“Sólo deberían hacerse consultas para presidenciales”: Mininterior

“Sólo deberían hacerse consultas para presidenciales”: Mininterior

Junio 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz Reportero El País, Bogotá
“Sólo deberían hacerse consultas para presidenciales”: Mininterior

Germán Vargas Lleras, ministro del Interior.

El ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, dice que hubo falta de seriedad en las consultas. Anuncia más proyectos para el segundo semestre.

El ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, tiene el viento a su favor. Los resultados de su labor legislativa hablan por sí solos: más del 95% de las propuestas que radicó el Ejecutivo fueron aprobadas por el Congreso, por eso subraya que “el Gobierno queda habilitado para darle cumplimiento al plan del presidente Juan Manuel Santos”.Sin embargo, Vargas Lleras no es conformista y anuncia que para el segundo semestre llegarán propuestas de ‘grueso calibre’ como la reforma a la justicia y el revolcón al sistema electoral, con la reforma del Código que regula esta materia y que es anterior a la Constitución de 1991.La decisión fue catapultada por los resultados de las consultas internas del pasado domingo, las que no dudó en calificar como “un fracaso” y que le costaron al Estado más de $70 mil millones.Por ello anunció que desde el pasado lunes se instaló una comisión de reforma al Código Electoral, integrada por los miembros de la Sección Quinta del Consejo de Estado, la Sala de Consulta del mismo organismo, el Registrador y el Consejo Nacional Electoral que entregarán un documento para radicarlo el 20 de julio en el Congreso.Con base en los resultados legislativos, ¿cómo hizo para que el Congreso le caminara?Hemos contado con el respaldo de una y otra cámara, con una coalición amplísima. La Mesa de Unidad Nacional ha sido factor clave, además los partidos han propuesto también iniciativas que se convierten en leyes. La forma coordinada como esto ha funcionado es lo que produce un resultado tan importante.¿Su conocimiento del Congreso desde las entrañas sirvió para este éxito?Pues sí. Creo que contribuye porque buena parte de quienes integran el Congreso fueron mis colegas, los conozco bien y eso genera una confianza que contribuye al trámite de cada una de las iniciativas.¿A usted le caminaron más por amistad que por ser Ministro del Interior?No, no lo diga así. Porque es que el contenido de los proyectos son de gran envergadura. Una iniciativa como la de víctimas y restitución de tierras es un instrumento que va a dar respuesta a cuatro millones de colombianos; la iniciativa de seguridad ciudadana es un clamor frente a la criminalidad en las principales ciudades; el estatuto anticorrupción necesarísimo, todo un arsenal de elementos para combatir uno de los flagelos que hoy los colombianos advierten como muy grave, y lo mismo le diría de la ley de ordenamiento territorial que es una de mis grandes satisfacciones, después de 20 intentos frustrados de aprobarla, finalmente contamos ya con una columna vertebral que crea los fondos de inversión regional, que permite la integración de las regiones de una manera adecuada.La agenda legislativa fue ambiciosa. ¿Este ritmo va a continuar en el cuatrienio?Es que hay mucho tema, porque en varias áreas hay que transformar las instituciones y también los marcos legales en las que actúan. Qué bueno que el Congreso haya aprobado también las facultades extraordinarias que van a empezar a ejercerse a partir del mes de julio. Primero con la creación de los tres nuevos ministerios, pero también con la transformación de muchas entidades. Le cito dos: el sector minero necesita una entidad fuerte profesional para eso se va a crear la agencia nacional minera; el sector de la salud requiere también que se le introduzcan cambios y qué decir del tema de la justicia, donde el Inpec debe ser reestructurado y la Dirección Nacional de Estupefacientes, eliminada, y no sustituida por ninguna otra entidad, las funciones irán al nuevo Ministerio de Justicia y la administración de bienes al Ministerio de Hacienda.¿Estupefacientes, a partir del 1 de julio, muere?Sí, tenemos un cronograma que nos va a permitir que a partir del 1 de julio se expida el decreto de liquidación.Reforma a la Justicia¿Definitivamente para el segundo semestre viene al Congreso la reforma a la justicia?El 20 de julio viene la reforma a la justicia. No había sido posible tramitarla hasta que se promulgara el acto legislativo que establece que no procederán impedimentos para el trámite de reformas constitucionales.¿Cuáles van a ser los puntos neurálgicos de esa reforma a la justicia?Cinco le mencionaría. Descongestión y acceso, que es lo que más le interesa a los colombianos. Continuamos con 2,2 millones de procesos represados que hay que evacuar en los próximos tres años; a la justicia ingresan el mismo número de casos que se evacúan, pero seguimos con este fardo que dificulta la administración de justicia.Tema dos, seguridad jurídica. Nuestro país figura en el puesto 150 en el ranking mundial, significa eso muchas dificultades para dirimir los conflictos, por eso el proyecto tiene tres elementos esenciales: no retroactividad de las sentencias de la Corte Constitucional, reglar la tutela y consagrar el precedente judicial como fuente de derecho de obligatorio cumplimiento para autoridades judiciales y administrativas. Eso le va a dar mucha seguridad a los fallos que se profieran.Adicionalmente están los temas institucionales.¿La reforma a la tutela toma más fuerza con el escándalo de la salud?Es un ingrediente que hay que reglar porque este enfrentamiento entre las cortes continúa. Se tutelan sentencias de cierre definitiva de unas y otras generando gran malestar e incertidumbre sobre fallos que se profieren en las jurisdicciones especializadas.¿Cuál corte sería la mejor para ejercer el cierre de tutela?Cada corte que conoce de sus asuntos particulares debería ser el ente de cierre, pero para algunos casos reglados en violaciones de derechos fundamentales, la Corte Constitucional continuará abordando el conocimiento de algunas, pero restringido a unos hechos taxativos que no involucren una valoración de las decisiones que se profirieron en la jurisdicción especializada.Revolcón electoral¿Cómo vio los resultados de las consultas del pasado domingo?Es un fracaso, nos gastamos $70 mil millones para escoger unos candidatos que bien hubieran podido los partidos definirlos a través de mecanismos internos. Pero el desperdicio es lo que yo más he criticado, se inscribieron inicialmente 9.700 personas y finalmente el día domingo no participaron sino 2.700. Tenemos bodegas llenas de tarjetones que nos hicieron elaborar y que nunca se utilizaron. Es una falta de seriedad y una falta de compromiso porque 70 mil millones de pesos es mucho dinero. ¿Qué no se hubiere podido hacer con esa plata?¿Ese detrimento deberían pagarlo los partidos?Pues eso ya no va a suceder, pero lo que sí vamos es a reglar la materia. El propio lunes instauré la reforma al Código Electoral que deberá entregar su trabajo antes del 20 de julio y abordar ese tema de las consultas internas restringiéndolas. ¿Por qué no pensar en que sólo existan para elegir candidatos presidenciales?Usted toca un tema neurálgico y es el del Código Electoral, que ya es obsoleto en el país.Ya se instaló la comisión. La Sección Quinta del Consejo de Estado, la Sala de Consulta, el propio Registrador Nacional, el Consejo Nacional Electoral se comprometieron a que avancemos en la discusión y poder tener esa iniciativa lista para la próxima legislatura del Congreso.¿Con esto se buscaría eliminar las consultas?No, reglar toda la materia en aspectos que hoy son muy dispersos. Inhabilidades, por ejemplo, no hay claridad de cuándo se está o no inhabilitado, las reglas en materia de escrutinios, avanzar en el voto electrónico, pero también abordar dos aspectos clave: consultas y mecanismos alternativos de participación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad