la menor que fue agredida mientras se encontraba en el jardín K-rito Baby House, en el barrio Valle del Lili, se refirió a lo ocurrido y pidió justicia para la mujer que maltrató a su hija de diez meses.

¿Cómo se dio cuenta de la fractura que sufrió Salomé?
Eso sucedió el pasado jueves cuando mi esposa y yo fuimos a recoger a la niña al jardín a eso de las 5:00 p.m. Luego de que llegamos a la casa, la bebé no paraba de quejarse y llorar, hasta que la mamá la alimentó y se quedó dormida. Al otro día (viernes) Salomé siguió con las mismas molestias y ya no gateaba ni se movía. En ese momento fue que la llevamos al hospital y nos informaron de la fractura.

¿Cuál fue el dictamen médico?
Fractura en el fémur de su pierna izquierda.

¿Qué hizo cuando se enteró de esta noticia?
Inmediatamente solicitamos al jardín las grabaciones de las cámaras de seguridad para saber qué fue lo que pasó.

¿Qué sintió cuando confirmó que a su hija le hicieron eso en el jardín?
En mi familia nos conmovimos mucho porque nunca nos imaginamos que a mi hija le hubiera podido pasar eso en un lugar donde supuestamente la cuidaban. Luego nos dirigimos a la Fiscalía a poner una demanda en contra de la agresora.

¿Qué ha pasado con esta mujer?
Tengo entendido que hasta el momento no ha aparecido. Estamos esperando cómo va a proceder la justicia, pero queremos que le caiga todo el peso de la ley por maltrato infantil.

¿Cuando usted fue al jardín a reclamar a su hija quien se la entregó y qué le dijeron?
La agresora. Me dijo que la pierna se le había quedado atorada en el caminador.

¿Hace cuánto tiempo había ingresado a su hija a ese jardín?

15 días.

Al jardín se le cerraron sus dos sedes este lunes, porque no contaba con requisitos para operar, ¿Cuál es su opinión?
Quedé sin esperanzas y entendí porque allí contrataron a cualquiera para el cuidado de mi hija.

¿Quien le recomendó ese jardín?
La mamá de dos niños que estudian aquí también. Ellas tienen a sus hijos desde los cinco meses y está muy afectada con esta situación.

¿Era la primera vez que su hija presentaba síntomas de maltrato físico?
El primer día Salomé me llegó con la boca reventada y un morado en la espalda. Esa vez, no acaté en pedir video.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad