El Abecé para entender la reforma al Estado que propone Santos

El Abecé para entender la reforma al Estado que propone Santos

Septiembre 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Bogotá

Muchos de los temas anunciados no se vincularon en la iniciativa que comenzará su trámite la próxima semana. Radiografía del acto legislativo radicado por el Gobierno.

Con la abolición inminente de todo tipo de reelecciones y muchos cambios en la estructura política, judicial y de organismos de control, ayer el Gobierno radicó el proyecto de reforma constitucional de equilibrio de poderes.En primera instancia, el presidente Juan Manuel Santos socializó el proyecto con los medios de comunicación y reconoció que la ampliación del periodo del Jefe de Estado, gobernadores y alcaldes no fue vinculada, pese a la promesa de campaña que hizo a los mandatarios locales.“En las discusiones que hemos tenido hemos visto los costos y beneficios. Nos han convencido a todos que lo más conveniente es mantener los cuatro años. No se va presentar la ampliación del periodo”, declaró Santos.En la iniciativa se acaban todas las reelecciones existentes en el Estado colombiano como la del Presidente, el Procurador, los miembros del Consejo Nacional Electoral y el Defensor del Pueblo, pero se descartó la de los congresistas, ya que el mismo Jefe de Estado dijo que frente a este tema se decidió no vincularlo en el proyecto y planteó que serán los congresistas quienes digan si lo restringen a periodos determinados.También informó que no hubo consenso en cuanto al voto obligatorio, que era una iniciativa que había cogido fuerza en los últimos días para tramitarse.Luego de las explicaciones presidenciales, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, radicó oficialmente el acto legislativo en la Secretaría General del Senado acompañado por un puñado de congresistas de las comisiones primera de Senado y Cámara.Al radicar la iniciativa Cristo reconoció que ““unas fueron las ideas que tenía el Gobierno al comenzar esta tarea y muchas otras distintas las que están plasmadas en el texto de reforma constitucional que estamos planteando”.Sobre el proyecto, el presidente del Senado, José David Name, dijo que existen las mayorías para su aprobación y reconoció que no descarta que se vinculen nuevos temas que servirán para enriquecer la iniciativa, pero descartó que se repita la historia de la fallida reforma a la justicia.1. Cambios políticos- Nombramientos: La iniciativa plantea un concurso público la elección de los servidores del sector público y cuerpos colegiados. Hoy, esto se hace a ‘dedo’.- Reemplazos en el Congreso: En este tema hoy la norma favorece al transfuguismo (irse de un partido a otro) que permite relevo, pero en el proyecto se elimina esta posibilidad. - Silla Vacía: Se amplía la causal de no sustitución a los delitos de corrupción. Hoy solo contempla este castigo para pertenencia, promoción o financiación a por grupos armados ilegales, narcotráfico o delitos contra los mecanismos de participación democrática, de lesa humanidad.- Nuevo Senado:La norma dice que el Senado será integrado por 89 miembros elegidos en circunscripción nacional; más uno por cada departamento con menos de 500.000 habitantes (Chocó, Caquetá, Casanare, Putumayo, Arauca, Guaviare, San Andrés y Providencia, Amazonas, Vichada, Vaupés y Guainía), además de los dos indígenas. Hoy se eligen cien senadores por circunscripción nacional y dos indígenas.- Premio al perdedor: Obtendrá una curul el candidato que ocupe el segundo lugar en la elección a la Presidencia. Hoy, esto no existe.- Control político: Se autorizan audiencias públicas para evaluar a los ministros y pedir informes especiales a la Contraloría General para analizar la marcha de las entidades. Hoy este tipo de control político y ciudadano no existe en el Senado.- Adiós a la Comisión de Acusaciones: La norma crea el Tribunal de Aforados que acaba con esta Comisión de la Cámara y serán magistrados independientes que investigará y juzgará la conducta de los magistrados de las cortes Constitucional, Suprema de Justicia, Consejo de Estado, Procurador, Contralor y al Fiscal General.- Ministros o embajadores: La iniciativa abre la puerta para que los congresistas puedan ser nombrados ministros o embajadores y levanta esta inhabilidad que hoy existe.- Muere la reelección presidencial: Se propone acabar con la continuidad del Jefe de Estado y su Vicepresidente que se aplica en el país desde el 2006.- Adiós al voto preferente: Se propone que las listas para Congreso y cuerpos colegiados sean cerradas. Hoy se aplica el voto preferente que significaba que los ciudadanos votaban por un candidato en especial.- No más continuidad: El proyecto acaba con la reelección de los magistrados del Consejo Nacional Electoral y del Registrador Nacional.2. Organismos de controlContralor: La propuesta es que el Contralor sea elegido por el Congreso en pleno y acaba con la figura de las ternas que presentaban las cortes Constitucional, Suprema de Justicia y Consejo de Estado, que tenían la posibilidad de hacer sus postulaciones. Según se dijo, tácitamente la facultad de nominación queda en manos del Legislativo. - Se acaba con la exigencia de verdad sabida y buena fe guardada: La reforma establece que cuando el Contralor promueva ante las autoridades, con aporte de pruebas, investigaciones penales o disciplinarias contra quienes hayan causado perjuicio a los intereses patrimoniales del Estado, podrá exigir la suspensión inmediata de funcionarios mientras culminan las investigaciones o los respectivos procesos penales o disciplinarios. Hoy se establece que se tiene en cuenta la verdad sabida y la buena fe guardada.- Contralorías departamentales y municipales: En este punto se ordena que los contralores serán desginados la Comisión Nacional del Servicio Civil, en la forma que determine la ley, para período igual al del gobernador o alcalde, es decir que le quita esta facultad a las asambleas y los concejos.- Procurador: Dos cambios clave tiene esa figura, la primera que el Procurador será elegido por el Senado de terna presentada por el Presidente. La propuesta acaba con la facultad nominadora de las cortes Constitucional, Suprema de Justicia y Consejo de Estado, que no tendrán la posibilidad de presentar candidatos para conformar la terna, tal y como lo autoriza la Constitución Nacional hoy. La segunda novedad es que se acaba con la reelección del titular del organismo de control que hasta hoy se venía aplicando.- Menos facultades: Un punto clave es que la propuesta le quita la facultad investigativa contra los congresistas que hoy tiene el Procurador, al indicar que dentro de sus funciones sí puede vigilar la conducta oficial de quienes desempeñen funciones públicas, inclusive las de elección popular, pero exceptúa los congresistas y lo deja en manos del Consejo de Estado. Esto se traduce que casos como el de Piedad Córdoba o Eduardo Merlano no se volverían a repetir, si es aprobada la iniciativa.- Defensor del Pueblo: El único cambio sustancial en el Defensor del Pueblo es que el proyecto de acto legislativo establece que este cargo no tendrá reelección tal y como ocurre en la actualidad.3. Modificación de la justiciaElección de magistrados de la Corte Suprema y Consejo de Estado: En la actualidad, la elección de los magistrados de estas dos altas cortes se hace internamente en cada corporación de listas enviadas por el Consejo Superior de la Judicatura. Sin embargo, la iniciativa plantea que estas escogencias la hará cada una de ellas con la exigencia que voten positivamente las tres quintas partes y serán 10 candidatos que saldrán de convocatorias públicas que hagan, por separado, la Corte y el Consejo.- Equilibrio: Exige, además que debe haber un balance de candidatos que provienen del ejercicio profesional, de la rama judicial y de la academia.- Requisitos: Se amplían las exigencias para acceder a magistrado de las Cortes Constitucional, Suprema y Consejo de Estado, ya que en la actualidad solo se requieren 10 años de experiencia, tiempo que se dobla en la iniciativa que exige 20.- Edad de retiro: Se determina además que los magistrados solo podrán ejercer su labor hasta que cumplan 70 años. En la actualidad solamente se hablaba que salían cuando llegaran a la edad de retiro forzoso, hoy establecida en 65 años. Es decir, se aumentó el tope.- Inhabilidades: La norma propone que los magistrados de las altas cortes, así como miembros del Sistema Nacional de Administración Judicial y del Consejo Nacional Electoral, el Fiscal General, el Procurador, el Defensor del Pueblo, el Contralor y el Registrador Nacional no podrán ser elegidos a cargos de elección popular durante el período de ejercicio de sus funciones, ni dentro del año siguiente a su retiro. Tema del que hoy no tiene prohibición.Fin a puerta giratoria: Así mismo prohíbe que los magistrados de las altas cortes no puedan ser elegidos en otra Corporación Judicial, ni en la Procuraduría, Contraloría o Fiscalía dentro del año siguiente a su retiro.Fin al Consejo Superior de la Judicatura: En este caso la iniciativa propone crear el Sistema Nacional de Gobierno y Administración Judicial, integrado por tres niveles de administración: la sala de gobierno judicial, la junta ejecutiva y el director ejecutivo. Estos organismos se dedicarán a la administración de justicia, la vigilancia y control disciplinario de los jueces y abogados. Se crea además una especie de gerencia colegiada que llaman la Junta Ejecutiva de Administración Judicial, integrada por delegados de las cortes Constitucional, Suprema de Justicia y Consejo de Estado. Esta figura consolidará el propósito del Gobierno de acabar con la Judicatura.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad