Debate de salud en el Senado terminó en duro cruce de acusaciones

Debate de salud en el Senado terminó en duro cruce de acusaciones

Septiembre 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Debate de salud en el Senado terminó en duro cruce de acusaciones

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria.

El choque de trenes por la gestión en salud se dio entre el Ministro Alejandro Gaviria y los senadores Jorge Robledo y Juan Manuel Corzo.

Un debate en la plenaria del Senado en el que se esperaba que el Gobierno hiciera una explicación cómo avanza la intervención de la EPS Saludcoop, se convirtió en un duro cruce de acusaciones y defensa por la forma como opera la salud en el país. La controversia se dio entre el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, y los senadores Jorge Robledo (Polo Democrático) y Juan Manuel Corzo (Conservador), quienes habían sido los citantes al debate de control. El senador Robledo, en primer lugar, sostuvo que las cosas siguen igual o peor al momento que la Corte Constitucional expidió un fallo sobre la forma en que se deberían de modificar las formas de cobro que se una la UPJ que es el fondo que gira los dineros para el pago a las EPS. Robledo, además, señaló que en el caso de los recobros en los pagos que debe hacer el Fosyga siguen altos, lo que permite que haya cobros fraudulentos y reclamó que no se ha mejorado la auditoría a las EPS. Frente a Saludcoop el legislador consideró que “las cosas están peores” a su intervención de hace tres años. “Esta puede ser la mayor defraudación de recursos públicos de la historia del país, $1.4 billones de recursos de la salud”, manifestó Robledo, al cuestionar que este dinero no se ha pagado por parte de Saludcoop. Incluso sostuvo que “el gobierno de Juan Manuel Santos y el ministro Gaviria tienen una actitud de favorecimiento con las EPS y con Saludcoop”. Por su parte, el senador Juan Manuel Corzo sostuvo que se ha visto a una Superintendencia de Salud no tan fuerte y dedicada a la labor de controlar a las entidades. Consideró además que las EPS se han manejado como un “negocio financiero”. Por su parte, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, planteó que contrario a lo explicado por los senadores, el Gobierno sí ha hecho mucho por la salud y no compartió los planteamientos, en especial de Robledo. Explicó que el sistema de control de precios sí ha funcionado, como también la forma en que el manejo de las cuentas maestras en el régimen contributivo ha cambiado a como funcionaba hasta hace cuatro años. Gaviria también explicó que ya existen mayores controles y habló de varias redes de filtro para los recobros de las EPS, en tal sentido dijo que ya hay pagos directos a las mismas “En los recobros hoy tenemos giros directos a las EPS, lo que nos disminuye problemas de fraude y que haya liquidez”, señaló el Ministro, quien además rechazó que Robledo pida la renuncia de los funcionarios del gobierno que atienden el sector salud. “No se tiene que caer en esta suerte de fracosomanía, se debe reconocer lo que hemos hecho bien”, reclamó el Ministro. Frente a Saludcoop, Gaviria manifestó que la intervención permitió un sinceramiento contable, “tenemos mucha mayor gobernabilidad”, sostuvo tras advertir que la corporación IPS se intervino. Frente a los reclamos de que se liquide esa EPS, el Ministro sostuvo que no es tan fácil definirlo porque se debe recordar que de por medio está la atención de la salud de por lo menos cuatro millones de afiliados. “Tengan en cuenta hay 20 millones de actividades médicas al año, 3,5 millones de urgencias y 400 mil cirugías, cualquier decisión se debe mirar el derecho a la salud de 4 millones de afiliados”, concluyó. Por su parte, el senador Álvaro Uribe, otro de los citantes, declaró que el Gobierno y la Contraloría debe hacer claridad sobre los 1,4 billones de pesos que se asegura es el hueco fiscal que se tiene por Saludcoop. Uribe indicó que en opinión de la Supersalud es una equivocación hablar de esa cifra, porque es una doble contabilidad que se ha manejado de forma equivocada. Se opuso a la liquidación porque en su criterio no se garantiza el pago de las acreencias, porque en activos sólo se llegaría a 450 mil millones de pesos. Por último planteó la posibilidad de hacer una sistema de intervención diferente al que se tiene actualmente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad