"Demostré que grupo de delincuencia organizada está en el poder de Venezuela": Luisa Ortega

"Demostré que grupo de delincuencia organizada está en el poder de Venezuela": Luisa Ortega

Enero 24, 2019 - 11:20 p.m. Por:
Olga Lucía Criollo / Reportera de El País 
fiscal Luisa Ortega.

fiscal Luisa Ortega.

Colprensa

"Al recién juramentado presidente encargado Juan Guaidó, vaya todo mi apoyo y reconocimiento. Cuente con el Ministerio Público legítimo para restablecer la democracia en el país y el Estado de Derecho. Este es el momento Venezuela. Apoyemos todos al nuevo Presidente!”.

Así, sin tapujos, escribió en Twitter Luisa Ortega el pasado miércoles tan pronto escuchó desde Colombia que el presidente de la Asamblea Nacional se autoproclamaba el legítimo mandatario del vecino país.

Ella, que funge como Fiscal General de la República en el exilio, es uno de los millones de venezolanos “que hemos huido de la muerte, porque quedarse en el país significa cárcel, muerte, persecución, tragedia”.

Lea también: "Son horas de definiciones y valentía en Venezuela": Luisa Ortega

Sin embargo, ahora está optimista, pese a las voces que indican que la presión diplomática puede no resultar suficiente: “Se vienen acomodando las cosas, el país y la sociedad se están organizando, dentro de las Fuerzas Armadas y de los funcionarios públicos hay mucho descontento”.

¿Dónde y cómo ha vivido su exilio?

Desarraigarte de tus querencias, de tu país, de tu hogar, es duro para cualquier persona, sea Fiscal General o sea ciudadano común y es la tragedia que están viviendo millones de venezolanos, porque no abandonamos el país porque queremos sino que hemos huído de la muerte, porque quedarse significa cárcel, muerte, persecución, tragedia. Vivo actualmente entre Medellín y Bogotá y trabajo dictando conferencias.

Usted ha dicho que sigue fungiendo como Fiscal en el exilio, en la práctica, ¿qué significa?

Significa que un grupo de trabajadores del Ministerio Público estamos en las mismas condiciones y continuamos haciendo las investigaciones. Me traje un backup, que es el sistema de seguimiento de casos, así que he hecho trabajos que no se pudieron hacer en Venezuela, como el de la violación a los derechos humanos y el caso de Odebrecht, que me costó el cargo, pues hice todos los esfuerzos por investigar, pero encontré obstáculos y persecución, no solo de parte del Ejecutivo sino también del Poder Judicial, que se ha convertido en el brazo ejecutor del desgobierno de Venezuela.

Así, ante la Corte Penal Internacional consignamos 1693 pruebas de la responsabilidad de Nicolás Maduro y cinco generales, entre ellos el Ministro de la Defensa, en la violación a los derechos humanos. Y esa solicitud fue lo que llevó a la CPI a iniciar el examen preliminar en febrero del año pasado. Es más, los distintos presidentes, cuando dirigen su solicitud a la Corte se fundamentan en las pruebas que presenté.

¿Y en qué consisten esas pruebas?

Consignamos, sobre todo en la Fiscalía del distrito del sur de la Florida, varias denuncias contra Diosdado Cabello, Pedro Morejón, la hija de Chávez (María Gabriela) y otras personas por lavado de dinero y corrupción en Pdvsa. También entregamos información a las autoridades de otros países para que investiguen casos de corrupción que involucran a a Maduro, Cabello, Delcy Rodríguez y Jorge Rodríguez (exvicepresidente), con lo que mostré que no es un gobierno sino un grupo de delincuencia organizada lo que está al frente del poder en Venezuela.

Justo ahora es importante saber cómo va ese proceso ante la CPI...

Hay una sentencia condenatoria firme contra Maduro, que él va a tener que cumplir. Él sabe que tiene una espada de Damocles. Mañana o pasado, sacamos a Maduro del poder y ya no hay que empezar a hacer un juicio para encarcelarlo, ya tenemos la sentencia, es decir, que sale directo a ponerlo tras las rejas. También el Tribunal Supremo de Justicia envió a la Interpol la solicitud de orden de captura.

¿Cuando dice “sacamos” es un llamado a que las mismas autoridades de Venezuela lo capturen? ¿Cree que, pese a la presión internacional, la salida va a ser militar, un golpe de Estado?

El Tribunal Supremo les mandó un oficio a las Fuerzas Armadas y a distintas autoridades para que ejecuten la captura y eso también puede ocurrir en cualquier momento. Yo no sé cuál va a ser la salida definitiva de esta tragedia que vive Venezuela, pero sí puedo decir que se vienen acomodando las cosas, ya el país está cansado del dolor y la persecución; de la falta de alimentos, medicinas, transporte, servicios públicos.

Dentro de las Fuerzas Armadas y de los funcionarios públicos hay mucho descontento, están buscando una salida, qué hacer para salir de Maduro.

Pero también hay miedo a la violencia...

Por supuesto que todos los venezolanos quieren que lo que ocurra no nos traiga más dolor, sino que sea una puerta para salir de todo, pero estamos frente a un punto crítico donde 49 países desde el 10 de enero no reconocen al presidente Maduro, que tiene por cárcel a Venezuela. La mayoría de los altos funcionarios viajan a Cuba, Rusia y Turquía, pero no pueden desplazarse por el mundo tranquilamente. Todo tiene un límite y he visto a los actores políticos acercarse, no descalificarse y eso es un indicativo de que nos aproximamos a lo que queremos: la salida de Maduro y el rescate de la democracia en Venezuela, de las libertades, del Estado de Derecho y el respeto a la Constitución.

¿No teme que, como en otras ocasiones al final eso no se dé?

No, la mayoría de los gobiernos y organismos internacionales están a favor de los venezolanos y en contra de la tiranía y están haciendo grandes esfuerzos por salir de esa tragedia, no solo por solidaridad con los venezolanos sino porque saben que esa tiranía representa un peligro para la región y para el planeta. Hay más de tres millones de venezolanos en distintos países y el más afectado ha sido Colombia, que no tenía presupuestado tener casi dos millones de personas adicionales, lo que ha causado un impacto en su economía, pero el problema no son los migrantes, es el grupo de delincuentes que está al frente de Venezuela.

¿Y le entregó esas pruebas a Washington, que investiga el caso?

EE. UU. condenó al extesorero Alejandro Andrade y pidió orden de captura contra Raúl Gorrín, un testaferro de Maduro, de su esposa Cilia Flóres y de los hijos de ella. Muchas de esas evidencias las consignamos en ese país, así que hemos contribuido para que desde otros países se haga justicia respecto a Venezuela.

Se dice que cualquier salida a la situación de Venezuela tendría que estar mediada por una negociación frente al narcotráfico que manejan los militares, ¿qué opina?

Indudablemente el desgobierno de Maduro está ligado también al narcotráfico, Venezuela se ha convertido en el tránsito de la droga hacia Europa y el norte del continente, con el apoyo de muchos generales y militares de alto rango, pero el apoyo de Maduro no es solo ese, el dinero de todos los venezolanos está siendo utilizado para metérselo en el bolsillo. Ellos están negociando el oro, el diamante y el coltán venezolanos, pero no para resolver la falta de alimentos sino para mantenerse en el poder. La industria petrolera se la entregó a los militares para que sean incondicionales, para que lo defienden. Pero muchos generales están descontentos, pero tienen que ver una propuesta de país seria para tomar la decisión de unirse, no de dar un golpe de Estado sino de unirse a la sociedad civil para sacar a Maduro.

¿Qué tan involucrado está Maduro en el caso Odebrecht?

“Yo demostré con pruebas que a Odebrecht se le pagaron por trece obras más de 35.000 millones de dólares y las obras no se ejecutaron, y que Maduro, cuando la campaña de Chávez, recibió 35 millones de dólares y después, para su campaña, recibió 50 millones de dólares de manos de Odebrecht. Cualquier Presidente se hubiese separado del cargo para ejercer su defensa, pero él ve como un heroísmo ser un delincuente”.

“La fuerza de la libertad retumba en Miraflores y se hace indetenible. Apoyemos la rebeldía militar. Estoy con ustedes, jóvenes patriotas!”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad