Datos de inteligencia militar irán a la Comisión de la Verdad

Datos de inteligencia militar irán a la Comisión de la Verdad

Julio 11, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Resumen de agencias 
El presidente Juan Manuel Santos y Luis Carlos Villegas

El presidente Juan Manuel Santos autorizó al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, para que entregue información de inteligencia militar desde 1953 y que no ponga en riesgo la seguridad nacional.

Archivo de El País

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, ya está autorizado para que entre a la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición la documentación solicitada sobre archivos de inteligencia militar.

Así se conoció ayer, luego de que el presidente Juan Manuel Santos ordenara la entrega de los documentos, sin embargo, impuso una restricción: bajo ninguna circunstancia se pueden remitir archivos que puedan comprometer la seguridad nacional.

Y es que según se dio a conocer la Comisión de la Verdad le solicitó al Ministerio de Defensa información de las Fuerzas Militares, la misma que está relacionada con el conflicto armado. La petición contempla bases de datos, material gráfico y operaciones militares realizadas, entre otros documentos.

Lea también: Santos da aval para entregar información de las Fuerzas Armadas a Comisión de la Verdad

La solicitud de la Comisión se hizo en el marco de las investigaciones relacionadas con los responsables de crímenes ocurridos en el marco del conflicto armado colombiano, todo bajo el argumento de que con esta información se contribuiría a la verdad.

Desde la Comisión de la Verdad se precisó que dicha la información no será publicada, ni utilizada para otros fines.

La petición se hizo con base en el Decreto 588 de 2017, con el que se avala la facultad de la Comisión para solicitar información relacionada con violaciones de derechos humanos, Derecho Internacional Humanitario y crímenes de lesa humanidad, contenida en documentos clasificados u objeto de restricciones, así mismo, el grupo tiene la obligación de mantener en secreto dichos documentos.

La Comisión también solicitó bases de datos de víctimas y familiares de las Fuerzas Militares y Policías, afectados por acciones inherentes al conflicto armado, y protocolos para tratamiento de mujeres combatientes capturadas o desmovilizadas y procedimientos para evitar casos de discriminación o acosos en el interior de las Fuerzas Militares.
Ante la decisión presidencial, las reacciones del sector político no se hicieron esperar.

El exdirector del partido Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, dijo que la información reservada de las Fuerzas Militares es un tema de seguridad nacional, por lo que calificó de mal precedente que sea la Comisión de la Verdad la que promueva esta acción sin ningún tipo de protocolo legal.

Para la congresista de su partido, Margarita Restrepo, es “muy extraño” que para ese organismo extrajudicial sea prioridad investigar a militares.
“Ellos deberían estar investigando crímenes como el reclutamiento de menores, las violaciones a mujeres y niños, las rutas del narcotráfico”, precisó a través de su cuenta en Twitter.

Mientras que para Pastor Alape, uno de los jefes del nuevo partido Farc, esa comisión tiene el mandato de esclarecer lo ocurrido en el conflicto armado. “Esperamos que pueda llevar a cabo su importante labor sin trabas ni restricciones”, sostuvo el exjefe guerrillero que ahora comanda, tras la firma de la paz, el proceso de reincorporación de los excombatientes.

La Comisión para el Esclarecimiento de la
Verdad, la Convivencia y no Repetición es un órgano temporal y de carácter extrajudicial con un tiempo de vigencia de tres años.

Tenga en cuenta

La Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición además de solicitar información al Ministerio de Defensa, ya envió cartas a la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría General de la Nación, la Unidad de Víctimas, la Unidad de Tierras.

Así mismo, indicó el padre Francisco De Roux, presidente de la Comisión, que ya se hicieron solicitudes formales a la Comisión Latinoamericana de Derechos Humanos.

Mientras que el Centro Nacional de Memoria Histórica ya entregó los datos que se le habían pedido por parte de esa organizción extrajudicial.

“Tendremos protocolos de seguridad”
Francisco de Roux

Francisco de Roux, sacerdote jesuita.

Bernardo Peña / El País

Padre Francisco De Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, ¿por qué solicitar tanta información sobre protocolos internos de la Fuerza Pública?

Nosotros enviamos una carta interna al Ministerio del Interior, dentro de las conversaciones habituales que tenemos con esa cartera; son conversaciones respetuosas, serias, muy profesionales de lado y lado.

No tenemos explicación de por qué se filtró la carta, pero hacía parte de conversaciones internas. La comunicación tiene tres capítulos que son muy distintos, la mayor parte son documentos históricos, de los que tenemos copia; la segunda parte toca asuntos de inteligencia y contrainteligencia, para lo cual estamos facultados por decreto. Esa es información delicada, no nos la van a dar en forma de copias sino que vamos a ir allá a analizar esos temas; la tercera parte es una autorización para tener diálogos con personal de las Fuerzas Militares.

Los datos solicitados ¿son a partir de qué año?

Solicitamos información desde 1953, la pedimos amparados en el mandato de hacer un esclarecimiento de la verdad sobre todo lo que nos pasó en Colombia en el conflicto armado interno. Queremos que nos ayuden a entender la forma en la que el conflicto se originó y desarrolló.

¿Cuánto tiempo les tomaría analizar la documentación?

El análisis se desarrollará durante tres años. Nosotros tenemos un grupo significativo de personas con el que fuimos rigurosos en su selección para que analicen la información de la forma más prudente.

¿Cómo garantizarán que no haya filtraciones?

Toda la información tendrá una protección muy rigurosa, convenida con las partes que nos la entreguen, de tal manera que la protegeremos con protocolos muy serios. En segundo lugar, hay información que no recibiremos, sino que iremos a los sitios en donde está y la revisaremos directamente en los archivos en los que está contenida; otra la recibiremos por medio de diálogos como los que vamos a hacer con las víctimas.

¿Esa información se va a compartir con la JEP?

No, no necesariamente. Tenemos la obligación de no hacerlo, no podemos utilizar la información que allegamos de tipo histórico o confidencial para que eso sirva en procesos legales. El paso de información viene de la Justicia Transicional hacia nosotros cuando la necesitemos, no para aclarar justicia jurídica sino para comprender problemas históricos y humanos de la guerra, no podemos pasarle a la JEP la información, ni los testimonios que tenemos, porque debemos cuidar que nada de eso sea utilizado judicialmente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad