Escuchar este artículo

“Los países democráticos no pueden negociar con una dictadura”: Claudia Blum

Octubre 04, 2020 - 08:00 a. m. Por:
Redacción de El País
Claudia Blum

Claudia Blum, canciller de Colombia.

Especial para El País

El Gobierno Nacional apoya a Juan Guaidó y tiene la convicción de que, con su liderazgo, el régimen de Maduro caerá más temprano que tarde para que los venezolanos puedan recuperar plenamente sus derechos”.

Así responde la canciller Claudia Blum a la posibilidad de que el Presidente interino de Venezuela pierda su condición de diputado tras las elecciones parlamentarias programadas por el Gobierno chavista para diciembre próximo.

En entrevista con El País, la Ministra de Relaciones Exteriores también ratifica que continuará en su cargo y hace un balance de la participación de Colombia en la reciente Asamblea General de la ONU.

Se especula mucho sobre su salida de la Cancillería, que está muy cansada, qué quiere irse a un cargo diplomático. ¿Qué responde?

El trabajo al frente de la Cancillería es apasionante, y para mí es un honor servir al país desde este cargo, que he asumido y seguiré desempeñando con total responsabilidad. De manera comprometida, sigo impulsando con el equipo del Ministerio, dentro y fuera del país, todas las acciones de la política exterior para diversificar y fortalecer las relaciones bilaterales, consolidar nuestro liderazgo en la ONU, la OEA, la CAN, Prosur, Alianza Pacífico y en los demás escenarios multilaterales y regionales, ampliar la asistencia a los colombianos en el exterior y afianzar nuestras políticas de migración y fronteras.

La ONU extendió un año más la Misión de Verificación del Acuerdo de Paz, pero volvió a llamar la atención sobre la violencia que persiste en algunas regiones afectadas por el conflicto. ¿Qué compromisos asumió el Gobierno al respecto?

Por solicitud del presidente Iván Duque, el 25 de septiembre el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la Resolución 2545, que prorroga por un año la Misión de Verificación. Esa decisión unánime es un respaldo a Colombia y a la implementación de la política de Paz con Legalidad. Es muy importante el trabajo de esta instancia en los avances de la reincorporación, reconocidos por la Misión y la comunidad internacional, y en la seguridad y protección de excombatientes y comunidades.

Lea también: Ya empezó el sonajero del centro político para las presidenciales

En cuanto a este último tema, se ha reconocido el impacto de las economías criminales que generan violencia en el país. Colombia seguirá solicitando el compromiso mundial para enfrentar al narcotráfico, crimen que se extendió entre 2012 y 2017 y está detrás de muchas amenazas. De la misma forma, para evitar la impunidad, seguiremos trabajando para lograr resultados en las políticas interinstitucionales para proteger comunidades, excombatientes, líderes y defensores de Derechos Humanos, y en las investigaciones judiciales. Nuestro compromiso con la paz es indeclinable, y sobre esa base estamos afianzando el trabajo con el Consejo de Seguridad.

Esta semana Colombia y otros países convocaron una reunión extra de la OEA para analizar el informe de la Misión Independiente de la ONU sobre Venezuela. ¿Quedó satisfecha con los resultados?

Fue una sesión trascendental, que expresa la alta preocupación regional por el desastre humanitario que está ocurriendo en un país de nuestro continente. Los expertos de la Misión de la ONU presentaron el grave panorama de ejecuciones extrajudiciales, detenciones, desapariciones, torturas y persecución política, que constituirían crímenes de lesa humanidad. Ese informe justifica la denuncia que ya habíamos presentado a la Corte Penal Internacional contra el régimen de Maduro los gobiernos de Argentina, Canadá, Chile, Paraguay, Perú y Colombia.

En esta sesión la mayoría de los países condenamos el ataque sistemático del régimen contra la población civil y esperamos que la Asamblea de la OEA en octubre adopte decisiones para reclamar justicia frente a esos graves hechos.

A propósito, parece inevitable que el Gobierno Maduro realice las elecciones parlamentarias en diciembre, pese a la evidente falta de transparencia que ha advertido la comunidad internacional...

Estamos ante un régimen dictatorial que no respeta ningún orden internacional y busca perpetuarse. apoderándose de la última instancia democrática de Venezuela, que es la Asamblea Nacional. En el debate de la OEA hubo coincidencia en la falta total de garantías para esas elecciones. Los países democráticos no pueden legitimar esa votación fraudulenta ni negociar con una dictadura responsable de violar sistemáticamente los Derechos Humanos. Tanto la OEA, el Grupo de Lima, y los distintos países debemos exigir elecciones presidenciales y legislativas con garantías democráticas, y autoridades electorales y judiciales imparciales, requisitos fundamentales para el regreso de la libertad en Venezuela.

Se especula que Juan Guaidó, al perder su condición de diputado, no sería avalado por algunos países como presidente interino. ¿Cuál es la posición de Colombia?

Juan Guaidó es reconocido por Colombia, 55 países más y varios organismos internacionales como el presidente legítimo de Venezuela, y representa la esperanza del retorno de la democracia a ese país. El Gobierno Nacional lo apoya y tiene la convicción de que, con su liderazgo, el régimen de Maduro caerá más temprano que tarde para que los venezolanos puedan recuperar plenamente sus derechos.

¿Cuál es el balance final de los vuelos humanitarios que organizó la Cancillería durante estos meses para repatriar colombianos?

En efecto, estos vuelos quedan suspendidos en el marco de la reactivación paulatina de la operación aérea doméstica e internacional. Desde marzo, cuando gran parte del mundo cerró sus fronteras por la pandemia, logramos que más de 40.000 colombianos retornaran al país hasta el 30 de septiembre, en 350 vuelos de carácter humanitario.

Vale la pena destacar que, a través de consulados y embajadas, seguiremos acompañando a los compatriotas en el exterior que estén en situación de vulnerabilidad por la pandemia.

Tras la polémica generada alrededor de la solicitud de extradición de Mancuso, ¿cómo va ese proceso y el de los otros exparamilitares pedidos por el Gobierno colombiano?

Las solicitudes de extradición formuladas por las salas de Justicia y Paz de los tribunales de Bogotá y Barranquilla en contra de Salvatore Mancuso siguen su trámite, y están en revisión en los Departamentos de Estado y de Justicia de los Estados Unidos, y aún no han sido decididas. Nuestras autoridades judiciales vienen aportando la información adicional solicitada por ese país para que se produzca un resultado favorable.

En relación con otros exmiembros de las AUC extraditados, la Cancillería ha transmitido a los Estados Unidos las solicitudes del Ministerio de Justicia en las que se requiere que los sujetos que tienen deudas pendientes con nuestra Justicia sean retornados a Colombia.

Otro tema del que los colombianos están pendientes es sobre el de cuándo llegará la vacuna contra el Covid-19 al país. ¿Cómo van las gestiones frente a ese propósito?

Desde el inicio de la pandemia hemos dado acompañamiento diplomático al Ministerio de Salud, entidad líder en el Gobierno en este tema. Ante la prioridad mundial por la vacuna, hay varios proyectos científicos que están en fases muy avanzadas y se espera que esté disponible en menos tiempo del que toman usualmente estos desarrollos, garantizando seguridad, eficacia y calidad.

El Ministerio de Salud está avanzando en gestiones con gobiernos, organizaciones y centros de investigación, y en sus diálogos y potenciales acuerdos bilaterales y multilaterales para acceder a las vacunas. Dentro de los mecanismos multilaterales, destaco que Colombia hace parte del Covax, que reúne ya a 186 países. Este ofrece la posibilidad de adquirir de forma conjunta vacunas contra el Covid-19 a partir de un portafolio de vacunas posibles, y garantizando acceso equitativo a los países participantes. Desde el Gobierno Nacional se destinan 106 millones de dólares para adquirir un primer lote de diez millones de dosis de vacuna contra el Covid-19 a través del Covax.

Es evidente que las relaciones entre Bogotá y Washington pasan por un buen momento. ¿De no avanzar Colombia en la erradicación de cultivos, estarán en riesgo las iniciativas de apoyo que el Gobierno Trump le ha ofrecido al país?

Colombia avanza de manera firme en la erradicación, en el cumplimiento de la meta de 2020, y en la reducción del 50 % prevista para el 2023. Después del crecimiento desbordado de cultivos entre 2012 y 2017, este Gobierno, en dos años, ha frenado y reducido el área neta sembrada. Seguiremos haciéndolo, porque es una urgencia nacional para detener la violencia, las amenazas a comunidades y la inestabilidad en los territorios. La cooperación con EE. UU. en esta materia es muy valiosa, y esperamos seguir fortaleciéndola con las iniciativas de inversión en infraestructura y desarrollo social y económico en zonas afectadas por la economía criminal, proyectos que se vienen considerando en la estrategia binacional Colombia Crece.

Finalmente, hay quienes ven con preocupación que Colombia esté ‘jugada’ con la reelección de Trump, ante la posibilidad de que él no gane las elecciones de noviembre...

Colombia respeta el proceso electoral en los Estados Unidos y de ninguna forma interviene en él. Nuestra alianza ha sido tradicionalmente sólida, y se sustenta en el apoyo bipartidista a la importante agenda binacional. Con Estados Unidos siempre trabajaremos para fortalecer y afianzar nuestra creciente agenda comercial y de inversión, de ciencia y tecnología, energía, seguridad, desarrollo rural, medio ambiente, cultura, y los frentes de la asistencia internacional.

En la ONU

¿Qué balance hace de la Asamblea de la ONU?

Aunque fue la primera vez que la sesión de alto nivel se realizó de manera virtual, fue muy especial, al celebrar los 75 años de las Naciones Unidas. Organizamos una agenda con sesiones muy significativas, la mayoría de nivel presidencial y otras ministerial, en las que defendimos la importancia del multilateralismo para enfrentar los retos globales de seguridad, Derechos Humanos y desarrollo. Reafirmamos nuestro compromiso con el medio ambiente y la Agenda 2030 de desarrollo sostenible. La lucha contra el cambio climático y la protección de ecosistemas especiales son objetivos mundiales en los que pedimos mayor compromiso internacional. Colombia solicitó apoyo al Pacto de Leticia por la Amazonia, lanzamos la estrategia global de páramos, y en 2021 en Cali seremos anfitriones de la reunión mundial preparatoria de la Convención de Diversidad Biológica. La cooperación para la recuperación poscovid fue asunto central en distintos eventos. Desde el debate general presidencial hasta foros especializados, como Cepal y Ocde, donde analizamos el aporte de la transformación digital en esta recuperación o la Alianza por el Multilateralismo, en la que 45 países identificamos prioridades de trabajo conjunto para la pospandemia”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS