Debate: patinetas, ¿un riesgo o un avance para la movilidad en Cali?

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Debate: patinetas, ¿un riesgo o un avance para la movilidad en Cali?

Marzo 31, 2019 - 08:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Patinetas eléctricas en Cali

La falta de normatividad es uno de los lunares de este medio de transporte. Menos carros y emisiones contaminantes, entre beneficios.

Periodista: Íngrid Valderruten / Cámara: Laura Melissa Durán / Edición: Sebastián Castro

Agilidad, ahorro de tiempo y menos contaminación para el medio ambiente. Ocupación del espacio público, inseguridad vial y falta de control.

Estos son los dos extremos en que se están moviendo las patinetas eléctricas que circulan en Cali desde el pasado 5 de marzo, y que, sin cumplir un mes, han generado una dura controversia entre los defensores de la movilidad sostenible y quienes piensan que la implementación de este nuevo modo de transporte se hizo de manera improvisada, generando un riesgo.

Henry Martin, subsecretario de Movilidad Sostenible de Cali, asegura que una de las principales dificultades radica en que no existe una norma que regule la operación de los monopatines, y dicha reglamentación debe ser expedida por el Ministerio de Transporte.

Lea también: Cali apuesta cada vez más por la movilidad 'limpia'

“Sabemos que el Ministerio está pendiente del tema, inclusive ellos estuvieron en el lanzamiento que se hizo acá... cuando termine el piloto (de operación de patinetas), que va hasta octubre, nos sentaremos con el Ministerio, miraremos los pro, los contra, y la idea es sacar una circular conjunta y que nos den alguna posibilidad de que generemos una reglamentación, porque hasta ahora lo que podemos hacer es dar recomendaciones respecto al buen uso y la amonestación como forma de ejercer el control”, dice Martin.

El País consultó con usuarios, operadores, autoridades y expertos en movilidad sobre lo bueno y lo malo que estos novedosos aparatos le han traído a la ciudad.

Patinetas eléctricas en Cali

Las patinetas solo deben ser usadas por una persona y están prohibidas para menores de edad. Sin embargo, es común ver que los aparatos sean utilizados en pareja, como lo muestra esta imagen.

Jorge Orozco / El País

¿Por qué no ser la capital de la movilidad limpia?

Paulo Rosas estudia en la Universidad Icesi y trabaja en la Javeriana. Ha usado las patinetas eléctricas en tres ocasiones, para ir desde estos dos puntos hasta la estación Universidades del MÍO, un viaje en el que tarda cerca de 10 minutos y le puede costar alrededor de $5000.

“Yo miro Google Maps y si veo que está en rojo (por la congestión vehicular) uso la patineta y me ahorro todo el trancón. Esta es una alternativa de transporte rápida, divertida y eficiente”, asegura Rosas.

A su vez, Gabriel Arciniegas, estudiante de economía de la Javeriana, usa las patinetas para recorrer la última milla de su viaje: “Es un excelente medio de transporte, destaco la facilidad de uso y el hecho de que se alimenten de energía eléctrica porque de esta manera no contamina. El precio es un poco elevado para largas distancia, pero a distancia como esta (desde la universidad hasta Jardín Plaza) me parece efectivo usarlas”.

Actualmente, entre las dos empresas que operan las patinetas en Cali (Lime y Grin) hay alrededor de 1600 vehículos al servicio en las zonas Sur, Norte y Oeste, en los cuales se han realizado cerca de 11.000 viajes.

Enrique Cuéllar, gerente de Lime para Colombia, explica que el 80 % de los trayectos que se realizan en semana son de utilidad, es decir de última milla, “ir de mi trabajo a la oficina, de la oficina al centro comercial, del centro comercial a mi casa”, mientras que los fines de semana, cuando aumenta la demanda, el uso que tienen los monopatines es recreativo.

Asimismo, destaca que el sector donde más se mueven estos aparatos es el barrio El Peñón, “por lo general los viajes vienen y van de las zonas residenciales al sector de los restaurantes y comercio”.

“La idea que tenemos es llegar a 3000 viajes al día. Conocemos la experiencia de otros países y lo que ocurre con las patinetas es que estamos reduciendo en un 30 % el uso de vehículos particulares, es decir, 3000 viajes en patineta se convierten en mil viajes menos en vehículo particular y eso se vuelve importante para la ciudad en dos aspectos: la disminución en congestión vehicular y la contaminación del aire de la ciudad, de ahí parte nuestro modelo de negocio”, dice Cuéllar.

Para Fernando Martínez, miembro del colectivo Cultura Bici, fomentar la movilidad limpia a través del uso de este tipo de sistemas podría ser una medida de prevención para que Cali evite llegar a niveles de contaminación por CO2 como Bogotá o Medellín, ciudades que hoy enfrentan problemas ambientales por este aspecto.

“Hay casos que uno conoce de amigos que para moverse a unas escasas diez cuadras se van en moto o carro y cada que eso sucede nos genera una emisión de CO2, entonces la operación de estas patinetas, lo que ha venido pasando con los buses eléctricos y la implementación de ciclorrutas está muy bien encaminado para que, así como Cali es la capital deportiva de Colombia, por qué no ser la capital de la movilidad limpia”, asegura Martínez.

El joven añadió que este sistema también ha contribuido a impulsar el turismo, pues en zonas como el bulevar del río es frecuente ver extranjeros que usan los monopatines, bien sea por diversión o para hacer sus trayectos. “También es chévere ver gente vestida con traje de oficina usar ese tipo de transporte porque rompe el mito del estatus en la movilidad, que si andas con traje y corbata tienes que movilizarte en carro o moto, inclusive para trayectos cortos”, precisa Martínez.

El gerente de Lime añade que “el reto más grande que tenemos es generar la cultura de uso de la patineta no como un juguete sino como un vehículo y tratarlo como tal”.

"Patinetas generan riesgo adicional innecesario"
Patinetas eléctricas en Cali

La mayoría de usuarios de las patinetas no usan elementos de protección como casco, para movilizarse en los vehículos.

El País

Con la circulación de las patinetas eléctricas se han visto conductas inadecuadas en las calles de Cali por parte de los usuarios como: ir en contravía, invadir los carriles del MÍO, circular en pareja, montar mascotas o transitar por el túnel de la Avenida Colombia.

“Las patinetas permiten otras formas de movilizarse por la ciudad, lo malo es que no existe la suficiente regulación a nivel nacional para poder controlar condiciones de seguridad, como por ejemplo que usen el casco u otro tipo de herramientas”, asegura John Freddy Bustos, vocero del colectivo La Ciudad Verde.

Víctor Hugo Vallejo, abogado experto en temas de transporte, añade que estos vehículos se convierten en un “riesgo multiplicado” en las vías, debido a la desprotección en que se movilizan “y son vehículos que si llegaran a causar daños materiales o personales no tienen una póliza de seguros de responsabilidad civil extracontractual frente a todo riesgo, ni poseen un Soat que permita la atención médica inicial para quien resultare lesionado en un accidente”.

“Digamos que la idea puede ser buena, pero la implementación es absolutamente improvisada y se le ha generado al sistema de circulación terrestre de la ciudad un riesgo adicional innecesario en favor y beneficio de quién se está lucrando particularmente de la operación de los equipos”, precisa Vallejo y asegura que por tratarse de un vehículo automotor, se pueden aplicar las sanciones que contempla el Código de Tránsito cuando se cometan infracciones.

Al respecto, los operadores de las patinetas aseguran que han venido promoviendo campañas de cultura con sus usuarios y además cuentan con una póliza en caso de accidentes: “tenemos un seguro global que cubre este tipo de inconvenientes, lo que debe hacer el usuario es comunicarse con nosotros para darle trámite, contamos con un equipo dedicado 24/7 a dar respuesta”, expresa Enrique Cuéllar, de Lime, empresa que ya tuvo un usuario accidentado, según el reporte con lesiones y daños leves.

Otra crítica que han recibido las patinetas eléctricas es la ocupación del espacio público. Jhony Rangel, vocero del gremio de taxistas, cuestiona que si otros vehículos son sorprendidos mal estacionados “se les sanciona, pero para estas patinetas no hay ley”.

“Imagínese que una sola motocicleta que esté parqueada en un andén la levanta el guarda de tránsito y la inmoviliza, y estas patinetas se ven en andenes, frente a centros comerciales, estacionadas cuatro a un lado y cuatro al otro, usurpando el espacio público con la benevolencia de las autoridades”, precisa Rangel.

Sin embargo, Felipe Ospina, gerente comercial de Grin, explica que en el caso de esta empresa, operan bajo un modelo de estaciones enfocado en hacer alianzas estratégicas y comerciales con restaurantes, gimnasios, cafés y centros comerciales, entre otros establecimientos, “para que ellos sean las personas que nos asignen el espacio de ellos y así minimizar el impacto del espacio público. Los espacios los queremos ocupar con permiso de la Alcaldía”.

El subsecretario de Movilidad Sostenible resalta que uno de los acuerdos con los operadores de las patinetas es que no pueden cubrir espacios peatonales, ocupar ingresos a edificios, ir por aceras o hacerse en sitios que estorben.

“La sanción que podemos aplicar es por mal comportamientos en la vía, que es una amonestación, entonces la persona tiene que ir a una capacitación pedagógica y si no asiste tendrá una multa de cinco salarios mínimos legales, más o menos $138.000. La Policía también puede sancionar a través del Código de Policía”.

Pero lo cierto es que hasta la fecha, en Cali, no se ha aplicado ninguna sanción.

Patinetas eléctricas en Cali

El País sorprendió a este grupo de niños jugando con las patinetas estacionadas frente al centro comercial Jardín Plaza.

El País

Uso correcto de una patineta

Para usar una patineta de manera correcta los usuarios deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

-Utilizar casco de protección.
-No transitar por andenes.
-Transitar prioritariamente por ciclorrutas. No hacerlo por vías principales .
-Circular por la calzada derecha, adosado al andén, en casos donde no hay ciclorruta.
-Respetar las señales de tránsito.
-Estacionar sin invadir propiedades privadas, ni obstruir el espacio público.

Seguridad. Lime indicó que ha tenido 15 intentos de hurto de patinetas. Grin ha registrado 11 casos con sus vehículos. En este sentido, es importante que la ciudadanía sepa que estos vehículos tienen un sistema de GPS, que es monitoreado las 24 horas, lo cual facilita el rescate de estos aparatos o saber cuando están en riesgo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad