Voces y murmullos: el tiquete que se ahorró Cali gracias al presidente Iván Duque

Voces y murmullos: el tiquete que se ahorró Cali gracias al presidente Iván Duque

Septiembre 23, 2018 - 01:59 p.m. Por:
Redacción de El País 
Iván Duque en Cali

El presidente Iván Duque estuvo en Cali para la apertura del 21 congreso de la jurisdicción ordinaria

Wilmar Rios / El País

Al mejor estilo Armitage

Con su característico estilo de hablar desenfadado y ‘sin ‘filtro’, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, rompió el tedio de los discursos en el XXI Encuentro de la Justicia Ordinaria, que contó con la presencia del presidente Iván Duque el jueves en Cali.

“Quiero empezar dándole gracias al señor presidente Duque por haberme traído en su avión de Bogotá. Me ahorré un pasaje, o mejor, se lo ahorró el Municipio”, dijo el Mandatario rompiendo la sobriedad de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Y para rematar el discurso, agregó: “Perdonen que no haya leído esta presentación, pero yo nunca leo lo que me escriben”, lo que provocó, además de risas, aplausos.

Eso sí, el turno siguiente le correspondió a la gobernadora Dilian Francisca Toro, y al empezar su intervención anotó: “Yo sí leo lo que escribo”, dejando en claro los disímiles estilos de ambos mandatarios.

Lea también: Voces y Murmullos: ¿Armitage busca candidatos?, miden favorabilidad de Secretarios

Hágalo Ud. mismo

El gerente de la Empresa de Renovación Urbana de Cali, Emru, Nelson Londoño, es muy acucioso en su labor como funcionario público, pero también en su vida personal.

Así lo dejó ver en un reciente recorrido por los sectores donde quedará Ciudad Paraíso, el megaproyecto que busca renovar una zona deprimida del centro de Cali. Londoño aprovechó su visita al sitio donde quedan varias fábricas de muebles, para conseguir unos pequeños soportes de madera para ponerle más entrepaños a una estantería que tenía en su casa, al mejor estilo de hágalo usted mismo.

Londoño no tiene inconveniente en salir a pie desde el CAM, Calle 13 abajo hasta El Calvario y San Pascual a revisar cómo van las obras. Si por él fuera, se sumaría a hacer las demoliciones él mismo a ver si así avanza más rápido el proyecto.

Un “cargo chévere”

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, confesó ante los asistentes al Congreso de Confecámaras en Cartagena, que cuando el presidente Iván Duque lo llamó a ocupar esa cartera, él estaba de vacaciones en Londres y no lo pensó dos veces, pero le inquietaba su familia.

Le comentó muy entusiasmado a su esposa Margarita y ella, algo incrédula, pero más por el entusiasmo de él, no tuvo otra opción que apoyarlo pese a tamaña responsabilidad. De hecho, no era lo mismo estar cómodo en su oficina como Presidente de Fenalco que andar metido a su edad en complejos asuntos militares y de seguridad.
Para sus adentros, Botero confesó también que pese a muchas prevenciones “eso de ser Ministro era chévere y tenía su gracia”. El comentario causó de inmediato risas en el público.

Y como anécdota adicional relató que le “quedaba el problema de los hijos”, por lo que consultó el tema al expresidente Álvaro Uribe, quien le aconsejó: No le pregunte a la familia porque corre el riesgo de que le digan no. Y efectivamente, así lo hizo. “Solo les notifiqué y no les pregunté, por lo que estoy aquí hace 33 días, que han sido eternos porque el trabajo es duro”. Luego de esa última cita, hubo aplausos y más risas.

De viva voz

El pasado lunes, en el salón Consejo de Gobierno de la Alcaldía de Cali, durante el lanzamiento de la estrategia de seguridad Radar, el secretario de Seguridad y Justicia de la ciudad, Andrés Villamizar, no se percató de ensayar el micrófono, el cual, por fallas técnicas, tenía un efecto eco en la emisión de su discurso, lo que hacía que la voz del funcionario sonara como un robot.

Villamizar continuó la presentación hasta que los periodistas asistentes empezaron a bromear con la situación. “Yo puedo hablar fuerte, supongo que podemos no hacer uso del micrófono”, sugirió el Secretario antes de seguir con su ponencia a viva voz y sin interrupciones.

El método Climent para la juventud

El psiquiatra Carlos Climent, quien presenta su nuevo libro, titulado ‘Asuma la gerencia de su vida’, contó en entrevista con El País que cuando se jubiló de la universidad, hace más de 20 años, no se preparó para quedarse sin oficio por las mañanas.

Para no deprimirse, subía al Cerro de las Tres Cruces tres veces por semana, se compró un computador y aprendió a usarlo, se demoraba cuatro días en redactar media página, hasta que logró escribir una columna semanal usando solo dos dedos, y luego ajustó sus consultas de la tarde para que las mañanas sean productivas. Ahora, con más de 70 años, dice que ha llegado al mejor momento de su vida, sin afanes, sin odios, sin las presiones propias de la juventud y, sobre todo, compartiendo su experiencia clínica con otros.

El ‘padre’ Climent

Ahora que el padre Alberto Linero decidió renunciar al sacerdocio católico, es hora de recordar que padre no es solo el que lleva sotana. El psiquiatra Carlos Climent, en la misma entrevista con El País, reveló que muchos de sus pacientes se alivian solo con ser escuchados, “es el poder catártico de la palabra”, dice. Su consultorio, por tanto, es una especie de confesionario. Algunas veces sus pacientes se equivocan y le dicen “imagínese padre... perdón, doctor Climent”, así que se ha convertido en una especie de sacerdote, pero laico, sin sotana, y con confesionario.

Verde de la emoción

Más emocionados que los jugadores, así se vieron los directivos del Deportivo Cali en el palco presidencial, luego de la dramática clasificación del equipo a los cuartos de final de la Copa Suramericana por penales.

Luego del cobro final de Pepe Sand, que inclinó la serie a favor de los azucareros, el presidente del club, Juan Fernando Mejía, saltó feliz y se dio un efusivo abrazo con el vicepresidente, Marco Caicedo.
Los dirigentes esperan el próximo juego del certamen internacional (el gran objetivo del club este año), que será ante Santa Fe o Millonarios. ¿Cómo celebrarán?

¿Ahora caleño?

¿Recuerdan a Pedro Felicio Santos, el ex técnico del América de Cali? Después de su rápida salida del club escarlata por sus pésimos resultados con el equipo, no se había vuelto a saber del estratega portugués.

Bueno, hasta el pasado miércoles que apareció durante el partido que jugó el Deportivo Cali frente a Liga de Ecuador, por la Copa Suramericana. Pedro Felicio, más conocido en Cali como Pedrito de Portugal, se le vio junto al empresario de jugadores, Alex Ríos, saliendo del estadio de Palmaseca al término del juego.

Rumbo a Miss Universo

La caleña Valeria Morales Delgado, actual Señorita Valle, está en Medellín, donde participará en el certamen nacional ‘Rumbo a Miss Universo 2018’. El concurso se llevará a cabo en la Ciudad de las Flores el 30 de septiembre, cuando se elegirá a la representante colombiana que participará en Miss Universo 2018 (que será en Tailandia el 16 de diciembre). Valeria le contó a El País que su preparación, debido al poco tiempo, ha sido maratónica e intensiva.

La felicidad del ‘Pecoso’

El ambiente entre el cuerpo técnico del América y la prensa especializada ha cambiado del infierno al cielo. De la parquedad de Pedro Felicio Santos se pasó a la locuacidad de Fernando ‘Pecoso’ Castro, quien pone en aprietos a los encargados de la logística en el estadio, pues para las ruedas de prensa luego de los partidos apenas se otorgan doce minutos, y al nuevo técnico de ‘La mecha’ le gusta explayarse con el micrófono. Los reporteros se carcajean con las declaraciones de Fernando, que en la última rueda de prensa soltó una perla que nadie creyó: en toda su vida se ha enojado una sola vez. Lo que sí es cierto es que el ‘Pecoso’, después de haber ganado 10 puntos de los 12 disputados, es un hombre muy feliz.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad