Hurtos, agresiones y acosos, otras denuncias de pasajeros de transporte informal

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Hurtos, agresiones y acosos, otras denuncias de pasajeros de transporte informal

Junio 06, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Transporte Pirata Piratería Informal Movilidad Tránsito

En un sondeo virtual que realizó El País, la mayoría de usuarios de Facebook coincidieron en opinar que en la capital de Valle no se sienten seguros usando métodos de transporte ni informales ni públicos.

Archivo de El País

El transporte informal en Cali y su área metropolitana parece haberse convertido en un riesgo para la comunidad. Hurtos, agresiones, abusos y acoso sexual, son solo algunas de las situaciones que han sido denunciadas por pasajeros de ‘piratas’ y aplicaciones móviles de transporte.

El caso más reciente fue el de una joven universitaria que fue víctima de abuso sexual por parte de un conductor ‘pirata’ que de Jamundí se dirigía a Cali el pasado 21 de mayo. La mujer relató que abordó el servicio porque iba demasiado tarde para la universidad y en el camino el hombre se desvió hacia un callejón, la amenazó con un cuchillo y la obligó a cometer actos sexuales con él a cambio de dejarla ir viva del lugar.

Gracias a la denuncia hecha por la joven en redes sociales y ante las autoridades, fueron ubicadas otras dos mujeres que habían sido víctimas de hechos similares. Fue así como esta semana la Policía Metropolitana logró la captura de este hombre.

Tan solo 12 días antes (el 9 de mayo), una joven caleña denunció en redes sociales que un conductor de una aplicación le ofreció una menta que contenía droga.

“Fue en InDriver. Cometí el error de recibirla, empecé a sentirme mareada, desorientada y con visión borrosa, me iba a desmayar. Grité que por favor parara y no me contestaba nada. Luego me dijo: ¿Por qué te querés bajar si ya vamos a llegar?, lo cual era falso”, relató la joven al indicar que en medio del desespero abrió la puerta del auto en movimiento y en cuanto pudo corrió.

“El efecto de lo que me dio duró cuatro horas. Gracias a Dios reaccioné a tiempo, pero la historia pudo haber sido diferente. Fui irresponsable al recibirle algo a un desconocido y hago la denuncia pública porque como me pasó a mí, le puede pasar a cualquiera”, contó la mujer en redes.

El País contactó a la joven y pudo comprobar que el caso ya fue denunciado ante las autoridades. Sin embargo, la víctima no se quiso pronunciar más sobre el hecho ya que el conductor interpuso una denuncia en su contra por calumnia: “Es lamentable cómo funciona la justicia en este país”, puntualizó.

Lea también: 'Capturan a supuesto 'pirata' que abusó de joven universitaria en vía Cali - Jamundí'.

Esa misma semana otra joven denunció que un conductor de otra aplicación le cobró por una carrera más del costo que indicaba el sistema móvil y tenía una conducta muy agresiva en la vía: “Dijo que por eso no podía dejar el revolver en la casa, que porque cuando no era que le querían robar lo de la carrera, era que le querían dañar el carro. Me amenazó diciendo que era una rata, que ya sabía donde vivía y que allá me iba a ir a cobrar. Fue con WayCali”, contó.

A estos hechos reconocidos se suman casos como los de Victoria González, una emprendedora caleña que en diciembre del año pasado solicitó un servicio aplicación para llevar sus productos a una exposición, pero una vez subió la mercancía (avaluada en $17 millones) al vehículo, el hombre arrancó rápidamente y canceló el servicio cuadras más adelante.

“Luego de que lo detuvieron y se encontró la mercancía en pésimas condiciones, el hombre quedó libre y me demandó por calumnia, su denuncia no prosperó, pero el caso sigue en la Fiscalía. Uber, de donde fue el servicio, se pronunció para decir que ya lo habían desvinculado de la plataforma”, dijo González.

La mujer aclaró que es consciente de que esta clase de hechos no solo se presentan en el transporte informal y reflexionó frente a su experiencia: “No volví a tomar ni Uber, ni taxi, ni nada. Uno no puede salir de la casa porque en Cali nada garantiza la seguridad”.

¿Se controla el transporte informal?

De a cuerdo con William Bermúdez, líder del Centro de Gestión de Movilidad de Cali, la naturaleza de la Ley que sanciona el transporte informal es proteger la seguridad de los ciudadanos, además de impedir que se generen relaciones económicas ilegales.

“Nosotros sabemos las deficiencias que tiene el transporte en la ciudad, sin embargo, hay que tener en cuenta los riesgos que se toman con un transporte informal: No sabemos quién nos está transportando, ni las condiciones de seguridad. Es el sistema de transporte público el que genera condiciones y una legislatura especial para transportar personas”, explicó Bermúdez, al asegurar que la mayoría de estos traslados se ejecutan en zonas donde hay mucha demanda de movilidad pero poca oferta de transporte público, como la ladera y oriente de Cali.

El funcionario además informó que en la capital del Valle todos los días se realizan operativos contra el transporte informal. Entre el 1 de enero y el pasado 3 de junio de este año se generaron 1675 infracciones por este motivo (10 infracciones diarias aproximadamente).

Aplicaciones avanzan en seguridad

Según explica Manuela Bedoya, gerente de comunicaciones de seguridad para Uber en la Región Andina, Centroamérica y Caribe, son pocas las aplicaciones móviles de transporte que se preocupan por evolucionar las condiciones de seguridad para los usuarios, Uber es precisamente una de las que más ha avanzado en el tema, pero llega hasta donde la Ley colombiana lo permite.

“Nosotros contamos con un protocolo de seguridad para admitir un conductor en nuestra plataforma, precisamente ese filtro nos permitió rechazar 60.000 personas en Colombia el año pasado, considerando la evaluación de sus antecedentes, licencias de conducción, entre otros aspectos”, dijo la Gerente, al acotar que de presentarse una eventualidad las personas siempre están invitadas a denunciar en la aplicación y ante las autoridades.

“Nosotros no somos una entidad judicial, dentro de lo que podemos hacer está desactivar a un conductor de la plataforma y tener completa disposición ante las autoridades para brindar la información que se requiera. En Colombia lamentablemente el servicio no está regulado, como sí en otros países, pero las alternativas de seguridad siempre se tienen en cuenta. Tratamos de que a través de la tecnología los viajes sean más seguros con la opción de compartir el viaje hasta con 5 personas, poniendo un botón de fácil contacto con el 123 de la Policía y otras alternativas”, dijo Bedoya.

Tenga en cuenta

Las autoridades recomiendan no hacer uso de transportes informales.
Siempre que esta sea su única alternativa tome medidas de seguridad: Comparta su viaje con otras personas o mantenga una llamada activa con alguien todo el viaje, verifique que el rostro y las placas del conductor sean las que indica su aplicación.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad