Así cayó la presunta red de exoficiales del Ejército que ‘chuzaba’ teléfonos

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Así cayó la presunta red de exoficiales del Ejército que ‘chuzaba’ teléfonos

Agosto 05, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Red de interceptaciones ilegales

Seis torres de cómputo de diferentes marcas, cuatro computadores portátiles, cinco celulares y tres discos duros externos, son algunos de los elementos incautados en Cali, Bogotá e Ipiales.

Especial para El País

La denuncia por el hurto de una mercancía, en la vía Panamericana, condujo a la Fiscalía, a través de escuchas telefónicas, a la que sería una red de interceptaciones de comunicaciones de la que harían parte tres exmilitares y una exfuncionaria del Ministerio de Tecnologías.

Así se conoció este domingo en audiencias concentradas en el Palacio de Justicia de Cali, donde fueron imputados tres exoficiales del Ejército: el coronel Carlos Andrés Pérez Cardona, coronel Jorge Humberto Salinas Muñoz y el mayor Luis Mesías Quiroga Cubillos, junto a ellos María Alicia Pinzón Montenegro, ingeniera en informática y quien laboró en el Ministerio de Tecnologías.

Estas personas, detenidas el viernes en Ipiales, Nariño, no aceptaron los cargos imputados por el fiscal del caso, los cuales son concierto para delinquir agravado, utilización ilícita de redes de comunicaciones agravada, acceso abusivo a un sistema informático agravado, violación de datos personales agravados, uso de software malicioso agravado, daño informático agravado e interceptación de datos informáticos agravada.

“Todo inició por la denuncia del hurto de una mercancía en la vía Panamericana, en Nariño, a comienzos de 2017. En medio de las interceptaciones que se adelantaban contra la banda de contrabandistas, sale el nombre de una mujer referenciada como ‘Mary’, a quien luego se le interviene la línea telefónica, donde empezamos a escuchar que la señora hablaba de supuestas interceptaciones, ese fue el inicio de esta investigación”, dice una fuente de la Fiscalía que conoce el caso.

‘Mary’, según dice, sería María Alicia Pinzón Montenegro, la mujer que hoy está señalada por el ente acusador de ser la ‘hacker’ que trabajaba para esta red de interceptaciones ilegales desde Ipiales, Nariño, lugar desde donde se habría acopiado información de inteligencia sobre movimientos, ubicación y operaciones de objetivos militares, políticos y sus familiares, y otras personalidades.

Lea también: Esto es lo que se sabe de la investigación contra exoficiales por supuestas 'chuzadas'

En la diligencia de ayer, en el Palacio, se conoció que la mujer, desde hace diez años, venía trabajando con un software que ella compró y que luego habría repotenciado, con el cual adelantaba interceptaciones de mensajes de WhatsApp, Telegram y hasta información de correos electrónicos.

De igual forma, el fiscal del caso dio a conocer ayer al juez que Pinzón Montenegro ofreció colaborar con el ente acusador para ser testigo protegida, esto con el fin de entregar detalles de la información vendida, lo que contienen los computadores encriptados, quiénes fueron las víctimas y todo lo relacionado con el portafolio ilegal ofrecido a través de dos supuestas empresas de seguridad en Cali.

La Fiscalía, que dio a conocer que la red cobraba, al menos, tres millones de pesos por cada servicio, pidió para la mujer medida de aseguramiento en su residencia, mientras que para los tres exoficiales solicitó prisión preventiva en centro carcelario.

La decisión en contra de los detenidos podría ser tomada hoy, en la tarde, por parte del Juez 29 Penal Municipal con funciones de control de garantías.

De otro lado, en la audiencia de legalización de los siete allanamientos y el material informático incautado, cumplida el sábado, la Fiscalía mencionó el nombre del general en retiro de la Policía, Humberto Guatibonza, al hacer referencia a unas interceptaciones hechas, en el marco de la investigación, a los teléfonos del coronel (r) Salinas y el mayor (r) Quiroga, dos de los cuatro detenidos.

“Vemos que estas personas sostienen conversaciones y se refieren a actividades que estarían adelantando para una persona que denominan ‘Guati’, ‘Mi General’ o ‘Guatibonza’. Ya luego aparece una llamada supuestamente del exoficial, donde este hace requerimientos de una información de meses de lo que, aparentemente, serían controles de líneas y mensajes de WhatsApp. Se logró confirmar que el nombre del abonado telefónico corresponde al general en retiro. Esta red, que pretendía extender sus servicios a Bogotá, Bucaramanga y Medellín, ya había hecho ofrecimientos a autoridades en Ecuador”, dice la fuente de la Fiscalía.

Habla el General

”Como ha sido mi costumbre, estaré presto a dar las explicaciones que me sean requeridas en el marco de la investigación, tanto así, que he radicado al Señor Fiscal General de la Nación, escrito mediante el cual solicito se me que escuche a través de los medios que estime conveniente, para aclarar cualquier inquietud”, afirmó el general (r) Humberto Guatibonza a El Tiempo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad