Así frustraron reunión de la 'Oficina de Envigado' en un apartamento de Cali

Así frustraron reunión de la 'Oficina de Envigado' en un apartamento de Cali

Mayo 29, 2018 - 11:53 p.m. Por:
Redacción de El País 
Capturado alias Caliche

Esta fotografía tomada por la Policía Antinarcóticos muestra a alias Caliche (camiseta negra con gris) cuando es detenido por comandos jungla en Cali.

Foto: especial para El País

Una cumbre de ‘La Oficina de Envigado’ para oficializar un acuerdo alcanzado con alias David, narcotraficante en Tumaco, Nariño, fue frustrada por comando especial de 40 hombres de la Dirección de Antinarcóticos de la Policía afuera de un conjunto residencial en el barrio Caney, sur de Cali.

En el sitio fue capturado ‘Caliche’, jefe de la estructura militar de este grupo ilegal.

Además, en la operación realizada el pasado 16 de mayo, también fue capturado alias Fantasma, de 40 años, señalado de ser el segundo al mando de ‘La Oficina’ y hermano de alias Gualo, quien sería el máximo cabecilla de la organización ilegal tras las detenciones, meses atrás, de alias Tom y alias Lindolfo. ‘Gualo’, hoy buscado, era esperado en la reunión en Cali.

Lea también: Dejar de ver los homicidios como paisaje, el gran desafío de Cali.

Una fuente de la Policía Antinarcóticos, que durante un año le siguió la pista a ‘Caliche’, le dijo a El País que la capital del Valle fue escogida ese día para la reunión porque era el punto medio entre Tumaco y Medellín, lo que facilitaba el traslado por tierra de alias Caliche desde Buenaventura, donde había llegado procedente de El Charco, Nariño.

“‘La Oficina’ había comprado un apartamento para ese encuentro con el fin de que ‘Caliche’ fuera informado del acuerdo con ‘David’ que consistía en una entrega de armamento y hombres a cambio de que los dejara a ellos ‘traquetiar’ en unas zonas de Nariño. Hay que decir que ‘La Oficina’ como organización ilegal no delinque en Cali”, afirma.

A la cita, ‘Caliche’ y ‘Fantasma’ llegaron en carros de gama baja para pasar desapercibidos. Sin embargo, miembros de Inteligencia de la Policía ya tenían todos sus movimientos vigilados con agentes encubierto.

Muestra de ello fueron los seguimientos que le hicieron a ‘Caliche’ cuando este estaba en un bar ubicado en un centro comercial del sur de Cali.

“Ahí estaba cuadrando con alias Fantasma todos los pormenores de la reunión que iban a sostener con los cabecillas de ‘La Oficina’ y con otros invitados del ala militar de ‘Caliche’ como ‘Alfa 5’ y ‘Víctor Manuel’, otros dos duros que no alcanzaron a llegar porque se dieron cuenta de la captura, ya habían llegado a Tumaco y estaban camino a Cali”, expresa el miembro de la Policía Antinarcóticos.

Esta reunión, frustrada por la Policía Nacional, confirma la teoría de las autoridades en la capital del Valle de que la ciudad es el eje del suroccidente para narcotraficantes que delinquen enviando droga desde Tumaco hacia Centroamérica. “Tal cual, como Pablo Escobar se llegó a mover en taxis, ‘Caliche’, ‘Fantasma’ y los cabecillas de ‘La Oficina’ que viajaban desde Medellín se movilizaron en Cali en carros gama baja como Chevrolet Corsa y Seil”, afirma el funcionario de la Policía Antinarcóticos.

Gracias a sus supuestos vínculos con el ‘Clan del Golfo’ y su trabajo para ‘La Oficina’ en Antioquia, ‘Fantasma’ obtenía apoyo para la producción de droga e, incluso, habría facilitado reuniones con alias David para planificar ataques contra ‘Guacho’, líder de un grupo disidente de las Farc en Tumaco y responsable del asesinato de tres periodistas ecuatorianos meses atrás.

Los motivos detrás de la cita en Cali

La fuente de la Policía de Antinarcóticos dice que el acuerdo entre alias David y ‘La Oficina’ responde a una guerra a muerte entre las dos partes que dejó varios muertos de lado y lado hace algunos meses en Nariño cuando esa organización ilegal llegó a los territorios de injerencia de ‘David’.

“Muestra de esa rivalidad es otra reunión que ‘La Oficina’ hizo en diciembre para declararle la guerra a ‘David’ cuando ‘Caliche’ llegó a Satinga y Mosquera, en Nariño, y él se les fue con todo a sacarlos”, expresa la fuente de la Policía.

Gente al servicio de ‘La Oficina de Envigado’ coordina el transporte de la cocaína, según autoridades, por el río Patía hasta cargar los pedidos en lanchas rápidas que el Cartel de Sinaloa, a través del mexicano conocido como ‘Abelito’, contrata para su llegada hacia Centroamérica y el país azteca.

Para una fuente de la Sijín de la Policía Metropolitana de Cali, que investiga crimen organizado, en el mundo delincuencial la ciudad es vista como el municipio de residencia de personas que viven de traficar cocaína hacia países de Centroamérica.

“Las cocinas están allá en el Pacífico, cerca a los esteros para facilitar la salida de la droga en lancha rápida o semisumergibles. El pago del cargamento se puede dar de varias formas, una de ellas puede ser que se devuelve la lancha o el sumergible con la plata o a través del lavado de dinero con empresas fachada”, cuenta el funcionario.

El investigador añade que Cali es sitio de reuniones y zona de tránsito de enlaces mexicanos que van hacia Argelia, Cauca, o el Pacífico a verificar la calidad de la cocaína que van a enviar hacia Panamá, país desde donde se reenvía la droga a México y EE. UU.

Del caso

Algunos mensajes encriptados, enviados entre integrantes de ‘La Oficina’, permitieron identificar cuando hablaban en clave para las entrega de cocaína.

‘Caliche’ era requerido por concierto para delinquir agravado, fabricación, tráfico y porte de estupefacientes y de armas de fuego. En 2006 se desmovilizó de las AUC.

”Continuamos nuestra ofensiva contra las diferentes organizaciones criminales para garantizar la tranquilidad y la seguridad de los habitantes del Pacífico”, general Fabián Laurence, director Policía Antinarcóticos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad