Crece la polémica entre 'fieles' y 'desertores' del Partido Liberal

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Crece la polémica entre 'fieles' y 'desertores' del Partido Liberal

Septiembre 20, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País
Crece la polémica entre 'fieles' y 'desertores' del Partido Liberal 02

Esta pancarta, que hace referencia al escándalo de corrupción que envolvió la campaña presidencial de Ernesto Samper en 1994, apareció en la sede del Partido Liberal en Bogotá, mientras varios exministros presentaron su renuncia a la colectividad.

Foto: Especial para El País

Cecilia López, Juan Fernando Cristo, Guillermo Rivera, Amílkar Acosta, Yesid Reyes, Ramiro Bejarano, Juan Sebastián Rozo, Eduardo Díaz Uribe, son solo algunos de los políticos del Partido Liberal que le dicen adiós a esa colectividad.

La oficialización se hizo el jueves a través de una carta, pero las razones se multiplican en redes sociales en forma de video desde hace varios días: #YoMeVoy “para que los negocios y la política se separen de una vez por todas”. “Porque el Liberalismo entregó sus banderas y principios en la noche de la primera vuelta presidencial sin acuerdo programático, sin convocar a sus bases”. “Porque no puedo hacer parte de una organización que no defienda las causas que he defendido y en las que creo”. “Porque el Partido Liberal quedó reducido a una agencia dispensadora de avales y se maneja como si fuera una franquicia”...

La crisis del partido no es nueva. En 2010 ya Cecilia López había renunciado a la actividad política en las ‘toldas rojas’. Pero, según ella, las causas por las cuales se retiró siguen siendo “iguales o peores”. Por eso apoya esta nueva desbandada.

Quien sí critica la rebelión actual es el exfiscal general de la Nación, Alfonso Gómez Méndez, quien también se fue del partido en 2010, después de que lo bajaran de su aspiración presidencial para “imponer” a Rafael Pardo como candidato oficial.

Lea además: Renuncias en el Partido Liberal, exministros dicen #YoMeVoy por apoyo a Duque

Dice el exfiscal que el resultado fue nefasto porque casi no se llega al umbral, lo mismo que ocurrió con la candidatura de Humberto De la Calle hace unos cuatro meses. “En ningún país del mundo el jefe que entrega su partido en las condiciones de postración que lo ha entregado Gaviria —primero en 2010 y ahora en 2018—, se hubiera quedado como presidente del partido”.

Asegura que lo ideal sería que Gaviria y “todo lo que él representa se retirara y dejara que surgieran nuevas fuerzas con las banderas de un liberalismo que nos represente, pero el expresidente hace mucho sepultó el partido”, sostiene Gómez Méndez.

Sin embargo, el senador liberal Mauricio Gómez Amín, vocero de la bancada en el Congreso de la República, dice que no es necesario “sacarse los trapos sucios”.

Según él, la discusión debe darse dentro del partido, que tiene matices, que tiene carta abierta para la deliberación, donde las personas piensan distinto. Pero considera que el problema actual surge de un tema personal entre el expresidente Gaviria y el exministro Juan Fernando Cristo: “Lo que a mí me gustaría es que eleváramos la discusión al tema ideológico”.

Crece la polémica entre 'fieles' y 'desertores' del Partido Liberal 01

Precisamente Cristo sostiene que se va porque quiere defender el ideario liberal en las calles, “las libertades de los colombianos, la paz y su implementación” porque siente que la declaratoria de independencia del Gobierno no sería lo esperado después de haber respaldado a Iván Duque en su aspiración presidencial.

Lo mismo expone el exministro de Justicia en el Gobierno Santos, Yesid Reyes, quien sostiene que el partido apoyó a un candidato que defiende la cadena perpetua, que prioriza la represión frente a la prevención del delito, que restringe el derecho al libre desarrollo de la personalidad, por eso “es un partido de nombre y no de convicciones”.

Gómez Amín contesta que esos argumentos no son ciertos: “Cuando el Ministro dijo que las protestas de los líderes sociales eran financiados por el narcotráfico salí a calificarlo de irresponsable. En el debate al ministro Carrasquilla rechazamos la puerta giratoria. No tenemos participación en el Gobierno. En los temas que no tengan que ver con la ideología liberal, nos apartaremos”.

Dires y diretes

En medio de la despedida de algunos políticos, apareció en la fachada de la sede del Partido Liberal un pendón en el que decía “hasta nunca al 8000”, haciendo referencia al escándalo que envolvió el Gobierno de Ernesto Samper por sus presuntos nexos con el narcotráfico.

Al respecto, Cecilia López dice que es una disculpa tonta. “Yo sí fui ministra del presidente Samper. Ocupé tres posiciones: fui ministra de Ambiente, ministra de Agricultura y Directora de Planeación Nacional y jamás me han abierto la más mínima investigación con algo que tenga que ver con el Proceso 8000. De modo que mi hoja de vida es completamente transparente, la conoce el país y ese argumento —en mi caso y en el de muchos otros— es absurdo”.

Mientras, el exfiscal Gómez Méndez asegura que ese es un acto “innoble”. “Juan Fernando Cristo fue una persona cercana a Samper, pero se convirtió en uno de los escuderos de Gaviria, él fue jefe de debate de Rafael Pardo y en ese momento no recordaron el Proceso 8000. Eso es oportunismo”.

Aunque Gómez Amín dice que ninguna voz autorizada ha hecho referencia a ese tema, lo que pasa es que “hay quienes piensan así y lo hacen público”. La pancarta, explicó, la pusieron ciudadanos espontáneos.

Lo que viene para los desertores es incierto. La exministra Cecilia López piensa que debe haber un nuevo movimiento de centro y su aporte será conceptual porque no está interesada en hacer parte activa de la política.

“Una democracia sin partidos no es democracia, pero tienen que ser unos partidos distintos, no pueden ser unas cuotas de poder, no pueden ser una negociación por puestos, por contratos. Los partidos tienen que tener ideologías y en este caso en la centro izquierda. Hay un problema por resolver, mirar los principios liberales y adecuarlos a la realidad de hoy”.

En la misma línea se pronuncia Guillermo Rivera, exministro del Interior en el Gobierno Santos. Él expresa que lo que están buscando es crear una nueva colectividad que defienda las ideas liberales porque, pese a irse del partido, no han renunciado a sus convicciones.

“Nuestros ideales no están siendo defendidos ni implementados desde la dirección del partido y tampoco desde la representación en el Congreso de la República. Lo que creemos conveniente es construir una nueva organización”, sostiene Rivera, al tiempo que manifiesta que el diálogo ya está abierto con sectores políticos de la Alianza Verde, el Partido de La U y Cambio Radical.

Los que se quedan

“Sí me quedo en el Partido Liberal porque es un partido de vanguardia que ha renovado 20 de sus 35 representantes a la Cámara, que tienen menos de 35 años, están haciendo sus primeros pinos en la política, porque es un partido responsable que hoy resume el pensamiento que debe tener la sociedad colombiana. Estamos diciendo no al Proceso 8000, estamos diciendo no a las mañas políticas, estamos diciendo no al secuestro de avales para alcaldías y gobernaciones. Que los huérfanos de poder, bien puedan funden un nuevo partido”, Mario Castaño, senador.

“Me quedo en el Partido Liberal por su historia. Estoy convencido de sus postulados, de su filosofía y trabajo y trabajaré siempre por el Partido Liberal”, Crisanto Pizo, representante a la Cámara.

”Me quedo porque creo en el presidente Gaviria y creo que es el partido que le va a entregar a los colombianos las respuestas que necesita en el Congreso, defendiendo a las personas más necesitadas”, Fabio Arroyave, representante por el Valle del Cauca.

Lea además: Renuncias en el Partido Liberal, exministros dicen #YoMeVoy por apoyo a Duque

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad