Cabalgatas, piques y conciertos siguen sin freno en el sur de Cali

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

Cabalgatas, piques y conciertos siguen sin freno en el sur de Cali

Mayo 03, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Piques ilegales

En la Unidad Deportiva Alberto Galindo, la práctica del Stunt es frecuente los domingos en la mañana y de lunes a viernes, en las noches.

Especial para El País

Las cabalgatas, piques de motocicletas y conciertos que se realizan en la Unidad Deportiva Alberto Galindo y a sus alrededores, parecen estar lejos de acabarse.

Así lo aseguran los habitantes de barrios aledaños a este sector del suroriente de Cali, quienes afirman que este es un problema que ya lleva varios años y que no ha sido solucionado por parte de las autoridades.

“La última cabalgata que se realizó fue hace menos de diez días. Son grupos entre 15 y hasta 30 jinetes que pasan, normalmente, los fines de semana a partir de las 11:30 p.m., o en horas de la madrugada. Siempre están borrachos y llevan música a todo volumen, por lo que siempre nos despiertan. Lo más triste es que hasta ahora no ha habido nadie que los ponga en su sitio”, contó Catalina Castellón, habitante del barrio El Coliseo.

Lea también: ¿Pasar cuando el semáforo está en amarillo da multa? Esta es la explicación

Por otra parte, los motociclistas que se realizan piques, ‘piruetas’ y otro tipo de maniobras peligrosas dentro de la Unidad Deportiva Alberto Galindo, es otro problema que “irrumpe la tranquilidad” de los moradores de la zona. Según ellos, este tipo de actividades son frecuentes “casi que a diario” y se practican de lunes a viernes entre las 7:30 p.m., y 10:30 p.m., así como los domingos en horas de la mañana.

“El ruido que hacen es brutal, siempre estamos llamado a Policía, que viene y los saca, pero ellos regresan al tiempo. Hasta hace cinco meses colocaron en la unidad deportiva unos guardas de seguridad con perros, pero este tipo de vigilancia no fue la adecuada porque una vez uno de estos animales atacó a una de las personas que estaba haciendo deporte y no tenía nada que ver con los tipos de las motos”, relató Claudia Gonzáles, habitante del barrio El Coliseo.

A esto se le suma los múltiples conciertos que se realizan con frecuencia en las instalaciones del coliseo El Pueblo y sus alrededores.

“En la zona hay eventos religiosos, tenemos la Carpa de la 50 y, como para rematar, cada año realizan dentro de la unidad deportiva el Festival Petronio Álvarez. Todos estos conciertos, por la dimensión del sonido que emiten, se convierten en ruido y nos despiertan. Además, traen problemas de movilidad en el sector e invasión del espacio público en los barrios aledaños a este complejo deportivo”, señaló Amparo Jiménez, habitante del barrio El Lido.

La mujer hizo hincapié en que “la comunidad no está en contra del Petronio ni de este tipo de eventos, sino del lugar en que se están llevando a cabo. “Esto es una zona residencial y, particularmente, la unidad deportiva, debería ser destinada para realizar actividades de este tipo”, dijo.

Al respecto, Luz Adriana Betancourt, secretaría de Cultura de Cali, afirmó que la Administración viene buscando opciones para mitigar los impactos sonoros que se generan con los conciertos del Petronio Álvarez.

“A uno de los acuerdos a los que llegamos con la comunidad fue que debemos hacer una barrera acústica, cuyo alquiler cuesta $100 millones”, precisó Betancourt y añadió que, a mediano plazo, “hay un compromiso, de buscar otro lugar como sitio definitivo para realizar, no solo este festival, sino todos los eventos artísticos y que se hagan en la ciudad”.

En relación con las quejas por las cabalgatas, el capitán Carlos Isaza, comandante de la Estación de Policía El Lido, afirmó que este tipo de episodios no son frecuentes. “De hecho, en lo que llevo en este cargo, solo se ha presentado una cabalgata. Sin embargo, cuando llegamos a atender la situación, los jinetes ya se habían ido. Con el tema de lo que ellos llaman piques, puedo decir que esto no es competencia de la Policía y, hasta donde tengo información, es una práctica deportiva (llamada Stunt) que está autorizada por la Alcaldía dentro de la unidad deportiva”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad