El desempleo invade los espacios públicos de Popayán

El desempleo invade los espacios públicos de Popayán

Junio 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Noraida Luna y Olga Portilla

En Popayán los peatones ya no tienen por donde caminar; las calles están invadidas por personas dedicadas a las ventas informales. El centro de la Ciudad Blanca de Colombia, un lugar cuya visita es obligatoria ya no es sólo un asunto de cultura, sino de comercio.

Basta con alejarse una cuadra del parque Caldas a la altura de la Carrera Quinta y Sexta y ya Popayán es otra cosa. Atrás queda el silencio que la caracterizaba y se sumerge en el ruidoso tráfico, el afán, el agite de los transeúntes y los gritos de los vendedores. El sector histórico de la ciudad se ha convertido en una plaza de mercado a diario, quienes transitan el centro de Popayán tienen a mano para comprar alrededor del parque Caldas y sus calles adyacentes desde trucha, tripazo, aguacates, chontaduros, piñas, limones, granadillas, sandias, bananos, papaya, mango, cebolletas, guamas, zapotes, jugos de borojó, emboladas de zapatos, minutos, accesorios para el hogar, ropa e incluso productos para la belleza como la ‘baba de caracol’; hasta un almuerzo de 1000 0 1500 pesos, etc.Aunque muchos de los trabajadores que día a día se reúnen en el centro de Popayán, tal vez no tengan en su memoria la historia y la imagen de cómo era este lugar desde su construcción hasta hace algunos años cuando éste empezó a cambiar su cara debido a las pinceladas de modernidad que se le quisieron agregar. Sí saben del significado y del nuevo uso que hoy este lugar les ofrece. Se convierte en una caja de resonancia de los gritos de algunos “vendedores informales”, que ven en la calle una “nueva oficina” para darse a la búsqueda del sustento diario a través del “rebusque”.Sin embargo no sólo gritos se escuchan en el centro de Popayán, pues Luis Alberto un pintoresco embolador y vendedor de lotería, se dedica a cantar, es un amante de la música mexicana y de Pedro Infante, a quien admira e imita. Y es así como con su melodiosa voz interpreta las tonadas de la canción amorcito corazón mientras camina por los senderos del parque.El problema del aumento de vendedores ambulantes se debe en gran medida a la pobreza que golpea a todos los colombianos, a la falta de empleo formal en Popayán y a la falta de industria en la región. Popayán una de las ciudades con mayor desempleo en Colombia.Según un informe suministrado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas DANE Popayán, el porcentaje de desocupación en la capital del Cauca aumentó en 0.6%, entre diciembre de 2010 (16.7%) y marzo de 2011 (17.3%). No obstante lo anterior, Popayán tiene un nivel más bajo de desempleo que en años anteriores donde la estadística no bajaba del 21%.El estudio reveló que en la capital del Cauca el desempleo actual es del 18.8%, un 1.5% más alto que en Enero. Sin embargo Popayán bajó del quinto al sexto puesto en el ranking de las 25 ciudades con mayor desocupación en el país; esta situación se explica por el incremento que en los cálculos tuvo Cúcuta que del 17,3 saltó a un porcentaje del 19,4%.Aun considerando las anteriores cifras, las autoridades municipales insisten en afirmar que el desempleo en la ciudad ha disminuido, Víctor Fulí, miembro de la oficina de espacio público adscrita a la Alcaldía de Popayán, manifestó que “La situación de la ocupación del espacio público en las calles de Popayán es delicada, pues aunque el desempleo ha disminuido, y el gobierno municipal se ha esmerado por ofrecer oportunidades laborales, las personas parecen no entender que no pueden ocupar el espacio público para realizar ventas.”Así pues, mientras los estudios del DANE arrojan una información, y las autoridades municipales afirman que en Popayán el desempleo ha disminuido si se compara con las cifras arrojadas en años anteriores, por su parte Jorge Eliécer Meléndez, el vicepresidente del sindicato de vendedores ambulantes y estacionarios del centro comercial Anarkos, aunque no se considera un experto, afirma que el desempleo en Popayán no ha disminuido, puesto que “las estadísticas de nosotros son ver cada día a más gente vendiendo en la calle... Vendiendo comida, vendiendo lo mismo que vendemos nosotros, por ahí parados en la calle rebuscándose con cualquier cosa, pero hay mucho más desempleo en la ciudad, así diga el gobierno que no, hay mucho mas…”Jorge, cuenta que es precisamente esta situación, la de no poseer un empleo digno la que los llevó desde hace 41 años a conformar un sindicato; la iniciativa surgió como una necesidad de asociarse entre varios compañeros que cumplen la misma labor para así, defender sus derechos laborales y defenderse de los atropellos a los que han sido expuestos. Menciona que anteriormente él y otros compañeros pertenecían a la organización Siglo XXI; pero se vieron en la necesidad de asociarse con el sindicato, pues la unión hace la fuerza. Actualmente el sindicato cuenta con 114 asociados, todos son vendedores de diferentes productos como accesorios de belleza, música o accesorios para celulares, artículos de vestir como medias y zapatos, y comida.El sueño de siempre ha sido que toda la población de vendedores se una para hacer una sola asociación. Puesto que así todo el trabajo sindical sería más productivo, ya que lo más importante que ha obtenido al asociarse es que el gobierno les respete sus derechos, el derecho al trabajo y que los tengan en cuenta para la reubicación, para asignarles un local, en este momento probablemente en el antiguo IDEMA….Cabe mencionar que los problemas más frecuentes que tienen las personas que se desempeñan como vendedores ambulantes son: la inseguridad social, no tienen seguro médico y mucho menos pueden aspirar a una pensión, las inclemencias del tiempo: sol o lluvia, no sólo es malo para el cuerpo sino también para la mercancía. Al preguntarles a varias de estas personas, por qué laboran en las calles, muchos consideran que se encuentran trabajando en la calle “por la falta de preparación, aunque reconocen que no hay oportunidades laborales ni para los profesionales”, o a veces son sub contratados y muy mal pagados. Según Oscar Sánchez, miembro de la Subdirectiva CUT Cauca, el gobierno municipal, ha manifestado su interés por trabajar e impulsar a los microempresarios para que se generen empleos en la ciudad; conoce que para tal fin se han impulsado proyectos como el de incentivos tributarios brindando facilidades a los empresarios e industriales del país para establecerse en Popayán y generar empleo a mediana y gran escala. Aún así los esfuerzos no han sido suficientes, pues “seguimos viendo desempleados en las calles de Popayán.”Aunque para algunos trabajadores es algo ‘melancólico’ tener que acudir a las calles de la ciudad para poder ofrecer lo que venden, admiten que así es la necesidad y que si no existe un lugar específico para que los trabajadores ambulantes laboren ellos tendrán que seguir ahí, obstaculizando las calles y gritando para llamar la atención de sus clientes y así poder llevar la “platica para el pan diario”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad