'Yo cuido a Cali': casetas del tren se encuentran en el olvido

Escuchar este artículo

'Yo cuido a Cali': casetas del tren se encuentran en el olvido

Julio 09, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Andrés Felipe Carmona | Especial para El País
'Yo cuido a Cali': casetas del tren se encuentran en el olvido

Los malos olores son una constante en esos sitios.

Estos sitios están convertidos en basureros y refugio de habitantes de la calle.

Las doce casetas de vigilancia que están a lo largo de la línea férrea, en el norte y oriente de Cali, desde las que se prestaba el servicio de control al paso del tren, ahora son refugio de indigentes y depósito de basuras. Édgar Pabón Quijano, un maquinista jubilado de Ferrocarriles del Pacífico, cuenta que las casetas eran muy cómodas, tenían baño, cocina, una mesa para el café y un teléfono para coordinar con los demás operarios el cruce de las locomotoras. Ahora, Pabón Quijano se lamenta de verlas sumidas en el abandono.El extrabajador recuerda que antes de llegar a los pasoniveles, el maquinista debía pitar tres veces 300 metros antes de llegar a la parada y una vez más a solo cien metros. Hoy, estas construcciones son esqueletos de ladrillo llenos de basura y escombros, a los que muchos transeúntes evitan acercarse debido a los fétidos olores que expelen.Muchas casetas han sido desmanteladas por quienes venden en el Centro sus varillas de hierro, los marcos de las ventanas, así como las puertas. Según Bryan Correa, residente del barrio Industrial, en octubre del 2011 habitantes de la calle destruyeron con porras y picas la caseta de pasonivel que estaba en la Carrera 7 con Calle 34, para vender las tejas, varillas, aluminios y vidrios.Una de las construcciones con basura y escombros es la que está ubicada en la Carrera 7 con Calle 25A, cerca a la Terminal de Transportes. Aquí, habitantes de la calle han almacenado costales con escombros, plásticos y tejas. Al parecer, como una solución desesperada la caseta de la Carrera 7 con Calle 26 fue sellada con concreto en puertas y ventanas. “Lo que deberían hacer es recuperarlas para la regulación del tráfico en la zona”, dijo Jairo Quintero, transeúnte del sector.Más adelante, en la Calle 44 con Carrera 7, la caseta tiene los marcos de la ventana, pero no los vidrios. En su interior se repite la escena: basura, heces fecales y escombros.Otra de las construcciones abandonas, está en la Calle 47N con Carrera 7, la cual es usada como morada transitoria de habitantes de la calle. En su interior hay un colchón, una cobija y restos de comida en el suelo. De acuerdo con vecinos del sector, se trata de un sitio de paso, pues “no todos los días se les ve entrar y salir”.Pese al deterioro visible de estas casetas, Ferrocarriles del Pacífico, entidad a cargo de la concesión de la línea férrea del Pacífico, dijo que “todos los días hay personas haciendo mantenimiento y reparaciones en la línea férrea de la ciudad, hay un equipo de 50 personas trabajando en el mantenimiento”. Sin embargo, añadieron, para las labores de limpieza “se necesita también ayuda de la Policía y el Municipio. La responsabilidad debe ser compartida”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad