Monja del plantón a favor de Uribe está rodeada de controversias en Medellín

Escuchar este artículo

Las controversias que rodean a la supuesta monja de Medellín

Octubre 11, 2019 - 05:06 p.m. Por:
Redacción de El País
Indagatoria de Álvaro Uribe Vélez ante la Corte Suprema 05

La imagen de Adriana Torres se hizo famosa en redes sociales y medios de comunicación el pasado martes.

Foto: Agencia EFE

La autodenominada monja Adriana Torres, quien se hizo famosa luego de su enérgica defensa de Álvaro Uribe el pasado martes durante la indagatoria hecha al expresidente por la Corte Suprema, sigue en el centro de la polémica.

La mujer reapareció este viernes en la plaza Minorista de Medellín, en donde fue recibida con gritos y silbidos. “¡Monja uribista, fuera de la Minorista!” le gritaron, a lo que ella respondió con vivas a Álvaro Uribe. “¡Me siento muy feliz de ser una mujer democrática! ¡Qué viva Álvaro Uribe!” exclamó, mientras era saludada por algunos vendedores:

Monja uribista en plaza Minorista de Medellín

Monja uribista en plaza Minorista de Medellín.

Archivo particular

Pero Torres no solo ha sido noticia por su férreo apoyo al expresidente. Dos días después de la indagatoria, y tras salir en varios medios declarando que era una “monja carmelita”, una fuente de la congregación de las Carmelitas Misioneras de Colombia le aseguró a El Tiempo que ella no pertenece a ese grupo. Poco después, la Conferencia de Religiosos de Colombia afirmó por medio de un comunicado que ella no aparece en sus registros.

Fueron apareciendo, entonces, diversos relatos de personas que dicen conocer a la supuesta monja, pero que coinciden en que ella no es una religiosa activa. Uno de ellos, el obispo y líder de la Prelatura Apostólica de Corpus Christi Abraham González, le dijo a Blu Radio que Adriana Torres “es una mentirosa de tiempo completo” y aseguró que “hace negocio con la caridad”.

Pero quizá la revelación más grave hasta el momento fue hecha por un líder social del barrio Bello Oriente en Medellín, lugar en el que la mujer concentra su trabajo social desde hace varios años.

Le puede interesar: Terminó la indagatoria a Álvaro Uribe: ¿qué viene ahora para el expresidente?

La fuente le dijo a Caracol Radio que Torres tiene un vocabulario soez, despectivo y hasta humillante con algunas mujeres e incluso con los niños, lo que ha ocasionado que las personas del vecindario no la vean con agrado.

“Hay mucha gente que no está muy de acuerdo con ella, porque, de pronto a pedido a nombre del barrio y no está vinculada a los proceso barriales. La labor de ella es venderle una verdurita a la gente, yo me imagino que más favorable, porque la gente viene de muchos otros lados”, explicó.

Añadió además que en el barrio han advertido de posibles vínculos de la supuesta religiosa con una banda delincuencial del sector.

“Ella se ha relacionado con ellos, porque ha hecho ir muchachos del barrio. En un caso puntual, un muchacho por exceso de confianza le quitó la toca, la que se ponen en la cabeza y por eso (lo amenazaron)”, expresó.

Por lo pronto, la religiosa no ha dado mayores explicaciones a los medios sobre las diferentes denuncias. Incluso, según reportó Blu Radio, cuando se intentaron comunicar a su celular contestó un supuesto escolta quien aseguró que ella estaba internada en una clínica por una caída; sin embargo, en el centro asistencial aseguraron que ahí no estaba la mujer.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad