Universidades de Cali se ponen 'a tono' con la discapacidad

Escuchar este artículo

Universidades de Cali se ponen 'a tono' con la discapacidad

Febrero 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
César Roldán* | Especial para El País

Las universidades de Cali están ofreciendo espacios y herramientas para la inclusión y bienestar de los estudiantes en condición de discapacidad.

Felipe se da cuenta de que llegó a su universidad, primero,  porque el carro pirata que lo lleva lo deja en la entrada peatonal y segundo, porque siente las pisadas rápidas y lentas de los estudiantes que están ingresando hacia las aulas de clase. Lea también: Personas con discapacidad buscan más inclusión social en Cali

Mientras se baja del vehículo esgrime su bastón metálico que se dobla en varias partes y camina con precaución unos cuantos metros hasta la plaza central a esperar que llegue alguno de sus compañeros, o como último recurso, solicitar la ayuda de quien su sentido del oído le avisa que está pasando por su lado. “Llego a la U y no sé para dónde coger, no conozco muy bien la ruta, los salones… la orientación espacial se dificulta un poco”.

Apenas lleva tres semanas estudiando en la Pontificia Universidad Javeriana y aún no puede orientarse bien. Debe llegar al Edificio Lagos (el cual no tiene sistema de ascensor) al salón 3-11, para asistir a la clase que más disfruta: humanidades.

Por fortuna,  Felipe puede contar con un acompañamiento personalizado, el del director de la carrera de derecho, José Alejandro Ariza, al cual puede contactar por teléfono celular en cualquier momento.

 Como a Felipe, la Javeriana brinda sus servicios a diez estudiantes más  en situación de discapacidad. Tiene, por ejemplo,  la sala de lectura ‘Anne Sullivan’ para apoyar los procesos de aprendizaje de alumnos con limitaciones visuales. Posee tres computadores conectados a una impresora con el software Winbraille, que permite traducir los textos en español, inglés y otros idiomas al braille.

Asimismo, cuenta con el software Jaws, un programa que le habla al estudiante para que este pueda manejar el equipo por medio de comandos.

Incluso,  la comunidad estudiantil se ha involucrado en el tema de la inclusión. Un caso para la muestra es Juan Camilo Gómez, estudiante de Diseño de la Comunicación Visual que está desarrollando para su proyecto de grado una herramienta que ayude a personas invidentes a orientarse en el campus, con estaciones que tengan mapas en braille y mecanismos especiales sobre el suelo que señalicen puntos de acceso y de evacuación.

Andrés Felipe Ordóñez de 19 años, uno de los diez mil ganadores de una beca completa que otorgó el Ministerio de Educación por medio del programa ‘Ser pilo paga’, en algún momento pensó que jamás pisaría una institución de educación superior, pero gracias a su talento y a la  ley estatutaria 1618 del 2013 pudo cristalizar su sueño: llegar a ser estudiante de derecho.

Efectivamente,  la ley 1681 de 2013 se creó para “garantizar y asegurar el ejercicio efectivo de los derechos de las personas con discapacidad, mediante la adopción de medidas de inclusión, acción afirmativa y de ajustes razonables y eliminando toda forma de discriminación por razón de discapacidad, en concordancia con la Ley 1346 de 2009”.

Las instituciones de educación superior en Cali adelantan múltiples esfuerzos en la parte logística y de infraestructura para cubrir las necesidades de personas en condición de discapacidad. Aquí, algunas de ellas:

*Estudiante del Semillero de Periodismo UAO-El País

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad