Debate por paramilitarismo opaca discusiones de fondo en la agenda nacional, según analista

Debate por paramilitarismo opaca discusiones de fondo en la agenda nacional, según analista

Septiembre 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Debate por paramilitarismo opaca discusiones de fondo en la agenda nacional, según analista

El expresidente Álvaro Uribe Vélez durante el debate por paramilitarismo en la Comisión Segunda del Senado.

Analistas piden que debates como la salud, la educación y relaciones internacionales sean tratados con prontitud para hacer verdadero control político.

Tras el debate por paramilitarismo, en el que con muchas acusaciones y pocas pruebas contundentes congresistas se enfrentaron durante varias horas, algunos sectores cuestionaron la forma en que se dio este enfrentamiento, afirmando que opaca discusiones de fondo de la agenda nacional y el trabajo de los legisladores. No sólo Álvaro Uribe e Iván Cepeda fueron protagonistas de la discusión. Muchos de los senadores intervinieron para defender o criticar a algún sector, logrando captar la atención nacional, que cuestionó de inmediato la falta de nuevos argumentos en este y otros escenarios de la rama legislativa. Esta legislatura el Congreso de la República ha adelantado tres debates de control político. Los temas han sido: cambio climático, salud y educación. La senadora de la Alianza Verde, Claudia López, lamenta que estas discusiones no hayan tenido la difusión mediática que tuvo el de paramilitarismo y dice que la responsabilidad recae en los medios de comunicación: “Que los medios asuman su responsabilidad, han existido debates muy importantes, pero no los han cubierto”. El presidente del Senado, José David Name, afirma que el Congreso sí está legislando y que el debate del miércoles fue un “debate normal que se hace en cualquiera de las comisiones”. Sin embargo, reconoció que la polémica que se dio tras la proposición de Iván Cepeda de disponer de este espacio sí estaba parando la agenda legislativa e interrumpiendo el curso normal del Congreso. Name asegura que hay 150 proyectos que están siendo estudiados en las distintas comisiones y hace hincapié en que lo que vio ayer el país fue una de las funciones que cumplen los congresistas, el control político. A su vez dijo que la polarización no le hace bien al país: “Estamos hablando de paz, ayer hubo agresiones de palabra; esas y las acusaciones no le hacen bien al país (…) Creo que lo mejor que pudo haber pasado fue que se hiciera el debate”. Mientras tanto el senador del Centro Democrático José Obdulio Gaviria dijo que lo que pasó, no debió suceder, ya que no está en el reglamento del Congreso y asegura que hay que estudiar con más seriedad por parte de los partidos los manuales de técnica legislativa, para que los debates se den con argumentos: “Todo el mundo se quiere lucir, a pesar de ser del mismo partido, todos hablan, eso no permite avanzar”. Según el legislador, este tipo de cosas han parado la agenda legislativa. Dice que tiene dos proyectos que no han podido ser discutidos, porque siempre los aplazan; propone que se revise la manera como se está siguiendo el orden en el Congreso y que se mire un artículo que está en la Reforma de Equilibrio de Poderes presentada por el Gobierno, en el que se establece que los debates de control político tengan estilo de audiencia, lo que a su juicio les daría más eficacia. Desde fuera del escenario legislativo, el analista político Iván Garzón dice que este tipo de debates están dejando a un lado temas de fondo y generando la llamada “cortina de humo” en el control político que se le debe ejercer al presidente Juan Manuel Santos. Garzón dice que ya se tendría que haber establecido un gran debate sobre la salud y sobre temas de política internacional que son apremiantes en el país. Finalmente, advierte que se generó un mal precedente al permitir un debate de control político a un gobernante de hace años, cuando lo que debería estar haciéndose es vigilar al gobierno de turno.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad