Drogas y abandono, los males que reinan en el Parque del Acueducto de Cali

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Drogas y abandono, los males que reinan en el Parque del Acueducto de Cali

Junio 26, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Parque del Acueducto Cali

Los andenes y senderos del parque tienen resquebrajamientos, desniveles y fisuras pronunciadas que los convierten en corredores de peligro para los transeúntes y deportistas que frecuentan la zona.

Oswaldo Páez / El País

La falta de iluminación, daños en los senderos peatonales y andenes, la presencia de consumidores de alucinógenos, la proliferación de habitantes de calle y falta de infraestructura para un mayor aprovechamiento, son algunos de los problemas que aquejan al emblemático parque del acueducto, en el oeste de Cali.

En esto coinciden vecinos de los barrios San Antonio, El Peñón, Bellavista y Arboledas, quienes advierten que este pulmón verde demanda una intervención desde la infraestructura y actividades culturales y deportivas para potenciarlo como un sitio de esparcimiento y evitar que siga en desuso y deteriorándose.

Para Roberto Núñez, residente de Arboledas, uno de lo puntos a reforzar en este espacio es la seguridad y el control del consumo de estupefacientes. “Andar por el parque se volvió complicado. El parque es bonito y tiene mucha naturaleza, pero hay mucho consumidor y el olor a marihuana se volvió una constante. Por ahí se volvió muy inseguro el paso, a dos amigos los robaron hace menos de dos meses cuando estaban trotando”, comenta el vecino.

Lea también: 'Parque biosaludable de Valle del Lili será entregado en próximos días'.

En ese sentido, residentes de sectores aledaños indican que la inseguridad también encuentra resguardo en la falta de iluminación del parque. Así lo señala Julio Rendón, habitante de Bellavista y visitante asiduo de este rincón verde, quien dice que “esta es una zona boscosa, hay muchos árboles y, por ser una pendiente, la visibilidad es muy reducida. En las noches es complejo siquiera pasar por el parque porque no hay suficiente luz y eso no brinda mucha confianza para caminar tranquilo; hasta las 6:00 de la tarde es buena hora para recorrerlo, de ahí para adelante es un riesgo”.

Parque del Acueducto Cali

La presencia de habitantes de calle y consumidores de alucinógenos en este espacio es una constante, de acuerdo con vecinos y visitantes.

Oswaldo Páez / El País

Otro de los aspectos que preocupa a los residentes de barrios aledaños al parque del acueducto es que esta zona representativa del Oeste se ha convertido en dormitorio de habitantes de calle. “Mucha gente que está en el centro se desplazó hasta el parque y ha cogido las bancas y las zonas verdes como cama, sin importar la hora del día. Además, muchos hacen sus necesidades cerca a los senderos y dejan mucha basura a su paso”, afirma Daniela García, residente de El Peñón y quien a diario saca a pasear sus perros por este corredor ambiental.

Entre tanto, Lorena Aristizábal, habitante de San Antonio, dijo que la falta de equipamiento y el mal estado en el que se encuentran los juegos infantiles y las bancas de este sector evitan que haya un uso mayor del parque por parte de residentes de barrios aledaños y visitantes.

“Si hubiera juegos modernos para los niños o circuitos para hacer deporte, seguro mucha gente mantendría en el parque. Este es el único sitio en el Oeste que tiene espacio y condiciones para que la gente salga a trotar, leer o ejercitarse y, sin embargo, nadie lo utiliza porque no hay nada para hacer”, dice.

Las propuestas de la comunidad

Carlos Gálvez, presidente de la Junta de Acción Comunal de San Antonio, señala que “el parque hay que hacerlo habitable para que la gente lo disfrute. Si bien hay que ajustarle cosas estéticas como un par de senderos, para lo que más se debe aprovechar este espacio es como un epicentro de muchas actividades deportivas y ambientales”.

El líder barrial explica que una de las propuestas de la JAC de San Antonio para aprovechar el parque del acueducto es la construcción de parqueaderos subterráneos detrás de la Iglesia del barrio, justo donde hoy se encuentra la subestación eléctrica de Emcali.

“Esta es una apuesta para solucionar uno de los problemas más grandes que tenemos: el mal parqueo. Lo que se tendría que hacer sería mover la subestación de energía entre 100 metros y 120 metros hacia el Oeste y aprovechar la zona alta para hacer los estacionamientos bajo tierra; ahí podría haber cabida para más de 300 vehículos”, asegura Gálvez.

En este parque se cambiaron recientemente 71 luminarias de luz de vapor de sodio amarilla a luz blanca. Esta renovación de los puntos luminosos costó $75 millones.

Reformas en el parque, en 2019

Cabe recordar que el parque del acueducto tiene una superficie total de 24 hectáreas, las cuales están fraccionadas por edificaciones e instituciones y servicios de diversa índole. No obstante, aproximadamente tres hectáreas de este sector están conformadas netamente por zonas verdes que comprenden desde la colina de San Antonio hasta la Avenida Circunvalación.

Precisamente, el Departamento de Planeación Municipal, señala que este espacio tiene “grandes áreas intermedias totalmente desperdiciadas y sin posibilidad de acceso y disfrute para la comunidad caleña”, por lo que en la Unidad de Planificación Urbana 9 - Manzana del Saber se planteó como una labor urgente la elaboración de un plan director que erija una hoja de ruta para la intervención del parque.

Lea también: 'Las cinco estrategias para 'espantar' a la inseguridad de los parques de Cali'.

Según manifiesta Planeación Municipal, actualmente desde el taller de espacio público de esa dependencia se están adelantando los diseños de acuerdo a aspectos urbanos y arquitectónicos, con miras a recuperar paisajística y ambientalmente el parque del acueducto para incrementar el carácter recreativo de este pulmón de Cali. De hecho, actualmente se están elaborando los nuevos diseños de los senderos y el mobiliario, la recuperación de muros, así como del manejo de la vegetación, las aves y demás fauna.

“Se estima que para finales de este año estarán listos dichos diseños, con el objetivo de ejecutar la obra en el 2019”, advierte Planeación Municipal.

Por su parte, el director de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales, Uaespm, indica que los trabajos de mejoramiento de la iluminación se realizaron en este parque el año pasado, cuando se cambiaron 71 luminarias de vapor de luz amarilla a luz blanca de vapor de sodio.

“Allí hay una limitación para poner muchas luminarias, debido a que allí reposan muchas aves y la luz LED puede afectar el entorno de la fauna. Sin embargo, los senderos tienen buena iluminación y esto ayuda a garantizar la seguridad en el sector”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad