Reforma al Estado presentada por Santos sigue generando controversia

Reforma al Estado presentada por Santos sigue generando controversia

Septiembre 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Reforma al Estado presentada por Santos sigue generando controversia

Luego que el Gobierno radicara el proyecto de equilibrio de poderes, ya hay quienes hablan que el trabajo del Congreso es no desdibujar la iniciativa.

Diversos sectores critican temas como la no reelección de los alcaldes y gobernadores, prometida en campaña.

Un día después de que el Gobierno Nacional radicara ante el Congreso de la República la llamada "reforma al Estado", el tema empezó a generar diferencias de fondo entre la coalición de Gobierno, la oposición y los alcaldes del país, entre otros sectores. Este jueves, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo defendió la propuesta de enmienda constitucional, porque la misma se fundamenta en la eliminación de la reelección presidencial y la eliminación del voto preferente, reformas que -según dijo- fortalecerían la democracia.Sin embargo, la iniciativa del cambio de la Constitución va mucho más allá de lo que Cristo y el propio presidente Juan Manuel Santos han explicado por encima hasta el momento. Uno de los puntos que no se ha comentado de fondo en el momento es la inhabilidades que le recaen en la actualidad a los congresistas para ocupar cargos públicos. La reforma, bajo el concepto de "otorgar alternativas de movilidad a los congresistas", dice que no estarán abocados a permanecer en la rama Legislativa por extensos periodos, y "puedan ser parte del Gobierno, o formar parte del ejercicio político regional".El Gobierno justifica este punto, que desde ya se considera como un premio al Congreso, como una forma de promover "positivamente el dinamismo de los liderazgos a nivel nacional, y permite al Gobierno la importante posibilidad de contar en sus filas con representantes experimentados de distintos sectores".Aunque la reforma, como lo señaló el presidente Santos, no se mete de fondo con lo electoral, sí determina que el candidato que haya quedado en segundo lugar en la elección presidencial tendrá derecho a tener una curul en el Senado.Entre las reformas judiciales que no se vieron de fondo está la posibilidad de que en las altas Cortes se vuelva al viejo sistema de la cooptación plena. Es decir, que sean los mismos magistrados que serán reemplazados quienes pueden promover a sus reemplazos, pero en esta ocasión bajo el postulado de que será "mediante convocatoria pública para que el país entero conozca quiénes posiblemente van a ser sus magistrados".Elección de Contralor y ProcuradorDesde ya, y en especial de sectores de la propia coalición de Gobierno, han expresado sus críticas a la forma como se plantea se haga la postulación y posterior elección del Contralor General de la República y el Procurador General de la Nación. La propuesta señala que el Contralor será escogido de una convocatoria "pública, general y transparente" que hará el Congreso de la República. Frente a la selección del Procurador, la reforma señala que será el propio Presidente de la República quien postulará la terna y el Congreso de la República lo escogerá.Esta propuesta fue rechazada por el propio presidente del Congreso y del Senado, José David Name Cardozo, porque considera que se fractura el equilibrio que debe existir entre quien ejerce el control disciplinario del Estado y las autoridades públicas."Estoy convencido de que tal facultad debe permanecer bajo el resorte de las Cortes. No tiene presentación que sea el Jefe de Estado quien nomine al responsable de investigar la conducta disciplinaria de los administradores públicos. La nueva figura propuesta se vuelve imposible de admitir por parte de la ciudadanía, que quiere una Procuraduría independiente", señaló. "Las cortes deben seguir ternando para que el Senado de la República elija al Procurador General de la Nación", recalcó. En el mismo sentido se pronunció el senador Roy Barreras, quien indicó que no se tiene que modificar el mecanismo de postulación de los jefes de los órganos de control. Pero desde las filas de la oposición, en el Polo Democrático y Centro Democrático, coincidieron que esta reforma llevará a que los funcionarios sean de bolsillo del Gobierno y el Congreso de la República. Críticas de los alcaldesPor otro lado, la Federación Nacional de Municipios, que agremia a la mayoría de los Alcaldes del país, también se apartó del proyecto, en particular por prohibir la reelección de los mismos, pese a que este fue uno de los puntos de la campaña de la reelección del presidente Juan Manuel Santos. "Los Alcaldes y Alcaldesas reiteran que la reforma que unifica los períodos a seis años a partir del actual es constitucionalmente viable y por encima de todo, es políticamente urgente", dice el gremio.Además, plantea que "como se lo explicamos al Presidente, no podemos seguir supeditando la ejecución de los proyectos que necesitan las comunidades locales a los lentos procesos de articulación que hoy demandan los planes de desarrollo y a las temporadas de suspensión de la contratación por la ley de garantías". Para el presidente de la Federación, Elkin Bueno Altahona, "el texto presentado por el Gobierno Nacional es un retroceso a la modernización del Estado, además de que se pierde una oportunidad única e histórica para fortalecer la gobernabilidad y crear las condiciones mínimas para que desde los gobiernos locales los derechos de los ciudadanos se vean materializados y el desarrollo y el bienestar sean posibles".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad