¿Hay persecución política o es sólido el caso de Óscar Iván Zuluaga?

¿Hay persecución política o es sólido el caso de Óscar Iván Zuluaga?

Enero 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Arcadio González Ardila | Colprensa.

Citaciones a interrogatorio a Óscar Iván Zuluaga y a su hijo David han sido calificadas por la defensa de estos como un acto de persecución política. Debate.

La investigación por las ‘chuzadas’ del supuesto hacker Andrés Fernando Sepúlveda a participantes de la campaña presidencial del año pasado y a negociadores del proceso de paz en La Habana parece haber entrado al momento de definiciones. Lea también: Detalles de la segunda fase del proceso contra el hacker Andrés Sepúlveda.Las citaciones a interrogatorio que formuló la Fiscalía General de la Nación al excandidato presidencial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga y a su hijo David, y la versión ampliada que debe rendir el ex asesor espiritual de esa campaña, Luis Alfonso Hoyos, se han prestado para toda clase de interpretaciones. Una de ellas es la que formula el abogado Jaime Granados Peña, apoderado de Zuluaga, quien considera que su cliente no solo no cuenta con garantías suficientes en el proceso que adelanta la Fiscalía sino que, además, se trata de una “persecución política”. Según el jurista, desde marzo de 2014, cuando estalló el escándalo del supuesto hacker Sepúlveda, la Fiscalía “no ha manejado este caso con la discreción y la reserva que le ordenan la Constitución y la ley, sino que lo ha hecho de una manera mediática, pública, mediante constantes filtraciones a algunos medios de comunicación”.Incluso, Granados Peña sostiene que su cliente “no tiene garantías de la Fiscalía”, puesto que no ha podido acceder al video que supuestamente relacionaría al excandidato presidencial del Centro Democrático con Sepúlveda. El abogado recuerda, además, que su defendido aún no ha sido imputado, ni siquiera indiciado, sino que apenas fue citado a un interrogatorio al cual asistirá, aunque jurídicamente no está obligado a hacerlo e, incluso, puede asistir y guardar silencio. De todas maneras, son varias las actuaciones judiciales del organismo acusador del Estado que hacen prever que el proceso del presunto hacker comenzará a producir prontas decisiones. Lea también: "Esto es una agudizada persecución política": Óscar Iván Zuluaga.Una de ellas se daría el próximo 13 de febrero, cuando el Juzgado 22 Penal de Conocimiento de Bogotá definirá si acepta o no el preacuerdo de la Fiscalía con Sepúlveda, quien se allanaría a los delitos de espionaje, concierto para delinquir, acceso indebido de comunicaciones, cohecho y simulación de investidura. De aprobarlo -y así lo admite Granados Peña- “se puede hablar de otro escenario donde ya no se hablaría de presunción de inocencia” para los indiciados. Lo actuadoAndrés Sepúlveda fue capturado en mayo de 2014 y pocas semanas después fueron enviados a prisión un policía, dos cabos del Ejército y un agente de la Dirección Nacional de Inteligencia del Ejército. A ello se suma que este viernes la Inspección General de las Fuerzas Militares relevó de sus cargos a 20 integrantes de la Fuerza pública (10 oficiales, 8 suboficiales, 1 patrullero y 1 civil) y retiró del servicio activo a tres oficiales, un suboficial y un patrullero de la Policía vinculados al caso ‘Andrómeda’, primera oficina de interceptaciones ilegales vinculada a este escándalo. Esto demostraría la tesis que ha planteado la Fiscalía de que ‘Andrómeda’ y el supuesto hacker “tienen total relación”. A todo lo anterior se suma que el Consejo Nacional Electoral, CNE, inició una indagación preliminar para establecer si los $230 millones que le habría pagado David Zuluaga a un hermano de Sepúlveda fueron a título personal o como gerente de la campaña del Centro Democrático, pues no figuran en los gastos electorales. Con base en ese panorama, Colprensa consultó a expertos en Derecho Penal sobre el proceso que adelanta la Fiscalía y la eventual ‘persecución política’ que argumenta la defensa de Óscar Iván Zuluaga. “El proceso apenas está en su etapa inicial”El jurista y exmagistrado Alfredo Beltrán Sierra dice que una obligación que establece la Constitución para todo ciudadano es la de “colaborar con la administración de justicia cuando nos llamen”, por ello califica de “normal” que Óscar Iván Zuluaga anuncie que asistirá al interrogatorio en la Fiscalía el próximo 30 de enero. “Me parece que hablar de persecución política es un argumento absolutamente etéreo que se viene alegando en algunos casos conocidos para eludir la acción de la justicia. Hasta ahora no hay ningún acto positivo que pudiera configurarse como tal”, explica Beltrán Sierra. El experto considera que si la Fiscalía citó a interrogatorio a Zuluaga es porque cree que “sí hay circunstancias que se deben aclarar”, pero la última palabra la tendrán los jueces. “Es prematuro hablar de solidez jurídica de los argumentos jurídicos de la Fiscalía, este proceso apenas está en su etapa inicial. Sería irresponsable hablar de juicio condenatorio. La Fiscalía es la que tiene que demostrar la solidez de sus pruebas ante el juez”.“Es un hecho absolutamente jurídico”Para el catedrático y exvicefiscal Francisco José Sintura, el solo hecho de descubrir un centro ilegal de interceptaciones telefónicas obliga a la Fiscalía a la apertura de una investigación preliminar. “Las pesquisas que realice la Fiscalía en ese sentido son un hecho absolutamente jurídico y no un hecho político. La Fiscalía no está para establecer hechos políticos sino hechos jurídicos. Luego, se trata de una investigación jurídica”, afirma el exvicefiscal. Sintura sostiene que la Fiscalía “está haciendo lo que tiene que hacer, independiente de que se trate de Óscar Iván Zuluaga o de otra persona. O sea que es una diligencia absolutamente jurídica y legítima”. Respecto de los miembros de la Fuerza Pública separados del cargo el viernes por el escándalo de ‘Andrómeda’ y la filtración de información clasificada al supuesto hacker Andrés Sepúlveda, el exvicefiscal asegura que “en la medida en que la Fiscalía avance en la investigación y vincule a más personas, se crea mayor solidez a las circunstancias jurídicas con las que cuenta para darle más seguridad a su investigación penal”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad