Dos años después de la avalancha, Mocoa tiene más promesas incumplidas que realidades

Dos años después de la avalancha, Mocoa tiene más promesas incumplidas que realidades

Marzo 31, 2019 - 08:00 a.m. Por:
Colprensa
Tragedia en Mocoa

La tragedia de Mocoa es la peor tragedia de origen natural que ha ocurrido en toda la historia del municipio y del departamento de Putumayo.

Agencia EFE

La vida en la capital de Putumayo no ha sido la misma después de aquella noche del 31 de marzo de 2017, cuando sus habitantes fueron sorprendidos por una avalancha a causa del desbordamiento de los ríos Mocoa, Mulato y Sancoyaco, que dejó cerca de 350 muertos, más de 400 heridos y por lo menos 10.000 damnificados.

Ese viernes en la noche y la madrugada del sábado quedó en la retina de la población, aquella que hoy, dos años después, todavía clama por la ayuda que en su momento prometió el Gobierno y que hasta ahora no evidencia un avance significativo que les devuelva la tranquilidad a los miles de habitantes de la región, quienes sienten temor cuando la temporada de invierno se aproxima.

En ese momento el Gobierno, en cabeza de Juan Manuel Santos, se comprometió con una serie de obras que estaban calculadas en cerca de $1,8 billones para la reconstrucción de una ciudad que se vio afectada en un 40 %, cuando las fuerzas de las aguas, el lodo y las piedras afectaron 17 barrios, de los cuales cinco quedaron destruidos.

Lea también: "La reconstrucción de Mocoa avanza a paso lento, pero seguro": Vicepresidencia

Hoy la mirada pérdida en el horizonte de los afectados de esa tragedia quiere buscar un punto referente de esperanza que les diga que esta es la nueva Mocoa, algo que por ahora no será posible, ya que las promesas avanzan a paso lento y apenas se registra cerca de un 40 % de avance en las obras prometidas.

Para empezar con las obras, el 31 de octubre de 2017 el Gobierno aprobó el documento Conpes 3904. Pero el documento de 89 páginas parece un compendio de buenas intenciones, con obras que benefician a otras regiones, entidades y ministerios a los que asignaron labores, pero no recursos.

El alcalde de Mocoa, José Castro Meléndez, manifestó con desazón que el Conpes no corresponde a las necesidades de la ciudad. “Nos metieron un gol de la vía 4G, que vale casi la mitad del Conpes y que no impacta directamente al municipio”, dijo.

Frente a esto, el representante a la Cámara por el Putumayo, Carlos Ardila, coincidió que el Conpes tiene una cantidad de obras que no son propias de la reconstrucción. “La vía 4G venía antes de la tragedia y se incluyó en el documento, eso no viene al caso, igual ocurre con la construcción del hospital de Mocoa, que también venía anterior a la tragedia y es fruto de un proceso que realizó en su momento ‘Dignidad por Mocoa’”, dijo.

El representante también aseguró que había obras que estaban presupuestadas a seis meses y a doce meses, por lo que la mayoría ya deberían estar funcionando. “El mismo año de la tragedia se contrató el grueso de las obras y esas no superaban los doce meses de construcción y ya ajustamos mucho más que ese plazo”, indicó.

La principal preocupación de la población es que “Mocoa no está tranquila, sigue con miedo, sigue en zozobra, las obras de mitigación no se han realizado y cada vez que llueve, pues cunde el miedo en la ciudad”, señaló Ardila.

Lo que se puede palpar en Mocoa son algunas obras como el puente vehicular sobre aguas del río Mulato, en el sector de la Avenida 17 de Julio; las 300 primeras casas en Villa Aurora, de 1209 viviendas que registran serios problemas de construcción y falta de un alcantarillado planificado.

Se avanza en la construcción del hospital de tercer nivel, con recursos complementarios en $28.326 millones, ya que esta obra inició en 2015 y en 2018 el Gobierno anunció unos recursos adicionales dentro del contexto reconstrucción.

Igualmente se inauguró en febrero pasado un puente vehicular sobre el río Sangoyaco, en la Avenida Colombia, con recursos de Invías, que inicialmente estaban contemplados para el puente del barrio La Independencia de la obra Perimetral.

También se han pavimentado 2,5 kilómetros de calles de 5 kilómetros programados, con un costo de $600 millones.

Por su parte, Corpoamazonia entregó estudios y diseños de obras de mitigación para Mocoa, que sirvan para la construcción de los ejes ambientales como propuesta integral de planificación, gestión ambiental y reducción del riesgo de desastres, sobre los ríos Mulato, Sangoyaco, y la quebrada Turaca.

Estos ejes ambientales aportarían con la restauración de 163 hectáreas de Faja Protección Hídrica, de las cuales el 60 % es del sector urbano y el 40 % del sector rural, es decir el 70,7 % de la zona más afectada por la avalancha; aumentaría el espacio público en 40 metros cuadrados por persona y 1253 construcciones serían reasentadas. El costo total de la construcción de ejes ambientales se estima en $6290 millones.

Entre los temas que se habían planificado estaba la construcción de 909 casas que se le habían encomendado a la constructora Germán Mora, que hoy se encuentra en líos financieros y quien terminó cediendo el contrato.

Esto ha ocasionado dificultades en la reubicación de varias zonas de la ciudad que no han podido llevarse a cabo, porque las viviendas no están listas.

Otro tema es el acueducto municipal, que está asignado desde 2017 con un valor superior a los $28.000 millones, obra que estuvo paralizada por problemas con la comunidad indígena Kamentsa de Mocoa, que se opuso hasta febrero de este año a que la firma contratista realizara los trabajos en sus territorios.

Esta obra, según el Gobierno, debió reanudarse el pasado 20 de marzo, pero con el grave atenuante de que, por falta de planificación, se tendrán que adicionar más de $5000 millones para utilizar una nueva fuente que surta la bocatoma, ya que la inicial registraba riesgos de turbiedad permanente por el río Mulato.

Entre las promesas también se encuentra el Plan Básico de Ordenamiento Territorial (PBOT), que solo estará listo en julio de este año, tras su aprobación en el Concejo municipal. Así mismo, el Plan Maestro de Alcantarillado Sanitario, con crédito del Banco Internacional de Desarrollo, por 30 millones de dólares que se encuentra en fase de planificación.

Otra obra es la construcción de la plaza de mercado a cargo de Prosperidad Social, con un costo de $6000 millones y aprobados bajo decreto de la Ley 733 de 2017, la cual no arranca aún por diversos problemas.

El presidente Iván Duque delegó en la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez la gerencia de la reconstrucción de Mocoa. En su más reciente visita a la ciudad, la funcionaria manifestó que aunque las obras avanzan lento, se va a hacer un trabajo responsable.

“La reconstrucción se va hacer bien hecha y así lo ha determinado el Presidente”, señaló.

Según informó Ramírez, al inicio del Gobierno Duque varias de las obras estaban estancadas, entre ellas la del acueducto y el desarrollo de vivienda.

“En la gestión adelantada se logró que la comunidad indígena Inga concediera el permiso para que las obras de la construcción de la planta de tratamiento de agua potable continuaran su curso y se adelantan gestiones para la cesión del contrato del proyecto de vivienda”, sostuvo.

Así mismo, indicó que se identificaron las obras de mitigación para realizar las intervenciones necesarias, por lo que a través del Sistema General de Regalías–Rendimientos Financieros, se destinaron $250.000 millones para financiar las primeras 57 obras de mitigación del riesgo.

También, el actual Gobierno destrabó la ejecución de dos puentes vehiculares sobre los ríos Mulato y Sangoyaco, culminando su construcción, tras una inversión final de $6740 millones.

Se han destinado igualmente $766 millones para potencializar y mejorar el sistema de alerta temprana en la ciudad, que salvó vidas, gracias a su oportuna evacuación en el evento presentado el 12 de agosto.

Durante la noche del 31 de marzo y la madrugada del 1 de abril de 2017, las lluvias provocaron los desbordamientos de los ríos Mocoa, Mulato y Sancoyaco.

"Se debe articular el trabajo por Mocoa"

El representante Carlos Ardila hizo un llamado al Gobierno para que se articule el trabajo por Mocoa. “Desde el debate de control político en agosto se evidenció la falta de articulación de las autoridades del orden local, departamental y nacional, esa tarea se la encomendó el presidente a la vicepresidencia y yo quiero decir, con mucho respeto, que ese objetivo no se ha logrado, seguimos observando falta de articulación entre las entidades y esa falta de articulación resulta costosa para el proceso”, dijo.

Por eso anunció que se está pensando en realizar un nuevo debate de control político al Gobierno Nacional, ya que “hemos dado un tiempo prudente, teniendo en cuenta la coyuntura que era un gobierno nuevo, pero ya se hace necesario hacerle un seguimiento”.

El Gobierno Nacional, sin embargo, anunció que a través de la Línea de Crédito Bancoldex se han aperturado líneas de crédito para financiar diversos emprendimientos y el mejoramiento empresarial a más de 3239 beneficiarios, entre los cuales están 169 artesanos y 5 cabildos indígenas de Mocoa.

La tragedia también causó el colapso de las telecomunicaciones y daños en las calles y carreteras, lo que incomunicó a la ciudad con el resto del país.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad