Avanza investigación contra el senador Ashton por delitos sexuales con menores

Avanza investigación contra el senador Ashton por delitos sexuales con menores

Noviembre 29, 2017 - 07:54 a.m. Por:
Colprensa
Álvaro Ashton

Álvaro Ashton, senador de la República.

Archivo Colprensa

El senador Álvaro Ashton pasó de ser investigado por el presunto pago para direccionar un proceso en la Corte Suprema de Justicia por ‘parapolítica’, a tener una denuncia y su correspondiente investigación por la presunta comisión de delitos contra la libertad sexual.

El asombro por señalamiento no puede ser menor, pues la investigación preliminar se originó tras el hallazgo de una llamada telefónica que le hizo Jesús Gregorio Madero, empleado del Hotel El Prado de Barranquilla al parecer sobre el ingreso clandestino de menores de edad, además de un reclamo porque en el hotel se habrían dado cuenta de que se trataba de menores.

Madero ya declaró ante un magistrado auxiliar y aseguró que la referencia a “niñas” es sólo un término y no una referencia a menores de edad:

Lea también: Corte investiga al senador Álvaro Ashton por presunto abuso sexual a menores

“No porque diga niñas van a ser niñas, es un término que yo utilizo, pero no necesariamente eran niñas. Es como cuando uno dice esa vieja ta' buena, no es vieja; vieja, es un término que utilicé”, señaló.

En la declaración que se extendió por más de media hora, Madero señaló que, si alguien llegaba al hotel preguntando por una persona y son menores, no pueden ser registradas.

“No recuerdo qué quise decir (…) Si la persona llega a recepción y no muestra el documento, no se registra, se hizo el procedimiento y no se registró”, agregó al indicar que no supo a qué iban las mujeres, ni en qué se desempeñaban.

“No mostraron el documento, pero podían tener 20 años por ahí”, agregó. Y preguntado sobre si recibió dinero de parte del senador Ashton, Madero afirmó a la Corte: “Para nada, para nada”.

Madero rindió declaración durante dos días y también fue visitado por la Fiscalía General de la Nación en el lugar donde trabaja actualmente, y aseguró que en la visita se sintió presionado.

“Él me estaba dando a entender que, si las muchachas eran menores de edad, me quitaban investigaciones. Yo estaba tranquilo de venir a decir la verdad”, dijo.

Ante esto, el funcionario de la Corte Suprema de Justicia que tomó la declaración explicó que el pasado 20 de noviembre se compulsaron copias a la Fiscalía para que se investigara la conducta de Madero y le preguntó si directamente los funcionarios de la entidad le pidieron que mintiera o incriminara al senador.

Ante esto, Madero dijo: “así directamente no (…) El fiscal se presentó, se identificó, me dijo que tenía una diligencia, que podía guardar silencio o que enseguida podía tomarme una declaración. Me leyeron un artículo, ‘usted está involucrado en esto, lo estoy investigando por esto y necesitamos que usted nos localice para que hable con nosotros, negociemos, yo lo meto en protección de testigos y yo le quito las investigaciones que tiene’”.

Recolección de pruebas

Esta es apenas una de las pruebas que se han recopilado en este proceso que cursa con el radicado 51.584 en el despacho del magistrado Eugenio Fernández de oficio.

Se pudo establecer que un magistrado auxiliar acudió a Barranquilla a tomar pruebas, que se hizo una inspección judicial al Hotel y que se están recopilando informaciones en entidades bancarias, en otros hoteles y con otros testigos quienes ya están identificados.

Además, se busca establecer quiénes eran las personas que iban a ingresar al hotel, su edad y ocupación.

Esta investigación cuenta con el apoyo del CTI de la Fiscalía General (dada la falta de investigadores propios de la Corte), que permitió en primer lugar escuchar las 90.347 interceptaciones telefónicas que se le hicieron a Ashton en el marco del proceso que se le adelanta por presuntos nexos con paramilitares.

La interceptación fue hallada por un magistrado auxiliar y por eso se ordenó abrir una investigación aparte a la de parapolítica, que tiene como hipótesis la presunta comisión de un delito “contra la libertad y el pudor sexual”.

Fuentes de la Corte explicaron que hasta el momento no hay elementos que permitan indicar que se trate un delito cometido contra menores de edad. “No se puede decir todavía, se está tratando de establecer si el supuesto de hecho ocurrió o no”, agregó la fuente.

La historia del proceso

La investigación por ‘parapolítica’ contra Ashton cursa desde el año 2008, tiene diez discos de información y ha pasado por las manos de, por lo menos, seis magistrados auxiliares antes de llegar al actual investigador.

En ese curso, el proceso inicialmente era un cuaderno y seis CD de interceptaciones. No obstante, solo hasta 2015 se descubrió que había cuatro más.

El magistrado Fernández tiene el caso por ‘parapolítica’ desde agosto de 2014 que consta hoy de siete cuadernos, 101 discos con declaraciones y 48 cuadernos anexos. Las últimas declaraciones al respecto se tomaron el día de ayer en Barranquilla a dos personas que supuestamente eran escoltas del jefe paramilitar con el que se relaciona a Ashton.

Datos

Ashton tiene además de este proceso y el de ‘parapolítica’, una por el caso del manejo de los bienes de la Dirección Nacional de Estupefacientes, una más por Odebrecht y otra por el ‘Cartel de la Toga’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad