Perro pitbull desfiguró la cara de una niña de seis años en Bogotá

Escuchar este artículo

Perro pitbull desfiguró la cara de una niña de seis años en Bogotá

Julio 12, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Perro pitbull desfiguró  la cara de una niña de seis años en Bogotá

Perro de raza Pitbull.

El hecho ocurrió en el barrio Marco Fidel Suárez, localidad de Tunjuelito. La menor está hospitalizada y el animal fue llevado a Zoonosis Bogotá. El perro tenía antecedentes de agresividad.

Un nuevo episodio de agresión de perros peligrosos contra personas ocurrió en las últimas horas en un barrio del sur de Bogotá.De acuerdo con el informe de las autoridades, en el barrio Marco Fidel Suárez, localidad de Tunjuelito, un perro de raza Pitbull le destruyó el rostro a una niña de seis años de edad; y le ocasionó graves lesiones en los brazos, la espalda y la cabeza a su mamá cuando ésta intentó retirar el animal.Los hechos se presentaron en la noche del pasado jueves cuando Sandra Patricia Muñoz, de 37 años, regresaba a casa con su hija; María Clemencia, de 6 años, luego de asistir a un oficio religioso.Vecinos del sector relataron que de un momento a otro se abrió la puerta de una casa y de ahí salió un perro Pitbull que, sin razón aparente, agredió primero a la niña y luego a su mamá cuando intentó retirar al can.Con objetos contundentes, varios testigos le pegaron al animal para que soltara a sus víctimas, lo que finalmente logró el dueño del animal quien, según las versiones “se limitó a entrar el perro a su casa”, lo que generó la reacción violenta de la ciudadanía que intentó linchar al hombre. Luego, su casa fue apedreada.Mientras la Policía del cuadrante evitó que los hechos pasaran a mayores, las dos víctimas del Pitbull fueron trasladadas de urgencia al Hospital de El Tunal, que queda cerca del lugar de los hechos.De acuerdo con el subgerente Científico del Hospital El Tunal, Mauricio Jiménez, el estado de salud de la menor “es delicado, pero estable”.“Especialmente la niña tenía unas heridas muy grandes que sangraban de manera importante, por lo tanto, fue necesaria estabilizarla”, señaló el experto.La madre, mientras tanto, aunque también está fuera de peligro, tiene seriamente afectado la parte izquierda de su cabeza, y tiene comprometida la audición.Este viernes en la mañana la niña fue trasladada al Hospital de La Misericordia donde se le practicarán varias operaciones, y no se descarta que sea necesario un procedimiento de reconstrucción facial.Según un comunicado de ese centro asistencial, “la menor presenta trauma extenso del lado izquierdo, con fractura expuesta del hueso del mismo nivel, lesión del nervio facial, pérdida de los tejidos de la mejilla y oreja”.Habitantes del barrio Marco Fidel Suárez contaron que ya en ocasiones anteriores le habían pedido al propietario del perro que se lo llevara del sector o que, al menos, le pusiera bozal, por el peligro que representaba para la comunidad, en particular para los niños. De hecho, dicen que dos semanas atrás el animal ya había agredido a un reciclador.El perro agresor fue enviado al Centro de Zoonosis de Bogotá, donde las autoridades sanitarias decidirán si debe ser sacrificado.Es una contravenciónLa Ley 746 de 2002 que “regula la tenencia y registro de perros potencialmente peligrosos”, modificó el Código Nacional de Policía para tipificar como contravención la tenencia y registro de esa clase de animales.En su artículo 108-E dice que “dado su alto nivel de peligrosidad, se prohíbe la importación de ejemplares caninos de las razas Staffordshire terrier, American Staffordshire terrier, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, o de caninos producto de cruces o híbridos de estas razas, así como el establecimiento de centros de crianza de esta clase de ejemplares caninos en el territorio nacional”.Así mismo, el artículo 108-F define como “caninos potencialmente peligrosos” a los perros que:a) Han tenido episodios de agresiones a personas u otros perros;b) Han sido adiestrados para el ataque y la defensa;c) Pertenecen a una de las siguientes razas o cruces ya mencionados.Y destaca la norma que el propietario de uno de estos perros “asume la posición de garante de los riesgos que se puedan ocasionar por la sola tenencia de estos animales y por los perjuicios y las molestias que ocasione a las personas, a las cosas, a las vías y espacios públicos y al medio natural en general”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad