Vendedores de celulares en Popayán afectados por decreto 1630

Vendedores de celulares en Popayán afectados por decreto 1630

Junio 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:

Con reuniones y acuerdos entre ellos, los vendedores de celulares en Popayán buscan enfrentar los efectos que está causando la implementación del decreto nacional en la ciudad.

En la presente semana, los vendedores de celulares de un sector del Pasaje Comercial, se reunieron con el fin de acordar entre todos algunas soluciones para que su trabajo no vaya en contra del decreto que el Gobierno expidió para regular a los proveedores del servicio de telecomunicaciones móviles.La reunión es una de las primeras que se realiza en la ciudad como respuesta a los efectos del decreto 1630, en el que se establecen límites y restricción a la venta y distribución de teléfonos móviles hurtados o extraviados en el país. Y que además trae consigo nuevas obligaciones tanto para los usuarios como para los vendedores, ya que los comerciantes deben tener una autorización de los operadores de telefonía celular para poder vender estos dispositivos.Carlos, trabajador del local 33 donde se venden celulares nuevos y usados, y se reparan equipos, comenta que desde que se conoció el decreto las ventas han bajado casi un 60%, “la gente ya no pregunta por equipos de segunda y si piden uno nuevo preguntan una y otra vez si tenemos la factura del equipo. Antes uno a diario se hacía entre 150 mil y 200 mil pesos, en esta semana lo máximo que nos hemos hecho en un día han sido 100 mil pesitos”.A pesar de que en la reunión no se contó con la asistencia de todos los dueños de los locales de celulares “lo que se quiere acordar es que todos manejemos un sistema de facturación, un soporte legal para que cuando venga el cliente se le dé su equipo con su respectiva factura” expresó Yolanda Rangel, una de las comerciantes del Pasaje Comercial.“Para el cliente lo menos importante es tener una factura del equipo, a el le interesa es la garantía y que el equipo tenga lo que el necesita. Además quien le garantiza a uno que no van a haber más robos de celulares” dijo Carolina, una cliente de celulares, quien al igual que Carlos y Yolanda consideran que con el decreto no se disminuirá el delito ya que los ladrones pueden vender los celulares en cualquier otro lado o directamente a los clientes. Según confirmaron varios trabajadores, la Policía y la Sijin ya están visitándolos por estos días pidiendo la reglamentación necesaria, tanto el permiso de Cámara de Comercio, como las facturas de cada uno de los dispositivos que venden verificando que éstos no hayan sido robados ni estén extraviados.Por lo pronto, los comerciantes de celulares esperan que en las próximas semanas se realicen otras reuniones y se llegue a un acuerdo entre todos para así no tener la desdicha de que se les decomise su mercancía y se les cierre su local, o de tener que hacer manifestaciones en protesta al decreto como ha ocurrido en otras ciudades.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad