Pico y placa ambiental, una propuesta que ya le suena al Gobierno

Pico y placa ambiental, una propuesta que ya le suena al Gobierno

Mayo 09, 2018 - 11:40 p.m. Por:
José Luis Carrillo Sarria, editor de Cali
El presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores.

Presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores.

Bernardo Peña / El País

Oliverio Enrique García Basurto, presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores, Andemos, explica los detalles de la propuesta que busca implementar el pico y placa ambiental en el país.

Una iniciativa que ya tuvo eco en el ministro de Transporte, Germán Cardona, quien manifestó que hay que generar programas que estimulen la salida de vehículos viejos y que, por ejemplo, se use más el transporte público.

Andemos es una asociación que aglutina a doce marcas importadoras de vehículos del país como lo son Toyota, Porsche, Nissan, BMW, Audi, Seat, Skoda, Mitsubishi, Volvo, entre otras.

Lea también: Levantar pico y placa a buses, una medida que divide a los caleños

En entrevista con El País, García Basurto revela los detalles y motivos de fondo de esta iniciativa.

Primero explíquenos qué es la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores, Andemos...

Es un gremio que aglutina a doce importadores de vehículos del país y que promueve al sector automotor. Actualmente estamos en un proceso de transformación, ya Andemos va a dejar de ser una asociación de vehículos para convertirse en una asociación de movilidad sostenible, esperamos que esto se dé esta semana.

Cómo sería la propuesta del pico y placa ambiental...

Cada municipio es independiente de hacerlo como requiera, pero la idea es aplicar el pico y placa a los vehículos de más de 10 años de operación y no por rotación de números como se hace actualmente. En Ciudad de México lo hacen así y la idea es ponerle calcomanias de identificación a los vehículos exentos.

¿Por qué Andemos está impulsando esta iniciativa?

Cuando se analizan las cifras del parque automotor de Colombia, nos encontramos que es viejo. Hay buses chimeneas y vehículos altamente contaminantes y no hay una política clara para controlar esto. Por ejemplo, el 53 % del parque automotor de Colombia tienen más de diez años de operación. En segmentos como los vehículos de pasajeros, como lo son los buses, vemos que la obsolescencia es más alta, es decir, más del 64 % tienen más de diez años de operación.

Eso es a nivel nacional, pero ¿cuál es el panorama de la obsolescencia del parque automotor de Cali?

El 49 % del parque automotor de Cali tienen más de diez años y en el caso de buses, busetas y microbuses encontramos que superan el 54 %.

¿Por qué este modelo de pico y placa sería benéfico para el medio ambiente?

Primero tenemos que decir que el actual sistema de pico y placa del país no tiene un criterio ambiental. Tenemos una ley que establece el impuesto al vehículo que invita a la tenencia de automotores viejos. Esto es porque el impuesto se basa según el valor comercial del automotor.

Pero llevemos esto a los vehículos de transporte público que tiene grandes motores diesel y que afecta el medio ambiente; actualmente hay tecnologías de emisión de gases limpias como la Euro 6 que ni siquiera podemos traer al país. Entonces lo que vemos es un ataque sobre el vehículo nuevo. Mientras el mundo se motoriza y busca que ese parque automotor se renueve, en Colombia estamos impidiendo eso, ¿cómo? Poniéndole la barrera a los vehículos nuevos, más seguros y menos contaminantes.

¿Cuáles son esas barreras?

Los vehículos nuevos pagan más impuestos que los viejos y eso de entrada es un desincentivo. El pico y placa con el numero de placa no tienen ningún sentido porque eso aplica tanto para los vehículos nuevos como para los viejos. Ciudad de México tiene un pico y placa ambiental y los vehículos de menos de 10 años tienen libre circulación. Si vemos las cifras de Cali y aplicamos el pico y placa ambiental más de la mita del parque automotor estaría bajo la restricción.

Pero esto lo que favorece es a las clases sociales con más poder adquisitivo...

Aquí la discusión no tiene que ser cómo le resolvemos el problema a las personas que tienen menos recursos, sino cómo mejoramos el nivel de la calidad ambiental de todos los habitantes de las ciudades. Hay que buscarle a todos los caleños mejores condiciones ambientales y no solo a los que tienen vehículos viejos.

Esto claramente beneficia a los importadores de vehículos...

Beneficia a todos, porque si el parque automotor se va modernizando baja el nivel de contaminantes, esa es la discusión de fondo.

¿Realmente cuál es el impacto de los contaminación del aire en las ciudades colombianas?

Un estudio del Departamento Nacional de Planeación, DNP, determinó que Colombia se gasta cada año $12 billones en atender enfermedades respiratorias. Eso es un billón de pesos mensual. Eso muestra el impacto del detrimento de la calidad del aire que se da por varios aspectos, entre ellos, los vehículos que son contaminantes.

Desde el punto de vista legislativo y práctico qué tan viable es esta propuesta, ¿ya ustedes están empezando el cabildeo con los congresistas, con los concejales en la ciudades?

Hemos hablado con el Ministerio de Transporte, estamos en conversaciones con algunos concejales en Bogotá, no se ha tocado el tema en Cali. La propuesta es sencilla de implementar y de mucho sentido común.

¿Entonces qué hacemos con esas personas que utilizan sus carros antiguos para ganarse la vida?

Pues buscar un modelo que le permita acceder a vehículos nuevos o de un mayor modelaje (año de fabricación), eso se llama reposición en cascada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad