Liberal Juan Fernando Cristo, elegido nuevo presidente del Senado

Escuchar este artículo

Liberal Juan Fernando Cristo, elegido nuevo presidente del Senado

Julio 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Liberal Juan Fernando Cristo, elegido nuevo presidente del Senado

El senador Juan Fernando Cristo recibió la presidencia del Senado por parte del vallecaucano Roy Barreras.

Cristo dijo en sus primeras declaraciones como presidente del Senado que es tiempo para que las Farc le respondan a las víctimas.

El senador liberal de Norte de Santander Juan Fernando Cristo Burgos, al asumir este 20 de julio como nuevo presidente del Senado, aseguró que llegó el momento en que la guerrilla de las Farc les respondan a las miles de víctimas que ha dejado el conflicto armado. En su discurso, luego de haber sido elegido por las mayorías del Senado, también manifestó que estas sesiones, pese a que están cruzadas por las elecciones, se destacarán por ser de profundos debates de control y no para cumplir y tener cuotas burocráticas. “Asumo la Presidencia del Congreso en momentos en que Colombia se juega su más clara oportunidad, y tal vez la última, de alcanzar la paz y la reconciliación por la vía de la negociación política, del entendimiento, de la fuerza de las ideas y las palabras, y no del aplastante ruido de las bombas y las balas”, indicó el nuevo presidente del Senado. Estimó que será este Congreso el que adopte las grandes definiciones que permitirán consolidar la paz. “Si logramos finalmente firmar un acuerdo de paz con las Farc cambiará para bien la forma de hacer política, mejorará la economía, aumentará la inversión social, se profundizará la descentralización y se consolidará la inserción internacional de Colombia; en fin, cambiará positivamente el país”. Destacó que el actual Congreso ha contribuido con la paz de manera importante, y en tal sentido destacó la aprobación de la ley de víctimas y restitución de tierras. “Una ley que demostró la importancia de abrir las discusiones parlamentarias a la sociedad civil, una ley con participación ciudadana sin antecedentes. Una ley fruto de un consenso comparable al de la Constitución del 91, que nos demuestra que para que sean útiles y fructíferas aquellas normas que pretendan encausar las corrientes de la historia nacional deben ser fruto del consenso. En Colombia necesitamos menos leyes pero mucho más consensuadas”, sostuvo. También destacó que se aprobó el Marco Jurídico para la Paz, que incorporó los principios de la justicia transicional, “una norma que abre avenidas de reconciliación sobre la base que aquellos que han provocado tanta desolación y dolor en millones de hogares de este país, adopten la decisión de dejar las armas, contar toda la verdad, solicitar perdón, devolver todos los secuestrados, en fin, renunciar a todas sus acciones violentas”. “Sin estos instrumentos jurídicos, la Ley de Víctimas y el Marco para la Paz, se puede afirmar, sin exageración alguna, que hubiera sido imposible que gobierno y Farc estuvieran hoy sentados en La Habana en un proceso que ilusiona a los colombianos. Además, gobierno y Congreso conjuntamente hicimos la tarea en el orden adecuado”, destacó Cristo. Explicó que, de firmarse la paz, el Congreso deberá tramitar la implementación de los acuerdos. "No solo las leyes ordinarias y estatutarias que contempla el Marco Constitucional para la Paz, sino un buen numero de reformas legales y constitucionales que seguramente se desprenderán de los acuerdos finales de La Habana”. Cristo, además, se mostró confiado en que esa discusión la puedan empezar a dar antes de finalizar el año, por lo que anticipó que sería la principal tarea de la legislatura. Incluso, señaló que de pasar esas leyes se estará demostrando que “es absolutamente innecesaria la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, porque este parlamento tiene la voluntad de paz y la legitimidad democrática para convertirse en el Congreso Constituyente de la Paz, como fruto de un pacto de reconciliación al que nos comprometamos todas las colectividades, más allá de la Unidad Nacional”. Farc a responderCristo insistió en que el trabajo del Congreso colombiano se ha centrado en estos años en el respeto de las víctimas, “pero las Farc deben entender que el margen de tolerancia de la sociedad con sus actos es mínimo como consecuencia lógica de sus actitudes pasadas”. “Las Farc no pueden jugar más con el reconocimiento a sus víctimas. El dolor de las víctimas no se puede negociar ni mucho menos convertir en estrategia política su reconocimiento. Es un hecho humanitario y no político. No pueden seguir dilatando una declaración clara, sin ambages, sin cálculo político, de reconocimiento al dolor que han causado. Deben entender que su actitud mezquina hacia las víctimas solo alimenta a aquellos que tras años de indiferencia hacia ellas e incluso de atropellos hacia sus derechos, ahora aparecen de manera oportunista pretendiendo ser sus leales defensores, utilizándolas para atravesarse a cualquier posibilidad de negociación”, declaró. Planteó que es necesario que una delegación representativa de las víctimas del país participe en alguna de las próximas rondas de conversaciones para exigir a la guerrilla un compromiso más claro con el reconocimiento, la verdad y la reparación a sus víctimas. Cristo también indicó que gracias a que en este momento se discute el punto de la participación política en la mesa de La Habana, que “los partidos de gobierno y oposición pudieran fijar sus posiciones en un diálogo franco y abierto con la guerrilla, sobre temas como el estatuto de oposición, los mecanismos de refrendación de los acuerdos, el acceso igualitario a medios de comunicación, la composición del congreso, entre otros”. El presidente entrante del Senado hizo también un llamado al Eln para que “se decida de una vez por todas a iniciar un proceso de paz con el gobierno Santos”. Incluso, recordó que en su caso particular este grupo asesinó a su padre, pero que lo invita convencido en que el país necesita la paz. “Soy víctima del ELN, como todos ustedes saben. De la manera más salvaje asesinaron a mi padre. Pero respetando el dolor de cada víctima y su forma de llevarlo, no soy de aquellos que piensan que el rencor y la venganza son el camino para curar las heridas del alma, para resarcir el daño. Por el contrario, creo en el perdón y la reconciliación como el único camino para evitar que lo sucedido a mi familia se repita cruelmente en más hogares colombianos”, señaló. agregó que pese a que el Congreso atraviesa por momentos de incredulidad ciudadana, invitó a que los parlamentarios estén abiertos al control político y brindar los espacios necesarios al control ciudadano. “Un Congreso con más debate de las ideas y menos discusión de las cuotas. Un Congreso que recupere la autoridad moral para reclamar a sus ciudadanos reconocimiento de las muchas cosas buenas que hace. Un Congreso que se gane el respeto y la admiración de los colombianos como el Congreso de la Paz, la Reconciliación y las Víctimas”, sostuvo. Frente a la situación del Catatumbo, invitó al gobierno y los líderes de la protesta a que convirtan esa crisis en una oportunidad. “Así como el Catatumbo ha sido durante décadas un laboratorio de guerra en el que confluyeron el petróleo, la coca, la palma, el ELN, las Farc, los 'paras', el EPL y las nuevas Bacrim, herencia maldita que dejó el gobierno anterior al Presidente Santos, convirtámoslo ahora en un escenario de postconflicto en el que estado y comunidad puedan trabajar conjuntamente para restituir las tierras a los campesinos despojados, desminar sus poblados, hacer de una vez por todas la infraestructura necesaria para sembrar cultivos lícitos rentables que reemplacen la coca, garantizar acceso a educación, salud y vivienda a sus campesinos”. Cristo señaló que hace bien el gobierno al actuar con firmeza frente a esas actitudes violentas que los colombianos rechazamos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad