¿Cumplirá la ILV la meta de ventas de este año?

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

¿Cumplirá la ILV la meta de ventas de este año?

Diciembre 13, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Industria de Licores del Valle Aguardiente Blanco

Debido al incumplimiento en las ventas de aguardiente por parte de Suprema, el departamento dejó de percibir alrededor de $30.000 millones en el 2017.

Archivo de El País

La Industria de Licores del Valle, ILV, tiene como meta vender al finalizar este año entre siete y ocho millones de botellas, un poco menos de lo que se había estipulado a comienzo del 2018.

Pero aunque diciembre es el mes de mayor consumo de licor tanto en el Valle del Cauca como en Colombia, la probabilidad de que la empresa cumpla su propósito no es tan clara.

Al mes de septiembre, según datos presentados por la compañía a la Asamblea del departamento, habían comercializado 4.431.723 botellas de aguardiente y 215.056 de ron. Eso equivale al 54 % del presupuesto inicial que eran 8,6 millones de botellas.

La esperanza de la gerencia está centrada en que en el último trimestre del año el incremento del consumo de licor es significativo y las apuestas están en estos últimos días.

Para ello la empresa vallecaucana necesita que propios y visitantes consuman algo más de 3 millones de botellas en este final de año.

José Moreno Barco, gerente de la ILV, aseguró que este ha sido un año muy complejo para la empresa, pero que están trabajando para cumplir la meta. “El nuevo distribuidor llegó y encontró un mercado muy convulsionado. Lo primero que hicimos es ordenar la casa y colocamos una meta alta este año que esperamos lograr”.

Cabe recordar que hace pocos meses la Licorera del Valle cambió la empresa que comercializaba los licores (Blanco del Valle y Ron Marqués). Salió Suprema y entró Disblanco, un consorcio conformado por dos sociedades de Caldas.

Lea también: Las siete caras nuevas del relevo generacional en los gremios del Valle

Los retos

Para el gerente de la Licorera lo más importante es cerrar la vigencia con un buen resultado, “que nos garantice como mínimo cubrir el déficit del año anterior y darle la oportunidad al nuevo contratista de que inicie el 2019 de una manera sana”.

Cuando el nuevo comercializador empezó a trabajar se encontró que todos los canales tenían inventario de los licores del Valle, habían cerca de 3 millones de botellas. Eso es prácticamente lo que consume la región en el último trimestre del año.

Sin embargo, explicó Moreno Barco, que comenzaron a trabajar y hoy están más optimistas. “Ha sido productivo este trabajo y lo que podemos garantizar es que estamos llegando a todos los rincones del Valle, en ningún lugar hay desabastecimiento del producto y recuperamos presencia”.

Los trabajadores de la ILV también están motivados con el nuevo distribuidor. Víctor Manuel Escobar, miembro del sindicato de la compañía, dice que la empresa está bien encaminada y que busca recuperar el espacio que se han perdido en las regiones. “La ILV ha venido reactivándose después de terminar el contrato de distribución con Suprema y me parece que la gente que llegó tiene buenas intenciones, aunque hay que darles un compás de espera”, dijo.

Sobre la meta de ventas, Escobar aseguró que hay optimismo en especial porque ha mejorado la presencia de la marca en todo el departamento. “Por ejemplo, en el aeropuerto ya tenemos la publicidad de los licores de Valle, antes había allí otros marcas”.

Por otro lado, dijo que algo importante para la compañía es que este año no generarían pérdidas como si sucedió en el 2017. “Eso nos satisface y eso no lo ha manifestado la gerencia financiera y misma Gobernadora”.

A la expectativa

La diputada Juana Cataño teme que las metas no se alcancen a cumplir. “No solo es alcanzar la meta de ventas porque el nuevo comercializar puede comprar lo prometido, pero lo importante es que este no se vaya a llenar de inventario como ocurrió en el pasado. El producto debe rotar en el mercado, debe llegar al consumidor”, destacó.

Agregó que lo que se espera es que la ILV haya escogido a un buen comercializador y que se haya hecho una elección de rigor para “que los errores del pasado, que han costado miles de millones de pesos en detrimento patrimonial, no se repitan. Ojalá se haya hecho la evaluación de músculo financiero, de logística, de trayectoria y de canales de distribución”.

En ese sentido, el gerente de la ILV destacó que “tenemos un verdadero distribuidor con el compromiso para acompañarnos y con el que esperamos hacerle frente a la competencia. Antes no teníamos herramientas para eso, teníamos una situación compleja”, destacó.

Punto a favor

La Gerencia de la ILV destacó que en el nuevo contrato con el distribuidor de los licores se estableció un aporte de $2000 por venta de cada botella. Estos recursos serán manejados en una fiducia.

Los dineros se invertirán en publicidad y mercadeo, hecho que para José Moreno Barco, será vital para recuperar la presencia de la empresa en todos los canales de distribución, así como en los eventos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad