Conozca la 'dieta prodigiosa' que le ayudará a prevenir el cáncer y las enfermedades cardiacas

Escuchar este artículo

Conozca la 'dieta prodigiosa' que le ayudará a prevenir el cáncer y las enfermedades cardiacas

Julio 11, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Redacción de El País

La dieta de la enzima prodigiosa previene el cáncer, las enfermedades cardiacas y combate la obesidad.

¿Sabía que su salud depende de qué tan bien mantega las enzimas madre de su cuerpo? Eso afirma Hiromi Shinya, médico japonés que realizó la primera cirugía de colon sin incisión abdominal.Shinya sostiene que la enzima madre aparece cuando se le requiere y que es una enzima no especializada que da origen a más de 5.000 enzimas especializadas que desempeñan diferentes actividades en el cuerpo humano. La llama ‘enzima prodigiosa’, que juega un papel fundamental en la capacidad de curación del cuerpo. El médico, autor de ‘La enzima prodigiosa, una forma de vivir sin enfermar’ desarrolló la dieta del futuro que evitará las enfermedades cardíacas, curará el cáncer, detendrá la diabetes tipo 2, combatirá la obesidad y prevendrá padecimientos crónico degenerativos.Según Edward Howell, pionero en la investigación de las enzimas, el número de estas que un ser vivo puede producir en su vida está predeterminado y cuando este potencial enzimático se agota, la vida termina. Shinya explica que la sociedad moderna está llena de elementos que consumen nuestras enzimas madre, como son el alcohol, el tabaco, las drogas, los aditivos alimenticios, los químicos que se utilizan en la agroindustria, la contaminación ambiental, las ondas electromagnéticas y el estrés emocional. Todo ello se puede contrarrestar con la dieta y el estilo de vida de la enzima prodigiosa.Uno de los mitos que Shinya desecha es que el té verde alargue la vida y prevenga el cáncer. Él ha comprobado que produce problemas estomacales. Si bien los antioxidantes que contiene son un tipo de polifenoles que previenen o neutralizan los efectos dañinos de los radicales libres, cuando varios de estos se reúnen se convierten en tanino, sustancia que tiene un efecto negativo sobre la mucosa gástrica que recubre el estómago, produciendo problemas estomacales como úlceras.“Cuando uso un endoscopio para examinar el estómago de la gente que bebe regularmente té verde, chino, negro inglés o café, encuentro que su mucosa gástrica ha adelgazado, lo cual puede convertirse en cáncer estomacal”, dice Shinya, quien recomienda beber agua en lugar de té o hojas de té orgánico, o tomarlo después de la comida y no con el estómago vacío y limitarlo a 2 tazas diarias.Otro mito que busca derrumbar es que la carne vigoriza: los subproductos tóxicos de la grasa animal excesiva y la digestión de la proteína pueden dañar el ADN convirtiendo a las células en cancerígenas, dice.Además, la ingesta excesiva de proteína animal, especialmente de leche o de huevos, produce reacciones alérgicas. Las proteínas que no se han descompuesto en nutrientes entran en el torrente sanguíneo como sustancias ajenas a través de las paredes intestinales. Y son la causa del aumento de la incidencia de dermatitis atrópicas, urticarias, enfermedades del colágeno y colitis ulcerosa. El exceso de proteína puede generar una sobrecarga al hígado y a los riñones, y contribuye al déficit de atención en los niños, pues al producirse una deficiencia de calcio se irrita el sistema nervioso.Y hay más: según este médico la ingestión de carne daña los intestinos porque no contiene fibra sino una gran cantidad de grasa y colesterol. Hace que las paredes del colon se engrosen y se hagan rígidas. La falta de fibra genera un decremento en las heces en el colon, haciendo que trabaje más de lo normal, advierte.Esta es la dieta de la enzima prodigiosa• Lo ideal es mantener una relación de 85-90 % de alimentos vegetales y 10-15 % de alimentos de origen animal. • Los granos deben constituir el 50 % de su dieta, las verduras y frutas 35-40 % y los alimentos animales el 10-15 % del total. Coma granos sin refinar, pueden ser hasta el 50 % de su dieta. • Los alimentos animales deben venir de fuentes como los pescados, que tienen una temperatura corporal menor que la de los humanos y no congestiona las arterias.• Coma alimentos frescos y sin refinar, en su forma natural, de ser posible. • Evite la leche y los productos lácteos lo más posible. Las personas intolerantes a la lactosa, predispuestas a las alergias, deben evitarlos completamente. • Evite las margarinas, que contienen la mayor cantidad de ácidos grasos trans, los cuales están a sociados a hipertensión y enfermedades cardíacas. • Evite comer fritos más de una vez al mes. • Mastique bien (40-70 veces cada bocado). • Beba de 1 a 3 vasos de agua en la mañana, de 2 a 3, una hora antes de comer y de 2 a 3 una hora antes de cenar.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad