Se cumplen 33 años de la tragedia de Armero y las víctimas siguen esperando reparación

Se cumplen 33 años de la tragedia de Armero y las víctimas siguen esperando reparación

Noviembre 13, 2018 - 12:15 p.m. Por:
Colprensa / El Nuevo Día
Armero

Monumento en honor a las víctimas de la tragedia en Armero.

Colprensa

Al cumplirse 33 años de la tragedia de Armero, son varias las deudas de carácter administrativo, económico y social que el Estado no ha cumplido para favorecer el desarrollo integral de los sobrevivientes de la avalancha que borró del mapa la llamada ‘Ciudad Blanca’ el 13 de noviembre de 1985.

De acuerdo con el alcalde de Armero - Guayabal, Carlos Alonso Escobar, aunque el Gobierno ha impulsado algunas estrategias para promover el desarrollo y reivindicar la dignidad de la extinta población, hay compromisos adquiridos en la Ley 1632 de 2013 o Ley Armero que hoy permanecen en letra muerta.

La primera de las acciones inconclusas tiene que ver con la restitución jurídica de los terrenos urbanos de la desaparecida población. Según el mandatario, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi ya levantó el Registro Único de los Propietarios Urbanos, pero no hay claridad de cuáles serán las medidas que tomará el Gobierno para reconocer el derecho a la propiedad de los titulares de los predios.

Por lo menos en la Ley quedó definido que el Estado adquiriría administrativamente estos terrenos con fines de utilidad pública o social. No obstante, según explicó el mandatario, el Gobierno nacional no se ha pronunciado respecto a cuál será el siguiente paso, que permita la compensación o indemnización correspondiente y el desarrollo de proyectos de carácter turístico e histórico.

“Son una cantidad de armeritas que se registraron, pero desafortunadamente no hay avances. Hace un año vino un representante de la Presidencia, pero, debido al dolor, algunos armeritas fueron groseros y la persona se abstuvo de intervenir. Desde entonces no ha habido algún intento de manifestación institucional y por eso es que no se han podido adelantar un proyecto válido de turismo”, dijo el Alcalde.

Lea también: 'Al menos 10 muertos, 11 heridos y cuatro desaparecidos por lluvias en Brasil'.

En concreto, debido a este atraso es que las administraciones municipales no han podido apalancar la creación del parque nacional temático Jardín de la Vida, proyectado para estar construido en el terreno urbano del desaparecido municipio y que debe expresar creatividad e innovación para que sea atractivo a la humanidad y se constituya en orgullo de los armeritas.

Según lo previsto, el Gobierno deberá incorporar el anhelado Parque a una línea ecoturística llamada de la Peregrinación por la Memoria de Armero, que, además, comprenderá el Museo Centro de la Memoria Histórica, el parque infantil Omaira Sánchez, senderos ecológicos, los ríos Lagunilla, Sabandija y Cuamo, el Serpentario, las zonas cafeteras, ganaderas, arroceras y algodoneras, y las cascadas de San Felipe y El Tivoli, entre otras.

Hasta ahora, según explicó el alcalde Escobar, se ha materializado el parque en honor a Omaira, la niña que se convirtió en símbolo de la tragedia. Ubicado en el centro de Armero - Guayabal, el parque fue construido con una inversión cercana de $7 mil millones y está dotado con zonas recreativas, pero, sobre todo, cuenta con un museo en el que, a través de material documental y ejercicios pedagógicos, se reconstruye el imaginario colectivo del territorio arrasado.

“Pero hay otro espacio que se debe dotar la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, pero no ha sido capaz. La idea es ponerlo al servicio de los tolimenses y el país para que se conozca y reconozca el patrimonio histórico y cultural de Armero. El antes, el durante y el después de la tragedia y que conozcamos cómo funciona el Volcán Nevado del Ruiz y que, como decían los abuelos, no nos vuelva a coger con los calzones abajo estos eventos de la naturaleza”, dijo el Alcalde.

Proyectos sin concluir

Escobar reconoció que el Gobierno nacional ha impulsado proyectos como la planta de acopio y empaque de aguacate, pero hay otras iniciativas como la construcción de 200 apartamentos que están estancados en trámites para la expedición de la escritura de uno de los predios donde desarrolla el proyecto VIP.

“Nos han colaborado, pero hemos tenido inconveniente con la legalidad de un lote. Todo ha sido muy dispendioso con la Unidad de Gestión del Riesgo a nivel nacional para que nos devuelva terrenos de nosotros que fueron comprados con dineros de Resurgir, el organismo que creó el Gobierno para la reconstrucción. Llevamos 20 meses yendo a la Unidad, pero nos siguen dando largas. Ya firmamos un convenio y estamos esperando la escritura para registrarla y así poder entregar las primeras unidades a 80 o 100 beneficiarios”, explicó el mandatario.

Por otro lado, se ha registrado una disputa entre vendedores de artículos religiosos ubicados cerca a la tumba de Omaira, que, por posibles rivalidades o competencia, han atacado los puestos de venta. Junto a José Antonio Rubio, a varios de los pequeños comerciantes les han quemado los negocios.

“El puesto lo incineraron, lo volvieron nada, parece que es por cuestión de envidia y una cruz la destrozaron porque no quieren que se sepa la verdad de dónde murió Omaira. A otra señora le quemaron el puesto y el responsable es una persona que le dieron la oportunidad de trabajar, pero ha venido acabando con las cosas”, relató Rubio.

Al respecto, el Alcalde comentó: “Hemos intentado organizar a estos vendedores, les dimos capacitación con el Sena y los identificamos, pero existen esas peleas y rencillas entre ellos”. Y agregó que, en todo caso, avanzan en la dotación de un centro de visitantes en el camposanto.

¿Qué sigue faltando?

El Estado no ha definido acciones de conservación, restauración, mantenimiento y protección de las ruinas de Armero, apreciadas por su valor histórico y museal que dan testimonio de la identidad cultural de la localidad. Además, el Parque Nacional Temático Jardín de la Vida, que aún no se construye, debe ser declarado como patrimonio cultural de la Nación y se gestionará ante la Unesco su reconocimiento como región histórica y patrimonio de la humanidad.

Faltan incentivos para la formalización empresarial bajo la coordinación del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la construcción de monumentos simbólicos y otros ejercicios de memoria histórica e impulso socioeconómico.

En general, el Gobierno debe elaborar un documento Conpes que contendrá el plan de ejecución de metas, el presupuesto y las medidas para garantizar el cumplimiento integral de las obras, programas y proyectos de la Ley Armero. Según se definió, el Conpes se reunirá al menos dos veces al año para hacerle seguimiento al proceso de diseño, implementación, ejecución y cumplimiento de las metas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad