Polarización marcó el maratónico debate sobre paramilitarismo

Polarización marcó el maratónico debate sobre paramilitarismo

Septiembre 17, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Polarización marcó el maratónico  debate sobre paramilitarismo

El senado Alvaro Uribe Vélez se ausentó del debate sin oír la exposición del senador Iván Cepeda, luego regresó para realizar su intervención y de nuevo se retiró de la Comisión Segunda del Senado.

Pocos debates parlamentarios en la historia reciente del país generaron el interés que despertó el adelantado el miércoles en el Senado y que tuvo como protagonistas centrales a los senadores Iván Cepeda y Álvaro Uribe.

Con un clima de extrema polaridad política en el que se realizaron muchas afirmaciones contundentes sobre los responsables de la parapolítica, pero hubo pocas pruebas de estos señalamientos, transcurrieron las nueves horas y media de debate sobre el paramiltarismo en la Comisión Segunda del Senado.El debate, que inició sobre las 10:00 a.m. de este miércoles, fue escenario de la más grande confrontación política que se haya dado en los últimos años en el Congreso, al reabrir las profundas heridas que dejó entre los colombianos el fenómeno de los grupos paramilitares y puso de presente muchos de los interrogantes que el país aún se hace sobre cómo se gestó la empresa criminal que llevaron a cabo los mismos durante más de una década.Pero, además, estuvo plagado de situaciones tensionantes que mantuvieron la atención de quienes siguieron las intervenciones en detalle a través de la televisión y las redes sociales de internet.El senador del Polo Democrático Iván Cepeda, promotor del debate, abrió la controversial sesión con un relato de los hechos que, a su juicio, prueban que el ex presidente y hoy senador del partido Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, fue el principal promotor de la estrategia paramilitar en Colombia.Pero pasaron pocos minutos para que ocurriera el primer sobresalto de la jornada: Uribe Vélez decidió levantarse de su silla y abandonó el recinto sin escuchar las denuncias de Cepeda en su contra.Antes de salir el expresidente anunció que se dirigía a la Corte Suprema de Justicia para denunciar a Cepeda por "difamarlo" en un debate que catalogó de "ilegal". Y, en efecto, Uribe llegó sobre las 11 de la mañana a la secretaría de la Sala Penal de la Corte, en medio de un fuerte operativo de seguridad, rodeado por una nube de flashes y cámaras y apoyado por unos cuantos seguidores de su partido que lanzaban vítores y aplausos, en medio de gritos de “viva el presidente Álvaro Uribe” y “en contra de todas las formas de lucha”. Allí, Uribe radicó una voluminosa denuncia en contra de Cepeda porque supuestamente estaba siendo difamado en el debate, en actuaciones auspiciadas, según él, "por las Farc, Telesur y Canal Capital". Mientras esto sucedía, Iván Cepeda exponía en en el Senado sus denuncias sobre el presunto vínculo entre Uribe y la génesis de los grupos paramilitares, con documentos que, según dijo, entregará a la Corte Suprema de Justicia, la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes y la Fiscalía.Cepeda dividió sus apuntes en varios capítulos. El primero lo dedicó al tema de las licencias que Uribe otorgó cuando se desempeñó como director de la Aeronáutica Civil a varios pilotos de narcotraficantes.El segundo estuvo enfocado a la época en que Uribe fue alcalde Medellín y recordó que el entonces presidente Belisario Betancur había asegurado en su momento que no podían tener en ese cargo a una persona amiga de narcos.Posteriormente mencionó la creación de Las Convivir y la personería jurídica que Uribe le dio a estos grupos cuando se desempeñó como Gobernador de Antioquia, hecho que finalmente devino en la génesis de la estructura de las Autodefensas.Acto seguido recordó que el cuestionado dirigente Fabio Ochoa fue el encargado de lanzar la campaña presidencial de Álvaro Uribe Vélez en Antioquia.En su intervención también vinculó al expresidente con líderes de las Autodefensas como Salvatore Mancuso y Ernesto Báez, entre otros, de quienes dijo fueron "aliados de Uribe Vélez de vieja data".Sostuvo además que existen ocho sentencias judiciales que comprometen a Uribe con la creación de grupos paramilitares."Álvaro Uribe Vélez hace parte de un aparato criminal, responsable de crímenes de lesa humanidad y pido a los entes correspondientes tomar medidas", afirmó Cépeda.Según el senador del Polo Democrático, las campañas políticas del ex presidente Uribe recibieron el apoyo de grupos de narcotraficantes y paramilitares, de al menos cinco formas distintas: celebración de cumbres de autodefensas desde el año 2001 para articular un proyecto político, recursos financieros, reuniones públicas de promoción de la campaña uribista a la Presidencia, distribución de publicidad, y coerción a votantes y otros candidatos.Vea en detalle las pruebas que presentó Cepeda en contra de UribeUribe respondeDurante su intervención de una hora y 20 minutos, el expresidente Álvaro Uribe Vélez descalificó los testigos y las acusaciones que presentó el senador Iván Cepeda en su contra.Aseguró que el debate en su contra es parte de "un complot de la guerrilla, auspiciado por Iván Cepeda, patrocinado por el Gobierno de Juan Manuel Santos, con beneplácito de algunos senadores y con la publicidad de medios de comunicación como Canal Capital y Telesur".El expresidente afirmó que "el presidente Juan Manuel Santos presionó para este debate. Varios senadores me dijeron que había mucha presión para hacer este debate, que no pasó en la plenaria del Senado, pero fue revivido acá".Uribe descalificó a los testigos de Cepeda aduciendo que algunos tienen problemas de esquizofrenia, falsedad en testimonios y de otros dijo que fueron obligados a declarar en su contra para recibir beneficios.Desmintió que su salida de la Alcaldía de Medellín se diera por solicitud del expresidente Belisario Betancur, de quien dijo le propuso un cargo en el nivel central, el cual rechazó, pues tomó como bandera no ser nombrado por decreto sino buscar por elección popular su llegada a cargos públicos.Uribe Vélez, una vez más, negó haber conocido a los líderes de las autodefensas con los que Cepeda lo vincula en sus denuncias.“No los conocí. A Salvatore Mancuso lo vi por mi vinculación a Montería de muchos años, en no más de dos o tres ocasiones públicas; lo saludé y nunca conversé con él", afirmóRecordó que en el año 2002 públicamente desautorizó y rechazó cualquier presión armada que las autodefensas hicieran sobre el electorado para elegirlo como Presidente de la República.Y agregó: "Mancuso dijo que lo conocí antes de ser paramilitar, dijo que habían elegido el 33% del Congreso en el año 2002, pero en la misma declaración dijo que no habían participado en la elección presidencial”.Descalificó de manera tajante que se le vincule al asesinato del exdirector de El Espectador, Guillermo Cano, de quien dijo fue su amigo y conoció su manera transparente de actuar.Uribe también hizo serios cuestionamientos al vicepresidente Germán Vargas Lleras y dijo que no entiende por qué le cerraron de manera rápida la investigación en su contra por paramilitarismo, pese a las pruebas, mientras que el proceso contra su hermano Santiago Uribe, por cargos similares, sigue abierta.De igual manera, dijo que el hoy ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, llegó en un momento a su oficina (cuando Uribe era Presidente de la República) a pedirle protección y garantías porque estaba siendo amenazado por el exalcalde de Cúcuta Ramiro Suárez; sin embargo, aseguró que Cristo luego se convirtió en aliado político de Suárez, acusado por homicidio. El expresidente, además de recordar varios de los logros de sus dos mandatos en la Presidencia, también lanzó dardos contra Venezuela y su Gobierno, al que tildó de "dictadura" y de "amigo que hace favores a las Farc".Finalmente, antes de retirarse nuevamente del Congreso, Uribe reiteró que tiene pruebas de que la campaña presidencial de Juan Manuel Santos recibió dineros del narcotráfico en el año 2010, y que esa situación la conocían varios congresistas, entre ellos el propio Jimmy Chamorro, quien como presidente de la Comisión Segunda coordina el debate."Le entregaré a los entes respectivos la información de las investigaciones militares, de los cheques sobre apoyo a la campaña presidencial que usted conoce y que no hizo nada, y me retiro", concluyó Uribe.Chamorro manifestó que no iba a responder y que Uribe se podía tragar sus palabras. La situación provocó un pequeño abucheo en el recinto.Habla el GobiernoEl Ministro del Interior, señalado también por el expresidente, dijo a su turno que "es muy triste el espectáculo que ha dado el senador Uribe"."Uno no puede venir acá a levantar cortinas de humo para no contestar señalamientos graves y justificados, de los cuales el Gobierno no se va a pronunciar y que debe dilucidar la justicia", afirmó Cristo.Y agregó que "esto que ha sucedido al final, de pararse impunemente para irse y evadir este debate, es la estrategia que utilizó en los ocho años de Gobierno: no responder y salir con infamias y refritos para enlodar a todo el mundo".Cristo concluyó que "el país conoce a Juan Manuel Santos y nadie se puede imaginar al Presidente recibir recursos del narcotrafico"."Podrá haber cuestionamientos a la forma como se combate el terrorismo en el país, a la manera como se gobierna, como se ejecutan algunas acciones, pero me parece que se debe exigir respeto a la figura del Jefe de Estado. No se puede venir acá alegremente como lo hicieron durante la campaña con cortinas de humo, sin pruebas", aseguró el Ministro. "El único narcoparamilitar electo en el país ha sido el señor Uribe" Durante los minutos de su intervención, la senadora Claudia López, del partido Alianza Verde, y a quien se le reconoce como la investigadora que evidenció los lazos existentes entre grupos paramilitares y dirigentes políticos en el país, hizo un duro pronunciamiento contra Uribe. Dijo que existe evidencia documental y jurídica sobre la participación de Álvaro Uribe en la creación de los grupos paramilitares, pero ha faltado un juez independiente para evaluarla."Negar los vínculos de Uribe con el paramilitarismo es como negar los vínculos de ‘Timochenko’ con las Farc y el terrorismo, eso sería como pretender tapar el sol con un dedo", afirmó la senadora López.López defendió su propuesta de crear un tribunal independiente de justicia que aplique el mismo rasero no solo a Uribe, sino también a los líderes de la guerrilla de las Farc y del ELN, y a todos los actores de la guerra en Colombia."Si queremos paz y reconciliación no solo tendremos que someter al mismo tribunal al expresidente Uribe y a los voceros de las Farc, sino a todos aquellos que deban ser procesados, con un mismo estándar para todas las partes", dijo la Senadora.Finalmente, terminó su intervención calificando a Uribe como "el único colombiano que coronó la Presidencia de la República con el apoyo del narcoparamilitarismo". "Me desilusionó la ausencia del expresidente Uribe": Horacio Serpa A su turno, el senador liberal Horacio Serpa también cuestionó el hecho de que Uribe se retirara del recinto sin que el debate hubiera concluido."Hice unas apuestas que perdí, yo que no soy de apuestas me atreví a apostar a favor del expresidente Álvaro Uribe Vélez, de quien considero que es un gallo de pelea y pensé que iba a estar en el debate, pero perdí, me desilusionó, porque no está acá, no se quedó. Yo me pregunto ¿cómo vamos a cuestionar a los exfuncionarios que se van del país y eluden la justicia, si el expresidente no se quedó en el debate?", dijo Serpa.Serpa, a quien sus compañeros de la bancada liberal decidieron concederle su tiempo de intervención, calificó de ridícula la afirmación del expresidente sobre la presunta presión que ejerció el presidente Juan Manuel Santos para la realización del debate.Y después de hacer un recorrido por la historia de la génesis del paramilitarismo en Colombia, recordó que en la campaña presidencial del 2002 fue derrotado por Álvaro Uribe en circunstancias sobre las que aún existen grandes dudas. Serpa aseguró que aún tiene duda sobre si los grupos paramilitares influyeron para que la campaña ganadora obtuviera más de 300.000 votos en el departamento de Córdoba, como lo han asegurado diversas fuentes. Y le propuso a Uribe "la creación de un tribunal de honor que diga la verdad sobre lo que sucedió".Finalmente, Serpa dijo que el paramilitarismo no se acabó con la desmovilización de las autodefensas, sino que se transformó en lo que hoy se conoce como las bacrim. “El narcotráfico permeó todas las instancia del país”: Roy Barreras El senador del Partido de la U Roy Barreras realizó una intervención pausada en la que le pidió a los senadores que hagan el mismo ejercicio que se le está pidiendo a las víctimas de perdón y olvido, para no seguir con agresiones, señalamientos y odios.Barreras dijo además que el debate se había centrado en los odios de unos con otros y que la verdad no había salido a flote; muchas acusaciones, señalamientos, infamias e insultos, pero no hubo un debate y no se dio la sanación de las heridas, sino que por el contrario el debate sirvió para aumentar las heridas y los odios sin llegar a un acuerdo.El Senador de la U dijo que a Cepeda y Uribe los une una situación triste y dramática (asesinato de sus padres a manos de la guerrilla y los paramilitares), y son esos odios y ese dolor el que no deja que se evolucione y se busque lo mejor para el país.Además invitó a los dos senadores para que dejen a un lado sus dolores y se concentren en el de las miles de víctimas que están dispuestas a perdonar para alcanzar la paz. Y concluyó que las pruebas y las investigaciones deben presentarse ante los estamentos responsables para que efectúen los procesos y definan responsabilidades.Igualmente Roy dijo que las víctimas reclaman para que se sepa la verdad, conocer la historia de las mafias que infiltraron la sociedad colombiana y la pudrieron. Es allí donde está la justificación del debate."Soy el único senador de la bancada del partido de la U, y le digo la diferencia entre Santos y Uribe hoy, mi partido acompañó a un hombre que se hizo a la presidencia con dos banderas, la primera de la seguridad y la segunda la intención de paz; pero se quedó con una bandera y dejó la otra abandonada", dijo.Y argumentó que "este Presidente (Santos) decidió mantener la firmeza sin sacrificar la ilusión de paz de los colombianos, manteniendo su compromiso con defender la vida y honra de los colombianos no ha dejado a un lado la ilusión y se inclinó por buscar la paz".Finalmente el Senador manifestó que hay que acabar es con la guerra. Y no seguir aumentando los odios, ofendiendo, dividiendo al país dejando de la lado lo más importante el deseo de paz de los colombianos.Y terminó su intervención con esta frase. "La paz se construye con la verdad, pero sobretodo con la voluntad de sanar las heridas y no seguir escarbando en ellas, dedíquese este Congreso a la construcción de la paz". "Este es un debate paradójico, se juzga a quien acabó con el paramilitarismo": Rangel El senador Alfredo Rangel en su intervención manifestó que éste ha sido un debate paradójico desde el inicio y un juicio político, porque el expresidente que más éxito ha tenido contra el paramilitarismo y el narcotráfico es el que es juzgado.Además agregó que en este "juicio" no están los presidentes de turno del momento en que nació el fenómeno como el de Belisario Betacur o Virgilio Barco, sino precisamente el presidente Uribe quien logró acabar con los paramiltares."Si se habla de debates políticos se debería llamar a cada uno de los expresidentes y preguntarles porque no hubo éxito en sus gobiernos por acabar con este fenómeno", anotó.Asimismo, aseveró que valdría la pena que el Gobierno Nacional en "esta alianza nueva entre Bacrim y grupos guerrilleros cambia o no, o tiene alguna incidencia en los diálogos de La Habana". "Con los paramilitares no se hizo ningún tipo de acuerdo agrario ni en ningún otro punto, como si se hace ahora en La Habana con las Farc. Los paramilitares se desarmaron y se desmovilizaron antes de llegar a un acuerdo de paz. Cesaron todas sus acciones violentas y no tuvieron negociación política ni condicionaron su entrega", explicó el senador del Centro Democrático.Rangel enfatizó que esa política de paz con los paramilitares fue exitosa porque el presidente Uribe logró la desmovilización y el sometimiento a la justicia, lo que no sucede con el actual proceso con las Farc porque tendrán "perdón y olvido"."1.900 paramilitares han pagado años de cárcel y han confesado delitos, han reparado a sus víctimas lo que no pasa con las Farc", ejemplificó. De igual manera afirmó que hay que tener en cuenta que el apoyo de las Farc a la elección del presidente Santos no es un capricho y complementó que este hecho no se puede minimizar porque fue mucha la propaganda armada y las amenazas que realizó la guerrilla durante la campaña."No se puede tratar de manera banal las conversaciones que tuvo el presidente Santos en su momento para sacar a Ernesto Samper de la presidencia ya que por mucho menos se ha juzgado y se ha encarcelado a otros políticos en el país", dijo Rangel.Por último, el senador uribista afirmó que "lo que se dijo acá fue que las Convivir fueron el inicio de los paramilitares lo que no es verdad porque las convivir se reglamentaron y desde antes ya había presencia de paramilitares en algunos sectores del país"."Colombia no debe dejarse polarizar"A su turno el representante del Polo Democrático, el senador Jorge Robledo, advirtió que Colombia no debe dejarse llevar y repetir la historia de la violencia bipartidista que tanto daño le hizo al país."Agitando trapos azules y rojos el pueblo se mata, mientras las élites se enrumban celebrando el manejo de la marrana presupuestal", ejemplificó Robledo al explicar que la pugna ahora se centra de manera más sofisticada entre santistas y uribistas por el poder."Si no somos capaces de resolver esto y la polarización sigue creciendo, podemos terminar repitiendo esa historia de la violencia" , agregó.De igual forma aseguró que es paradójico escuchar al santismo en el debate censurar los planteamientos de los representantes del Centro Democrático, cuando en el pasado esos mismos funcionarios hicieron parte del Gobierno del expresidente Uribe.Por último, afirmó que esta disyuntiva no es tan marcada porque en el tema que más los divide, que es el proceso de paz, el desacuerdo se centra en cómo desarmar a las Farc.“Uribe se dedicó a echarse flores”Lamentando la ausencia del senador Uribe en la totalidad del debate para responder los cuestionamientos hechos en su contra, el senador de Cambio Radical, Rodrigo Lara Restrepo, inició su intervención."Alvaro Uribe no respondió las acusaciones sino que se dedicó a echarse flores y no hubo respuestas de fondo", afirmó Lara. Además, agregó que la actitud del expresidente fue irrespetuosa porque "esa no es la forma de dar la cara ni de hablarle al Congreso".Prosiguiendo con su intervención, el senador de Cambio Radical cuestionó los lazos de Uribe con el paramilitarismo y aseveró que “las Farc y los paramilitares crecieron gracias al narcotráfico que se gestó en la zona de 'Tranquilandia”Asimismo, expuso la permisividad del senador Uribe con el narcotráfico en los años 80 y la falta de carácter para realizar un pronunciamiento en contra de estas personas en aquella época, en la que también era senador.“Quiero escuchar alguna declaración de Uribe en los 80 contra Pablo Escobar en esa época que me permita pensar que todas la acusaciones en su contra no son ciertas”, afirmó.De igual forma aseguró que aunque Uribe argumentara que hubo investigaciones y que no llegaron a nada, “cómo hablar de una justicia independiente en los años 80 con la violencia ejercida por el narcotráfico?”.El senador Lara remató su intervención cuestionando la cercanía de Uribe y su circulo de allegados con los hermanos Ochoa que fueron asesinos de Luis Carlos Galán y de muchísimos colombianos."Colombia debe entender la necesidad de terminar este conflicto"Al igual que los demás participantes del debate, el senador de la Alianza Verde, Antonio Navarro Wolff, realizó un resumen sobre la historia de violencia en Colombia y recordó lo que llamó el "aniquilamiento" de partidos por supuestos vínculos con las Farc.“¿En qué país del mundo un cartel mata a tres candidatos presidenciales?, es Colombia”, afirmó durante su intervención.Al hablar sobre las acusaciones hechas por Cepeda en contra del senador Uribe, Wolff aseguró que no le extraña que muchas de estas sean ciertas, pero aseguró que el resultado no es responsabilidad de una sola persona.Además, hizo alusión a cómo los paramilitares con complacencia del “Establecimiento”, sacaron de muchas zonas a las Farc. "Alianza entre el Estado y grupos armados nació tras la muerte de Escobar", aseveró.El senador de la Alianza Verde finalizó su intervención realizando una invitación para construir la paz y afirmó que espera que este sea “el final de la negra noche de Colombia"."Dejemos la soberbia, es esencial que Colombia entienda la necesidad de terminar este conflicto", agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad