Iglesia Católica rechaza acciones violentas en el Cauca y pide respeto por la vida

Escuchar este artículo

Iglesia Católica rechaza acciones violentas en el Cauca y pide respeto por la vida

Agosto 20, 2019 - 10:09 p.m. Por:
Colprensa
Monseñor Luis José Rueda, arzobispo de Popayán

Monseñor Luis José Rueda, arzobispo de Popayán.

Foto: Archivo de Colprensa

Un sentido rechazo a todas las expresiones de violencia que en los últimos meses han venido afectado al departamento del Cauca, formuló el arzobispo de Popayán, monseñor Luis José Rueda Aparicio.

El prelado rechazó las continuas amenazas y asesinatos de indígenas, afrodescendientes, campesinos y líderes sociales que se han venido cometiendo en la región.

"De estos homicidios son responsables quienes usan las armas contra el indefenso, quienes planean los crímenes, pero aún más quienes pagan para asesinar y se lavan las manos con hipocresía(…).En nombre de la misericordia de Dios Padre les pedimos a quienes están amenazando, desplazando y asesinando personas, paren el exterminio, respeten la vida humana, no sean protagonistas de la anticultura de muerte", afirmó monseñor Rueda Aparicio.

El líder religioso también rechazó el daño que le ha hecho el narcotráfico a la sociedad colombiana. En ese sentido dijo que este flagelo "ha convertido a las familias caucanas en esclavas de una economía de muerte", así como al riesgo que están teniendo hoy los jóvenes y los niños por el consumo de drogas.

Lea además: Gobierno anunció medidas con las que se reforzará la seguridad en el Cauca

Sin embargo, monseñor Rueda no respaldó el uso del glifosato para la erradicación de cultivos ilegales. "Rechazamos el uso del glifosato para la erradicación de los cultivos de uso ilícito, porque sabemos que es una intervención con daño a la casa común, y es una comprobada amenaza para la salud de los seres humanos", afirmó.

Sobre la corrupción en el ejercicio político y económico, dijo que este flagelo está sacrificando a los más pobres.

"Quien desea gobernar desea algo muy bueno, pero gobernar es ante todo servir al desarrollo integral de las personas y de los pueblos. El voto es un ejercicio consciente por el bien común. Ser ciudadano exige acoger con respeto al que piensa distinto y ejercer la política sin corromperse como votante. Quien no se corrompe es servidor de la vida humana", consideró el arzobispo de Popayán.

Monseñor Rueda Aparicio formuló un llamado a los actuales gobernantes y a los candidatos en contienda para sucederlos a no polarizar a las comunidades: “No todo es válido con tal de ganar las elecciones”, dijo, y agregó que en una democracia unos gobiernan y otros hacen oposición con argumentos y propuestas, sin odio, sin violencia.

Lea además: Gobierno anunció medidas con las que se reforzará la seguridad en el Cauca

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad