Las 'sorpresas' que generó el relevo en la cúpula militar de Duque

Las 'sorpresas' que generó el relevo en la cúpula militar de Duque

Diciembre 11, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Colprensa 
Nueva cúpula militar

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, junto a la nueva cúpula militar.

Colprensa

Navarro, Martínez, Ramírez, Rueda y Atehortúa. Estos son los apellidos sobre los que recaerá la responsabilidad de salvaguardar la seguridad nacional en los próximos años. Se trata, en su orden, de los comandantes de las Fuerzas Militares, del Ejército, de la Armada, de la Fuerza Aérea y la Policía.

Una cúpula, de acuerdo con expertos, netamente ‘tropera’, término usado para referirse a los militares que han estado más en terreno que en oficinas.

El ‘remezón’ se retrasó, dicen fuentes militares, pues se esperaba, incluso, para antes de que Iván Duque cumpliera sus primeros 100 días de mandato. Pero hubo sorpresas, porque en los pasillos del Ministerio de Defensa daban por hecho que el general Juan Pablo Amaya, de gran aceptación entre oficiales y suboficiales, quedaría al mando de todas las Fuerzas.

La segunda sorpresa, que los expertos califican del gran ‘palo’ en la decisión fue la llegada del general Óscar Atehortúa a la Dirección General de la Policía. Para este cargo sonaban los generales William Salamanca, de la Dirección de Tránsito, y Jorge Luis Vargas, quien dirige la Dijín.

Sin embargo, para el exdirector de la Policía, general (r) Luis Ernesto Gilibert, el presidente Duque “respetó la escala de mando”, por lo que calificó el relevo como una sucesión normal dentro de la institución.
Con respecto a los retos, Gilibert asegura que uno de los primordiales es la lucha contra la corrupción, incluso en las propias filas de la Policía. “La Policía no está exenta de que se presenten estos problemas. Seguro va a desarrollar unas estrategias como se hizo en otros tiempos, cuando se tomaron medidas correctivas muy drásticas para limpiar la institución”.


También enfatizó que una de las labores de los policías será apoyar el posconflicto y buscar la consolidación de la paz. Sobre la lucha contra los narcos, sostiene que la Policía no debe bajar la guardia.

Los cultivos ilícitos, las rutas de narcotráfico y toda la cadena criminal alrededor de la producción de narcóticos no solo es un reto para la Policía, sino del gobierno Duque.

Lea también: Nueva cúpula militar tendrá como objetivo el 'Plan Bicentenario'

Así lo explica el director ejecutivo del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, Néstor Rosanía, quien dice que un perfil como el del general Nicasio Martínez, nuevo comandante del Ejército, es idóneo y se ajusta para combatir estos grupos: “Conoce las dinámicas de las regiones. Han manejado operaciones contra disidencias, entonces puede haber un aumento en términos operativos contra el narcotráfico”.

Regiones como Catatumbo, la costa pacífica nariñense y caucana, el Urabá y el Meta y Guaviare son regiones que, a consideración de Rosanía, deben tener especial atención.

El experto en seguridad John Marulanda asegura que a la par con el narcotráfico se debe tener especial atención con los grupos armados organizados que hacen presencia en diferentes departamentos. Particularmente, menciona a las disidencias de Farc que se rearman en el sur del país “bajo la dirección de Gentil Duarte”.

“Han venido creando una especie de Bloque Sur que viene desde la frontera con Venezuela por Vaupés, Guainía, Guaviare; parte del Amazonas, pasando por Caquetá, Putumayo y llegando hasta el Cauca a la frontera con Ecuador”, describe y agrega que la manera de financiarse es con el narcotráfico y la minería ilegal.

Necesidades

Para lograr más y mejores resultados se requiere un equipamiento acorde a estos tiempos.

El exjefe del Estado Mayor Conjunto, almirante David Moreno, dice que en el caso de la Armada el reto es “la modernización de los medios”.

Mientras el excomandante de la Fuerza Aérea general (r) Guillermo León, dice que el general Ramsés Rueda tendrá la tarea de liderar la renovación de la flota aérea de la FAC, aplazada desde hace varios años.

“Los comandantes de la FAC hemos proyectado las necesidades del cambio de los aviones de superioridad aérea. Entendemos que el país tiene una serie de necesidades apremiantes en muchos sectores, pero la defensa de la soberanía es algo primordial”, indicó.

Para León, también es clave la consolidación del territorio tras la desmovilización de las Farc y la “neutralización” de grupos violentos que se han desplegado por el territorio.

“Por ejemplo, en Nariño, Cauca, el bajo Cauca antioqueño, el área de Catatumbo. A todas estas zonas, que son muy sensibles, hay un enemigo que todavía no hemos erradicado”, añadió.

La voz de Acore

El general en retiro, Jaime Ruiz, presidente de Acore, dice que el reto es modernizar los equipos para desempeñar la labor militar.

Reconoció que la cúpula saliente tuvo óptimos resultados, pese a las decisiones judiciales, pues se capturaban delincuentes y en estrados los dejaban libres. ”Hay que reconocer que propina- ron grandes golpes a estructuras criminales”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad