"Este premio es una oportunidad para que Colombia piense más en el medio ambiente": Francia Márquez

"Este premio es una oportunidad para que Colombia piense más en el medio ambiente": Francia Márquez

Abril 23, 2018 - 11:45 p.m. Por:
David Quintero / Especial para El País
Francia Márquez, ganadora del The Goldman Environmental Prize 2018.

Francia Márquez, ganadora del The Goldman Environmental Prize 2018.

Foto: Cortesía para El País

Francia Márquez es la ganadora del The Goldman Environmental Prize 2018, el galardón que premia a los líderes ambientales en el mundo por la lucha y conservación de los ecosistemas.

Márquez es una hija de Yolombo, Cauca y ha vivido en carne propia las intimidaciones de grupos armados que han intentado silenciarla por hacer respetar sus tierras, su gente y el medio ambiente.

Desde hace 15 años defiende los territorios de la extracción minera en los pueblos del norte Cauca. En 2015 fue la ganadora del Premio Nacional de Derechos Humanos, ha sido representante de las negritudes y debido a su lucha hoy cruza las fronteras para contar su historia y evitar que las multinacionales irrumpan en contra de la riqueza natural de los pueblos.
Ayer en Estados Unidos, en medio de decenas de personas, fue reconocida como una líder de derechos humanos y del medio ambiente en toda América del Sur. Su labor por hacer respetar su pueblo y sus derechos fue reconocida.

¿Cómo surgió la idea de trabajar por el medio ambiente?

Como pueblo hemos estado desistiendo a la minería ilegal y los megaproyectos extractivos en el Cauca, allá se construyó una represa, la Salvajina en el año de 1986 y desde ahí la gente ha venido en una lucha histórica por permanecer en su territorio y porque le reparen los daños que ha generado la minería a la comunidad.

¿A qué edad comenzó con esta preocupación?

Es un proceso que yo llevo hace 15 años. Empecé desde muy joven en el campo cultural haciendo obras de teatro, mostrando qué significaría para nosotros si el río Ovejas se desvía a la represa Salvajina.

Lea también: 'Francia Márquez, la primera colombiana en recibir el premio Goldman Environmental'.

Entonces se han presentado muchas dificultades...

No ha sido fácil porque en medio de todo eso el Gobierno le entregó el territorio nuestro, a empresas transnacionales y después de eso fuimos declarados como comunidad de mala fe. Por hacer esto hemos sido declarados objetivo militar por grupos armados paramilitares, yo salí desplazada forzosamente en 2014.

¿Qué acciones han adelantado para detener la extracción minera de la zona?

Decidí estudiar derecho y junto con unos abogados, instauramos una acción de tutela para proteger a la comunidad para que no fuera desalojada del territorio. Nosotros creamos una organización de mujeres que la llamamos ‘Movilización de Mujeres Negras para el cuidado de la Vida y los Territorios Ancestrales’, salimos el 17 de noviembre 2014 y a Bogotá llegamos el 25 del mismo mes.

Estuvimos cuatro días metidos en el Ministerio del Interior, y ahí hicimos unos acuerdos con el Gobierno, como parar la minería que estaba destruyendo el departamento del Cauca, nos dijeron que había 2000 retroexcavadoras haciendo minería ilegal, en el sur y norte del Cauca.

Francia Márquez

Líderes de derechos humanos y ambientales del norte del departamento del Cauca se suman a esta causa por la conservación de los territorios.

Cortesía para El País

¿Qué lograron con esta movilización?

Implementamos un estudio de impacto de la minería y un plan de reparación colectiva, las políticas de reparación a víctimas pero todo eso se quedó en el papel, hicimos seguimiento y no paso nada. Alrededor de 80 líderes y lideresas que han estado defendiendo su territorio ambiental hoy han tenido amenazas.

¿Entonces qué pasó con la minería?

Entró la minería ilegal con retroexcavadora al río Ovejas y esa minería terminó generando impactos a la comunidad, las retroexcavadoras que estaban en Buenaventura en el río Dagua llegaron sin ningún problema al norte del Cauca, a Santander de Quilichao donde en 2013 hubo 13 personas que murieron porque una mina los tapó.

Después de eso pusimos una mesa de diálogo con comunidades afro, indígenas, y campesinas, con Ministerio de Minas y Ministerio de Ambiente y Ministerio del Interior, en ese entonces cogieron 200 retroexcavadoras en minería ilegal.

¿Qué le diría al Gobierno para que adelante acciones que sirvan para regular la minería?

Los gobiernos de Colombia sí han promovido la extracción minera. Les diría que en Colombia si hay comunidades, organizaciones, jóvenes, que le apuestan a otro mundo posible y que cuidan su territorio. Que reconocen que como seres humanos no somos dueños de la naturaleza, que solo hacemos parte, yo creo que los gobiernos deben hacer el tema de la minería y medio ambiente, parte de la política y del modelo de desarrollo. Hay un calentamiento global que es una realidad y tarde que temprano vamos a ser víctimas de nuestro propio invento.

The Goldman es un premio muy importante en el mundo, ¿Cómo se dio el proceso?

Fue una casualidad porque no sabía nada. Recibí una llamada de un profesor que se llama Arturo Escobar, él me dijo “Francia la van a llamar para un tema de su comunidad que yo creo que le puede servir”. Yo pensé que era una reunión, después recibí una llamada y me dicen que me había ganado un premio, entonces yo no sabía ni que decir. Yo no sé quién me postuló, yo creo que el profesor y otros.

Me dijeron que había ganado por mi lucha frente a la minería ilegal, y por contribuir a los cuidados desde ahí y forjar una discusión de cómo se está haciendo la minería en Colombia.

¿Cómo toma este reconocimiento?

Este es un Premio al Nobel al medio ambiente, para mí es muy grato que una mujer afrodescendiente logre esto. Es un reconocimiento por las personas que han muerto y siguen muriendo por defender su territorio. Es una oportunidad para Colombia, para pensar más en el medio ambiente, para que ahora que estamos en una apuesta electoral los candidatos presidenciales piensen privilegiar el medio ambiente por encima de los intereses económicos y políticos.

¿Qué le dejo la experiencia de participar en los Diálogos de Paz?

Estuve en La Habana en los Diálogos de Paz, en esa delegación fui como vocera de comunidades negras, hablando de cómo el conflicto armado, social y económico nos ha violentado. Producto de ese proceso participé junto con las organizaciones afro e indígenas en lo que fue el capítulo étnico que hace parte del acuerdo de paz.

Sobre el galardón recibido

The Goldman Environmental Prize 2018 es un premio que se realiza desde 1989 y nació como un reconocimiento a líderes y comunidades que realizan apuestas innovadoras que conserven el medio ambiente.
Los ganadores reciben apoyo en proyectos ambientales.

Los ganadores del Premio son seleccionados por un jurado internacional escogidos y presentados por una red mundial de organizaciones ambientales.

El 80 % de la extracción de oro en Colombia se realiza de manera ilegal. Para la extracción de este mineral, se vierte mercurio en los ríos, causándo afectaciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad