Construcción de puente El Piñal de Buenaventura se pagó dos veces: Contraloría

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Construcción de puente El Piñal de Buenaventura se pagó dos veces: Contraloría

Junio 25, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Construcción de puente El Piñal de Buenaventura

El nuevo puente de El Piñal, en Buenaventura, tiene una longitud de 193,2 metros. Cuenta también con un andén en el costado sur con 2,9 metros libres, separado de la calzada para el uso peatonal.

Augusto Gallo / Especial para El País

La construcción del puente El Piñal en Buenaventura se convirtió en otro ejemplo de lo que no se debe hacer en materia de contratación en el país.

Esta obra, que debía estar lista en un año, terminó demorándose 7 años y, además, generó un detrimento patrimonial para el Estado de más de $8000 millones.

Por esta razón, la Contraloría General de la República (CGR) profirió un fallo con responsabilidad fiscal contra varios funcionarios del Instituto Nacional de Vías, Invías, por el contrato que esta entidad suscribió con el Consorcio CF-C116 integrado por Construcciones CF Ltda y Construcciones Civiles y Portuarias S.A.

Lea también: La gran apuesta de la multinacional LG Electronics para Palmira

Dicho contrato se dio para hacer estudios, diseños y construir el puente que conecta la zona continental con la isla de Cascajal en Buenaventura, en un periodo de 12 meses.

Esto fue en el año 2007, sin embargo, la obra solo pudo ser terminada después de 7 años y luego de que el Invías tuviera que iniciar un nuevo proceso de contratación, disponer recursos adicionales “para el pago de una obra cuyos recursos ya se habían entregado al contratista inicial”, indicó el ente de control en el fallo en el que ratificó la responsabilidad fiscal para 5 funcionarios del Invías, los contratistas y la aseguradora.

El caso

Según el informe de la Contraloría General de la República, el valor total inicial de la obra era de $7792 millones, de los cuales el consorcio contratista recibió un anticipo por $3808 millones.

Pero este consorcio no logró justificar el destino de los recursos recibidos, pues solo pudo presentar una parte como avance de la obra.

“Como si lo anterior fuera poco, se solicitó y tramitó ante el Invías el pago de $3599 millones adicionales, como parte de obra ejecutada, sin que la misma se hubiera llevado a cabo, generando un detrimento por una suma superior a los $5925 millones”, indicó el ente de control.

Agregó que por ello la cuantía de la condena para el contratista y varios funcionarios de Invías, “debidamente indexada”, alcanzó entonces los $8338 millones, por lo que se llamó a responder al Consorcio Puentes CF-C-116, que recibió el anticipo y dejó de amortizar (justificar) más de $2386 millones.

Reconoció la CGR que el consorcio contratista sí radicó múltiples actas de recibo parcial de obra, pero todas por valor de cero pesos.

“El acta de recibo parcial de obra No. 10, sin embargo, fue avalada después de un acuerdo irregular por la interventoría y funcionarios de Invías, donde se reconoció un pago adicional de más de $3539 millones, por una parte de la obra que nunca se realizó”.

Esta investigación estuvo en manos de la Gerencia Departamental Colegiada del Valle del Cauca que en abril profirió un fallo contra cinco funcionarios del Invías, los constructores y la interventoría del contrato por los $8338 millones, sin embargo fue apelado por los implicados que dieron sus respectivas versiones sobre lo sucedido y justificaron sus actuaciones.

Sin embargo, la CGR ratificó ese primer falló y los declaró responsables fiscalmente, al destacar que la construcción del puente El Piñal terminó pagándose dos veces.

Según conoció El País, es posible que a través de la aseguradora de la obra se recuperen alrededor de $3000 millones y los funcionarios del Invías y contratistas tendrían que responder con su patrimonio.

Para Mary Estrada, presidenta del Comité Intergremial de Buenaventura, es preocupante que se registre este tipo de situaciones con los recursos públicos, destinados para la ejecución de obras en el puerto.

“Hay que entrar a revisar qué tipo de control tiene el ente pagador que en este caso es el Gobierno, los dineros no eran del puerto, sino del ente nacional que es el que elige contratistas y gira los recursos” indicó la líder gremial.

Además calificó la situación como un hecho de corrupción que le hace daño a Buenaventura.

“La corrupción es uno de los principales problemas en el país y en este tipo de contrataciones son muchas las personas que intervienen”, agregó la líder, quien pidió mayor control del Estado.

Finalmente, en el año 2013 el Gobierno Nacional adjudicó un nuevo contrato de construcción del puente El Piñal al consorcio KHM por un valor de $10.285 millones y la obra se inauguró en el 2015. En la interventoría de este proyecto se invirtieron otros $1028 millones.

Inauguración

El puente El Piñal, que conecta la isla Cascajal y el continente, fue inaugurado en agosto del 2015 y en ese momento el Ministerio de Transporte informó que se habían invertido $11.300 millones.

El contrato incluía la construcción de un puente de 194 metros de longitud con 12 metros de ancho para un doble carril vehicular y un andén especial para peatones. La obra la ejecutó el consorcio El Piñal KHM.

Otros procesos

En Buenaventura la Contraloría General de la República también ha denunciado hechos de corrupción con dineros de regalías.

Por ejemplo, se invirtieron $3627 millones en la construcción de un acuaparque, proyecto que nunca se terminó, pero sí se pagó.

“Las pocas obras realizadas se encuentran en total estado de abandono” ha denunciado el ente de control.

5969
millones de pesos le pagó el Invías al contratista de El puente El Piñal por concepto de un avance de obra que nunca se entregó, según informó la Contraloría General de la República.

La Contraloría condenó no solo a los contratistas e interventores de la obra, sino a altos funcionarios del Invías, quienes deberán responder por el detrimento causado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad