Desnutrición genera alerta en Cali, más de 200 niños han sido diagnosticados

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

Desnutrición genera alerta en Cali, más de 200 niños han sido diagnosticados

Julio 29, 2018 - 11:45 p. m. Por:
Redacción de El País
Nutrición Desnutrición Alimentación Niños

Siete casos de mortalidad por desnutrición se han registrado en lo corrido de 2018 en el Valle del Cauca. Estos menores de edad pertenecían a los municipios de El Águila, Trujillo, Bolívar, La Unión, Caicedonia y El Dovio.

Bernardo Peña / El País

Al menos 218 casos de desnutrición en niños que tienen entre uno y cinco años se han presentado en Cali en lo corrido del presente año. Esta cifra representa solo un caso menos comparado con el cierre del primer semestre del 2017, según cifras proporcionadas por la Secretaría de Salud Municipal.

De acuerdo con Alexánder Durán, titular de la cartera de Salud de Cali, hay un parte de tranquilidad frente a la delicada situación que se ha presentado en el departamento, específicamente con la emergencia nutricional que se vive en el municipio de El Dovio, pues “a diciembre de 2017, Cali cerró con una con una tasa de mortalidad por desnutrición de 7,2 por cada 100.000 habitantes, siendo esta la más baja en los últimos siete años”.

Es así como el histórico de casos registra que en el 2013, doce niños perdieron la vida por desnutrición en Cali; en 2014, siete; en 2015, seis; en 2016, siete; en 2017, dos; y en 2018 no se han registrado decesos por esta causa.

Sin embargo, el informe anual de Calidad de Vida del programa Cali Cómo Vamos 2018, indicó que de los 26.464 niños nacidos vivos en la capital del Valle en 2017, el 8,7 % (2310) presentaron bajo peso al nacer.
“Un indicador que da cuenta de la nutrición del menor y de la madre, y que por tanto refleja condiciones de pobreza”, reza el documento.

Asimismo, el informe señala que el 7,8 % de los menores nacidos en 2017 presentaron desnutrición con retardo de la altura para la edad, lo que se define como desnutrición crónica. El 4,9 % de los niños registraron desnutrición con deficiencia de bajo peso para edad, 5,4 % presentaban sobrepeso y 1,1 % obesidad.

De los 218 menores de cinco años que han sido notificados con desnutrición en Cali este año, 59 fueron diagnosticados con un estado de desnutrición severa, mientras que los 159 niños restantes presentaron la enfermedad en un nivel moderado.

Lea también: 'Gobernación anuncia brigadas de salud para atender a niños indígenas de El Dovio, Valle'.

Según explicó Diana Velásquez, encargada del área de Seguridad Alimentaria y Nutricional de la Secretaría de Salud de Cali, cuando los centros médicos reportan un niño con desnutrición quiere decir que los índices de su peso para la edad y altura no son los ideales acorde a su proceso de desarrollo y crecimiento.

“La desnutrición aguda severa, como su nombre lo indica, son casos severos que necesitan atención inmediata. Por su parte, la desnutrición aguda moderada se refiere a aquellos casos en donde se puede generar una atención ambulatoria”, dijo la experta.

De esta manera, Velásquez puntualizó que la malnutrición infantil hace referencia a los problemas alimentarios que sufren los menores de cinco años, si se tiene en consideración la deficiencia o exceso de uno o más nutrientes.

De acuerdo con la experta, desde el 2016 en Cali la Administración focalizó los programas de recuperación nutricional en los sectores del Oriente y la ladera, donde se presentan la mayoría de los casos por desnutrición en menores de cinco años.

“Hemos encontrado que muchos de los niños pertenecen a familias numerosas y son de comunidades vulnerables con bajos recursos. Sin embargo, también encontramos casos en que los menores tienen estabilidad económica y pueden tener los alimentos pero no los consumen. Es decir, se alimentan con productos que no suplen sus requerimientos nutricionales”, aseveró.

A su vez agregó que “hemos insistido en que las Empresas Prestadoras de Servicio de Salud, EPS, le hagan seguimiento a los niños que fueron diagnosticados con algún grado desnutrición. Asimismo, esa base de datos la mandamos al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, y seleccionamos los casos severos. A ellos les hacemos una visita técnica para revisar la casa de los niños y saber cuáles son sus condiciones de vida, si necesitan atención oportuna o si no les han generado alguna autorización que haya que agilizar”.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o Unicef “un niño que nace bajo de peso puede tener un mayor riesgo de mortalidad, y aquellos que logran sobrevivir son propensos a sufrir alteraciones del sistema inmunológico, permanecer desnutridos, tener menor fuerza muscular y perder capacidades cognitivas y coeficiente intelectual”.

De igual forma, expertos en la materia señalan que cuando un niño no tiene un requerimiento nutricional adecuado, su cuerpo empieza a hacer uso del almacenamiento de grasas y carbohidratos que tiene almacenado.

La encargada del Área de Seguridad Alimentaria y Nutricional de la Secretaría de Salud de Cali señala que lo que sucede en el cuerpo es que el sistema “saca lo que necesita de los músculos para proteger los órganos vitales: corazón, pulmones, hígado, riñones, entre otros. Estos se van adelgazando hasta llegar a un momento en que tienen un desequilibrio metabólico porque ya su cuerpo no puede suplir esa nutricidad. El cuerpo deja de crecer y puede llegar a tener una falla multiorgánica”.

Lea también: 'Desnutrición amenaza a otros 100 niños indígenas de El Dovio, Valle'.

59
Menores de cinco años han sido diagnosticados con desnutrición severa en Cali, según la Secretaría de Salud.
7000
Niños de Cali requieren mayor acompañamiento nutricional, según el Banco de Alimentos.

Desnutrición en otros municipios

Aunque Cali hace parte de los municipios del departamento que no han presentado variables alarmantes en términos de desnutrición, a nivel nacional el Valle registra un aumento en el número de casos de morbilidad por desnutrición en la primera infancia.

Según informó la secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes, actualmente se registran 332 casos severos de desnutrición.

“Aún no hemos calculado la cifra exacta, pero calculamos que unos cien casos más se pudieron haber presentado en el incremento, que no solo es aquí, sino a nivel nacional”, afirmó la funcionaria al indicar que en promedio 13 niños a la semana son diagnosticados con desnutrición en el Valle.

“Hay tres municipios donde hemos identificado ese incremento: El Dovio, Sevilla y Versalles”, afirmó Lesmes.

De igual forma, la funcionaria ratificó que en lo corrido del año se han registrado siete muertes por desnutrición en el departamento y solo dos de ellos pertenecen al municipio de El Dovio, pues cuatro de los casos que se reportaron como decesos por desnutrición, y que encendieron las alarmas en el departamento, en realidad pertenecían a otros diagnósticos.

“De los casos renombrados en El Dovio, dos son por neumonía, uno por prematuridad, otro por cardiopatía congénita y solamente dos por desnutrición. No seis, como se pensaba. Sin embargo, la causa de todas las muertes sí corresponde a un hecho en común: que no fueron diagnosticados ni tratados a tiempo”, aseveró la funcionaria.

Según explicó Lesmes, en El Dovio se vive una situación cultural muy fuerte que impide que los niños reciban una atención oportuna.

El País conoció un video en el que un líder de la comunidad del Dovio, indígena Embera, explicaba que los niños eran tratados primero por los sanadores de su comunidad para hacer una limpieza y que solo hasta que veían que la enfermedad persistía, los niños eran llevados a los centro médicos tradicionales.

14.000
Niños y niñas se benefician con el servicio del Banco de Alimentos en Cali y su área metropolitana.

Cómo prevenir la desnutrición

Entre las recomendaciones que hace la Secretaría de Salud de Cali para evitar la desnutrición en menores de 5 años, se cuentan:

Ejercer la lactancia materna exclusiva mínimo hasta los 6 meses de edad.
Iniciar de manera adecuada la alimentación complementaria, con alimentos de alto valor nutricional: frutas y verduras.

No adicionar, durante el primer año de alimentación complementaria, sal o azúcar en los alimentos.

Crear rutinas saludables al menor: desayunar, almorzar, cenar y tomar refrigerios saludables.

Estar pendiente de la ganancia de peso y de los hábitos alimentarios de los niños en sus primeros años de vida.

Preferir alimentos de alto valor nutricional como cereales, proteínas, lácteos evitando alimentos empaquetados o bebidas azucaradas, que contienen calorías vacías.

Ir puntualmente a los controles de crecimiento y desarrollo.

En Cali se desperdicia comida

Según Óscar de La Vega, director del Banco de Alimentos, organización que beneficia a cerca de 14.000 niños y niñas de Cali y su área metropolitana, a diario en la capital del Valle se estarían desperdiciando alrededor de seis toneladas de alimentos. Precisamente la cantidad que esa entidad logra recaudar tocando las puertas de comerciantes y productores, a fin de conseguir la donación de víveres necesarios para surtir sus góndolas y donarlos.

Aproximadamente 7000 del total de niños que atiende el Banco de Alimentos tienen una situación que requiere mayor acompañamiento nutricional. De la Vega explicó que la mayoría pertenecen a zonas vulnerables de Cali, Jamundí y Yumbo.

Cerca de 170.000 personas en Cali pasan hambre, según De la Vega. “Eso sin contar a los desplazados de Venezuela. La Alcaldía con la Pastoral Social ha tratado de mitigar esa situación, pero a veces se nos sale de las manos”, dijo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad